Trail

El entrenamiento de fuerza en trail running. Consideraciones iniciales

Para muchos corredores hablar del trabajo de fuerza y gimnasio, está asociado a dos particularidades, la primera de ellas es la ganancia de peso y musculo, y la segunda, el miedo que percibimos cuando estamos minutos sin correr, entrenar significa correr y cambiar esa concepción no es fácil.

Pero en las siguientes líneas, se quiere aportar algunas consideraciones claves a tener en cuenta si queremos mejorar nuestra fuerza y por consiguiente nuestro rendimiento.

Mucho se ha escrito ya sobre los beneficios del entrenamiento de fuerza en corredores, pero aún así muchos de estos son reacios a incluir estas sesiones en sus rutinas de entrenamiento. En este post se aglutinan ciertas ventajas de incluir la fuerza en nuestros entrenamientos.

1.- Mejora de la economía de carrera: este es un aspecto clave en el rendimiento del corredor, ya que se trata del consumo de Oxigeno requerido para correr a una determinada velocidad. Pero ¿cómo puede mejorar mi economía de carrera el entrenamiento de fuerza? La fatiga muscular influye negativamente en esta, por tanto un buen entrenamiento de fuerza, retrasará esta y  mejorará notablemente nuestra economía de carrera.

2.- Estabilidad. El trabajo de fuerza no es solo cosa de nuestros miembros inferiores, sino que todo nuestro cuerpo debe trabajar como un todo, cobrando gran importancia nuestra zona abdominal y lumbo-pelvica. Mantener nuestro core fuerte, va a permitir que mejoremos la estabilidad, tanto en las subidas como en las bajadas, y por tanto un componente más para retrasar nuestra fatiga y mejorar nuestro rendimiento.

3.- Nos mantiene alejados de las lesiones: El mayor miedo del corredor son las lesiones, y por ello es fundamental trabajar la fuerza. Un desarrollo equilibrado de nuestro músculos implicados en la carrera, nos hare más fuertes y menos propensos a las lesiones. No solo los músculos se benefician de este trabajo, sino que las articulaciones y sus estructuras estarán más protegidas evitando así diferentes patologías.

4.- ¿Cuál es el momento óptimo para realizar el trabajo de fuerza? Cualquier momento es bueno para trabajar fuerza. En los corredores de montaña hasta las últimas semanas de entrenamiento es beneficioso este trabajo, solo es necesario saber que debemos trabajar en el momento oportuno. Por tanto comenzaremos la temporada con un trabajo más general de fuerza resistencia, con el que sentaremos los cimientos y reduciremos considerablemente nuestro riego de lesión. Conforme avance la temporada el trabajo de fuerza será más específico, realizando trabajo de fuerza explosiva y fuera máxima dinámica.

5.- ¿Cuántas sesiones de fuerza debo realizar a la semana? Eso depende siempre del tiempo del que dispongamos, pero si nos planificamos bien nuestros entrenamientos, deberíamos ser capaces de realizar uno o dos entrenamientos semanales de fuerza. Si en una misma sesión/día queremos realizar nuestro entrenamiento de carrera y fuerza, debemos priorizar el tipo de entrenamiento, haciendo siempre primero el más importante, y dejando entre ambos entrenamientos 4-6 horas de diferencia.

(Foto via: www.revistaazimut.com)

Síganme en @javier_culebras y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanilloo en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *