Crónicas

Eslovaquia se estrena en una EURO a lo grande

El conjunto balcánico se impuso por 1-2 a Rusia que se hunde en la clasificación a la espera del Gales – Inglaterra, en un encuentro muy lento y definido por los destellos de calidad de Weiss y Hamsik que le dio la victoria a su selección, frente a la desesperación y la ultraofensiva estrategia en los últimos compases del equipo de Slutski.

En los primeros minutos del encuentro, Rusia dominaba en la posesión con mucha calma y circulando el balón de una banda a otra, mientras Eslovenia se defendía bien, ya que no llegaba peligro a su área, y cuando tenía el balón creaba peligro en la portería defendida por Akinfeev. Se volvía tosca y sin ritmo en la pugna en el centro del campo, con algunos destellos por parte de los centrocampistas de ambos conjuntos.

La primera jugada de verdadero peligro vino por una buena presión por parte de los rusos en tres cuartos de campo y fue Dzyuba dribló en el área pero no pudo golpear limpiamente el esférico y se fue repelido el disparo. Para los eslovenos fue Hamsik quien intentó un disparo muy fuerte pero alejado del marco ruso, esto viene precedido por una pérdida de balón en la salida del equipo de Slustki.

Seguían intentando filtrar balones entre líneas los eslovacos, pero sin éxito, mientras Mak continuaba buscándole las cosquillas a su rival aunque no lo conseguía pues sus intenciones quedaban marcados por la frustración de la buena defensa rusa. La presencia del juego de contrataque eslovaco ayudaba a los rusos a plantarse en el campo, y esto ayudó a que Smolov empalmara un balón a bote pronto que salió muy desviado del arco de Kozacik. Dzyuba, con una buena jugada de gigante ruso, regateó a varios jugadores y buscó el penalti, pero logró un córner que quedó en nada.

En los momentos en los que Rusia llegaba a tocar el balón con fluidez, perdían el norte los eslovacos pues no seguían la marca, y esto permitía coger la espalda a los jugadores de Kozak. Las pérdidas rusas por su parte daban vida a los eslovacos que son rápidos a la contra e hicieron sufrir a los centrales Ignasevich y Berezutsky, pues no son especialmente rápidos los veteranos.

La mejor opción de la primera parte la tuvo Smolov, cuando buscó el palo corto de la meta eslovaca, pero se fue por muy poco, jugada precedida por un robo de Dzuyba que se hizo más grande aún. Las combinaciones del combinado rojo se sucedían y Smolov y Dzyuba volvían a las andadas, pero ni rastro de Kokorin, el jugador pasó muy inadvertido.

Weiss, tras un pase perfecto desde el centro del campo de Hamsik, rompe en velocidad, recoge el balón en el pico derecho del área defendida por Akinfeev, se frena, adquiere ángulo de disparo con un regate, y golpea al fondo de las mallas con un tiro con rosca al palo largo. Tras el gol eslovaco, dominaban en el esférico, pero Rusia trataba de llegar arriba hilando pases pero parecían no encontrar alguien que finalizara la jugada.

Cuando la primera parte parecía morir con el 0-1, un córner que sacan para Hamsik en corto, saca un zapatazo a la escuadra que remata en el palo largo y entra por el otro lado, la defensa rusa muy floja y sin agresividad.

La segunda mitad no distó mucho de la primera, ambos equipos imprimían un ritmo lento al partido, las posesiones parecían interminables de lo pasivas que eran, Rusia intentaba acortar distancias por medio de Shatov. Los rusos embotellaban a los eslovacos en el área y parecía no tener fin, el catenazzo en los 20 primeros minutos de los eslovacos se hacían notar. Rusia mediante jugadas rápidas que acaban con cuelgues al área, llevaba el peligro, aunque sin dar sus frutos.

Los pupilos de Slutski comenzaban a desesperarse y abroncarse unos a otros por fallar en los pases o equivocarse de receptor y perseguían el gol mediante centros al área pero no llegaba la oportunidad. Rusia ponía el 1-2 en el marcador, en este caso Glushakov remata de cabeza un centro buenísimo de Shatov, la pérdida de balón se produjo al impactar el balón en un delantero ruso cuando la zaga eslovaca intentaba despejar el balón.

La duda y la indecisión se adueñaban del conjunto de Kozak y el partido, a falta de 7 minutos para su conclusión, estaba en el punto que Rusia quería. Incómoda Eslovaquia y empujaba Rusia hacia el marco balcánico. Y así acabó el partido, con Rusia atacando con todo arriba y Eslovaquia refugiada en su área.

Foto vía: lavanguardia.com

Ficha técnica:

Once iniciales:

Eslovaquia: Kozácik; Hubokan, Durica, Skrtel, Pekarik; Kucka, Hrosovsky; Hamsik, Mak, Weiss; y Duda. Entrenador: Jan Kozak.

Rusia: Akinfeev; Shennikov, Ignasevich, V. Berezutski, Smolnikov; Neustädter, Golovin; Smolov, Shatov, Kokorin; y Dzyuba. Entrenador: Leonid Slutski.

Incidencias:

Goles: min. 34 Weiss, min 45 Hamsik, y Glushakov min. 79.

Cambios: Golovin por Mamaev min.45, Neustädter por Glushakov min. 45, Duda por Nemec min. 68, Weiss por Svento min. 71, Kokorin por Shirokov min. 75, y Mak por Duris min. 81.

Partido correspondiente a la 2ª jornada del grupo B.

Estadio: Stade Pierre-Mauroy, Lille Métropole.

Colegiado: Damir Skomina como árbitro principal (Comité esloveno), Jure Praprotnik (Comité esloveno) y Robert Vukan (Comité esloveno) como árbitros asistentes, Matej Jug (Comité esloveno) y Slavko Vinčić (Comité esloveno) como jueces de área y Jonas Eriksson (Comité sueco) como cuarto árbitro.

Síganme en @SantiMora06 y sigan toda la información y actualidad en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *