Balonmano Crónica Liga Guerreras Iberdrola

Un Base Villaverde motivado revive para triunfar en el derbi madrileño

Cinco meses después, Helvetia BM Alcobendas y BM Base Villaverde volvían a verse las caras en la máxima categoría del balonmano femenino español para protagonizar de nuevo el ya denominado derbi madrileño, un duelo con sabor a final que no dejaría a nadie indiferente.

Ambos equipos eran conocedores de la importancia de alzarse con la victoria. Las locales necesitaban los dos puntos para alejarse de la zona baja y poder recuperar sensaciones después de encajar tres derrotas consecutivas; mientras que las colegiales, por su parte, debían seguir demostrando que su lucha por la permanencia se mantiene como objetivo intacto a pesar de los achaques a los que se enfrentan continuamente por las lesiones.

Con carisma y determinación saltaron al 40×20 las visitantes, que desde los primeros compases querían marcar el ritmo del encuentro y dominar el marcador. Gozarían de una renta inicial a favor de tres goles, pero la temprana exclusión de Carmen Campos, clave en el liderazgo ofensivo de las suyas, facilitó la reacción rival para retornar a las tablas. Esta igualdad se mantendría tras una serie de imprecisiones y faltas técnicas en ambas escuadras, adquiriendo por momentos ritmos vertiginosos por las sucesivas salidas a la contra.

Pero fue entonces cuando Alcobendas encontró mayor movilidad en la circulación de balón, manejando mejor los tempos, con Nuria Andreu tomando la iniciativa y repartiendo juego. Las de Félix García encontrarían así la conexión entrelíneas con Silvia Ausás como pivote, que se deslizaba magistralmente por la línea de 6 metros. No obstante, Villaverde nunca bajaría los brazos, seguiría haciendo gala de su perseverancia, apretando tanto en ataque como en defensa. El rival no lograba despuntar para distanciarse por más de dos tantos y, poco a poco, se vería mermado ante las continuas ofensivas de las visitantes, que encontraban portería a través de Nerea Nieto para poner el 13-12 previo paso por vestuarios.

Tras el descanso, se iniciaba una segunda parte vibrante. Nada más comenzar Villaverde desaprovecharía la exclusión de Nora Azurmendi, encajando un parcial de 2-0 y teniendo que luchar frente a la máxima renta rival de tres goles en contra. Sin embargo, en su ofensiva aparecería una vez más la calidad técnica y táctica de su primera línea, con Lorena Montilla ejerciendo de batuta y apoyada por Campos y Nieto en los laterales, cuyas fijaciones y penetraciones sucesivas permitían quebrantar el bloque central de la defensa contraria.

De nuevo se imponía la igualdad en el marcador, reflejada en el 16-16, 17-17, 19-19 y el posterior 21-21. Las defensas eran cada vez más duras y correosas, facilitando la labor de ambas guardametas cuyas paradas se sucedían una y otra vez. La juvenil Sofía Bouyfounassen jugaría un papel determinante en estos compases, excelsa ejerciendo de avanzado en la defensa abierta planteada por Jorge Ruiz y dificultando demasiado el ataque rival, que no gozaba de la regularidad o el orden de antaño. Las de Alcobendas sólo encontraban portería a través de los lanzamientos exteriores de Gandulfo y Mónica Ausás, o gracias a la conexión con Alba García. Todo ello permitió, junto al arduo trabajo realizado por Andrea González para recibir el balón o en su lucha por los rebotes desde el pivote, que las de la capital aventajasen por la mínima (21-22) a falta de diez minutos.

Muchos nervios finales. Ataques más largos rozando el pasivo y blocajes defensivos, entre otros, obligaban a ambos entrenadores a pedir tiempo muerto para dar instrucciones a las suyas. La rivalidad entonces era máxima. Con posesión y a falta de noventa segundos Villaverde desaprovechaba la oportunidad de incrementar su diferencia a dos tantos para cerrar el encuentro. Alcobendas seguía teniendo posibilidades, y lo sabía, pero aparecería Patri Encinas de manera magistral. Doble parada en el último minuto que parecía determinar esta vez sí el devenir del partido. Pero no. Tendría la última Cardador para las locales a la contra después de recuperar la posesión y faltando diez segundos. Nueva parada soberbia de Encinas y alegría para Villaverde que, con el pitido final, se alzaba con el triunfo por la mínima, 22-23.

De esta forma, victoria para las visitantes después de un final de infarto. De nuevo el derbi madrileño no decepciona y concede dos puntos vitales y motivantes a un equipo que busca seguir recortando distancias a sus rivales directos para convertir el sueño de la salvación en una realidad.

FICHA TÉCNICA

Helvetia BM Alcobendas 22 (13+9): Mihaela Ciubanu (13 paradas) y Reyes García; Elena San José, María del Carmen Sánchez, Nora Azurmendi, Nuria Andreu (1), Noelia Cardador (3), Alba García (2), Teresa Francés (4), Macarena Gandulfo (4), Mónica Ausás (3), Silvia Ausás (3), Raquel Navas (2), Raquel Llopis.

BM Base Villaverde 23 (12+11): Patricia Encinas (20 paradas) y Nicole Wiggins; Nerea Nieto (11), Andrea González (1), Judith Fernández (1), Carmen Campos (5), Elena Lorenzo, Julia Iglesias, Natalia Montilla (1), Lorena Montilla (1), Elena Bartolomé (1), Moira Belda, Julia Díaz, Nerea Muñoz, Esther Cardador (2), Sofía Bouyfounassen.

Parciales: 1-4, 4-4, 6-7, 9-7, 10-9, 13-12 (descanso), 15-13, 17-16, 19-19, 21-22, 21-23, 22-23.

Árbitros: los andaluces Fernando Fernández Pérez y Alberto García Rodríguez. Excluyeron a Nuria Andreu, Mónica Ausás, Silvia Ausás y Nora Azurmendi (2) por parte de Alcobendas; y a Carmen Campos, Elena Bartolomé y Natalia Montilla por parte de Villaverde.

Partido correspondiente a la jornada número 15 de la Liga Loterías de Balonmano Femenino disputado en el Pabellón Municipal de los Sueños (Alcobendas) ante 200 espectadores.

Imagen destacada: as.com

Síganme en @RaquelMH3, y sigan toda la actualidad e información deportiva en @SextoAnillo (Twitter e Instagram) y Facebook.com/sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *