Balonmano Entrevistas

Balonmano y baile unidos con Las Pucela Dance

Al pensar en balonmano, la imagen son dos equipos de 7 componentes enfrentándose en el 40×20, vigilados de cerca por 2 jueces.
Pero para llegar a eso se necesitan otros “elementos” que, aunque no son propiamente balonmano, ayudan a engrandecer el espectáculo complementándole perfectamente.
Hay muchos ejemplos, como los ayudantes, utilleros, porteros, seguridad… pero esta vez nos centraremos en los animadores.
Sí, animadores (neutro, plural), ya que Las Pucela Dance son un grupo de jóvenes, chicos y chicas, que aman el baile.
Sus edades van desde los 14 hasta los 24 y todos ellos son de Valladolid y alrededores.
Su misión es entretener a los espectadores, llenando los pocos minutos en los que el juego se detiene.
Cada vez en más pabellones, ellos forman parte del espectáculo, y lo saben.
Y son tan conscientes de que deben aprovechar cada oportunidad, que no dudan en saltar al campo esquivando a jugadores y árbitros, para deleitar a los presentes en los que apenas 60 segundos de “tiempo muerto”.

Aunque en algunos países son verdaderos profesionales, aquí (al menos en Valladolid) no cobran, al margen de algún pequeño beneficio que les proporcione el patrocinador de turno.
Entrenan varios días por semana en Mojados, Portillo y Zaratán, que rematan en el propio pabellón unas horas antes de empezar.
Repiten sus ensayadas coreografías hasta rozar la perfección y parecer un solo cuerpo. Igual bailan la canción de moda, que flamenco, y todo ello acompañado de su correspondiente cambio de vestuario.
Las Pucela Dance acuden habitualmente a Huerta del Rey a los partidos del Bm. Atlético Valladolid y Bm. Aula, pero sus inicios se remontan al año 2004, donde crecieron junto al extinto Club Baloncesto Valladolid cuando militaba en ACB, y les siguieron acompañando en LEB.
También acuden a otros eventos deportivos de la ciudad, como Hockey CPLV, CB Ciudad de Valladolid, fútbol sala, o puntualmente acompañando al Real Valladolid de fútbol.
Y a la cabeza de estos apasionados se encuentra Eva Matesanz. Es natural de Arrabal de Portillo, y lleva el baile en la sangre. Desde hace más de 20 años dirige el Ballet Español Carmen Amaya de los Circuitos Escénicos de la Junta de Castilla y León, e imparte clases en varios pueblos de la provincia de Valladolid.

Pregunta. ¿Cómo surgió este grupo de animadoras?
Respuesta. Todo empezó en una Edición del Torneo Nacional de Baloncesto Villa de Olmedo donde José Orts, el director de marketing del extinto Forum Valladolid, vio bailar a algunas de mis bailarinas y se puso en contacto conmigo para llevarlas a bailar en los partidos de la ACB en el Polideportivo Pisuerga.

P. ¿Qué propició el cruce de caminos entre el balonmano y Las Pucela Dance?
R. Fue a través de las Bodegas Cuatro Rayas patrocinadoras del antiguo Club Balonmano Valladolid, a los que les agradezco la oportunidad que nos dieron de descubrir este apasionante deporte.

P. Díganos cómo compagina coordinar a Las Pucela Dance con su profesión de bailarina y profesora de danza.
R. Sinceramente… ¡a mis días les faltan horas! Jajaja. Intento organizarme lo mejor posible para compaginarlo todo.

P. No son profesionales y no cobran por esta actividad, pero tienen gastos de desplazamiento y vestuario. ¿Cómo se mantienen económicamente?
R. Como todos sabemos, llevamos unos años difíciles para el deporte a nivel de patrocinadores, por lo que entre todos nos vemos obligados a hacer un gran esfuerzo.

P. Aunque la mayor parte del grupo son chicas, poco a poco se van incorporando chicos. ¿Hace mucho que llegaron? ¿Cuesta que se abran a la experiencia del baile en público? ¿Qué tal se desenvuelven ellos en este mundo eminentemente femenino?
R. Los chicos llevan menos tiempo ya que en un principio el grupo estaba formado exclusivamente por bailarinas; sin embargo, se han adaptado estupendamente. Por suerte hoy en día, el baile no entiende de sexos.

P. ¿Se nota en el grupo la experiencia de los más veteranos?
R. Por supuesto que sí, sus conocimientos son muy importantes a la hora de salir a la pista a bailar, y hacen sentir cómodos y seguros a sus compañeros más jóvenes.

P. ¿La edad importa o influye en el baile?
R. La edad es fundamental, cuanto antes empieces a formarte como bailarín mejor, aunque está claro que siempre hay alguna excepción.

P. Cuéntenos si ha habido algún partido que recuerde con especial cariño o emoción.
R. Hay muchos partidos memorables, pero si tengo que elegir uno me quedo con el último del Bm. Atlético Valladolid en casa, contra el Bm. Antequera, donde celebramos el ascenso a Asobal. Fue muy emocionante escuchar cómo todo Huerta del Rey cantaba al unísono: “Vamos mi Pucela”.

P. Seguro que con la amplia experiencia atesorada habrá muchas anécdotas. ¿Nos puede relatar alguna?
R. Hay muchas, una de ellas fue un día en el que estábamos a punto de salir a la pista antes del partido para hacer el pasillo a los jugadores, y nos dimos cuenta de que faltaba una bailarina y no aparecía; resulta que le habíamos dejado encerrada en el vestuario. A partir de ese día, salen todas corriendo antes de que salga yo… ¡¡Jajaja!!

P. Debe ser muy complicado estar todo el partido pendientes del juego, esperando el momento de saltar al campo a la carrera y sin calentar. ¿Cómo consiguen los bailarines estar a punto para no lesionarse?
R. A la vez que animan durante todo el partido aprovechan a hacer estiramientos para no “quedarse frí@s”, sin dejar de bajar sus pompones y bufandas; pero he de reconocer que es más complicado de lo que parece.

P. ¿Les facilitan el acceso al pabellón o campo antes del partido para ensayar?
R. Normalmente si, siempre disponemos de la pista para repasar las coreografías, a no ser que haya algún evento antes, pero eso suele ser en contadas ocasiones.

P. Las coreografías van cambiando. ¿Cómo es el proceso desde elegir la melodía hasta adaptarla para su fin? ¿Intervienen los bailarines en él?
R. Me gusta apostar por los clásicos, pero intento estar al día de los éxitos del momento. Para crear una coreografía simplemente hay que escuchar la canción y dejarse llevar; es un arte. A veces algunas de mis bailarinas más veteranas aportan muy buenas ideas.

P. Eva, como directora de este grupo, díganos cómo les ve. ¿Qué es lo primero que se le pasa por la cabeza al pensar en ellos?
R. Estoy muy orgullosa de [email protected] ya que veo cómo se esfuerzan día a día, cómo se sacrifican y se quitan horas de salir, cómo se organizan sus horas de estudio y de trabajo para poder compaginarlo… y siempre saliendo a bailar con una sonrisa en la cara, siendo optimistas, viendo el lado bueno de la vida: “La vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia”. A veces me preguntan que por qué sonríen y yo contesto que les sale del corazón. Somos como una gran familia en la que nos ayudamos unos a otros; nos une la pasión por la danza.

Síganme en @2Solete y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, y sigan toda la información del balonmano en @SextoAnilloBm en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *