Análisis

Sergi Roberto, su momento ha llegado

Sergi Roberto nació en 1992 en Reus, donde dio sus primeros pasos en el mundo del fútbol. Con el objetivo de seguir avanzando en este mundo, se convirtió en jugador del Infantil del Nastic de Tarragona. Desde allí, pronto llamó la atención de grandes equipos como el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. Finalmente, terminaría incorporándose al Cadete del equipo catalán, donde ascendió hasta llegar al primer equipo.

Sergi comenzó a formar parte de la primera plantilla del F. C. Barcelona en la temporada 2013-2014 con el Tata. Aunque disputó algunos partidos, no comenzó a tener protagonismo hasta la temporada pasada. Entonces, Luis Enrique decidió reconvertirlo en lateral derecho debido a las necesidades de la plantilla.

Sergi Roberto celebrando con Rafinha en el filial del F. C. Barcelona. Foto: mundodeportivo.

Sergi Roberto es descaro, energía, fuerza, velocidad, ilusión, entrega, compromiso, ganas y fe; pero también es tranquilidad, calidad y polivalencia. El ejemplo más claro de todo ello lo encontramos en la remontada de la temporada pasada al París Saint-Germain. Ese día Sergi creyó, salió, luchó y remontó con un gol a pase de un mágico Neymar. Casi todos habíamos perdido la esperanza, pero él lo intentó y lo consiguió permitiéndonos soñar un poquito más.

Sergi marcando el gol de la remontada frente al PSG. Foto: miguelruizfcb.

El canterano es la imagen de lo que siempre ha gustado a los culés. Un joven criado en la Masía que luchó por el sueño de triunfar en el equipo de toda su vida. Además, es el ejemplo a seguir por todos esos jóvenes jugadores de las categorías inferiores que ven como, actualmente, no se les valora lo suficiente. Muchos deberían tomarle como referencia: durante muchas temporadas no jugó prácticamente ningún partido, pero siguió trabajando hasta conseguir triunfar en casa.

El joven de 25 años es un medio increíble, pero juegue donde juegue siempre lo hace bien. Destaca por su polivalencia y siempre cumple. Durante toda la temporada pasada se le exigió que fuera lateral derecho y no defraudó. A pesar de que se notaba que ese no era su puesto, trabajó como un loco para cumplir día a día con lo que se le pedía. Nadie puede tener una mala palabra hacia él.

Este año, con la llegada de Semedo, parecía que era el momento de verle en su puesto real: mediocentro. Sin embargo, parece que no va a ser así. Valverde le está confiando en multitud de ocasiones el lateral derecho. Quizá, el entrenador quiera premiar su trabajo con la titularidad sin prescindir del medio habitual (BusquetsIniestaRakitic). También puede ser que exista falta de confianza hacia el recién llegado Semedo, pero esta no parece ser la razón. El portugués ha rendido bastante bien cuando ha jugado, cumple y parece haberse adaptado con relativa rapidez al equipo.

Independientemente del motivo, muchos consideran que esto tendría que parar. Con alguien de garantías en el lateral derecho, Sergi Roberto rendiría más de mediocentro y aportaría mucho más al equipo. Además, teniendo en cuenta los últimos partidos del equipo, al Barcelona le vendrían muy bien frescura y novedad en el medio. Eso lo puede aportar a la perfección. Cierto es que algo tiene que ver Valverde para continuar así. No obstante, su visión de juego y su calidad unidas a la experiencia ganada los últimos años vendría de lujo.

Sergi en el entrenamiento anterior a su ultimo partido de Champions. Foto: miguelruizfcb.

En definitiva, el momento de aprovechar a Sergi Roberto ha llegado. Basta de experimentos y pónganle a jugar en su puesto. Quizá descubramos que no necesitamos fichajes y que tenemos en él, junto a Denis, al futuro medio campo culé. Solo lo sabremos, cuando se pruebe.

 

Síganme en @IreneBaile7 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *