Crónica Fútbol Sala

Igualdad en octavos como forma de vida

Egipto celebra el pase a cuartos

La última jornada de octavos de final del mundial 2016 nos deparó tres encuentros cargados de igualdad, espectáculo, emoción y sorpresas. Todos los partidos acabaron igualados en el luminoso tanto en el primer acto como al final del tiempo reglamentario, siendo preciso acudir a la prorroga en todos los choques. Los dos enfrentamientos que abrían la jornada fueron muy dispares en lo que a cantidad de goles se refiere, Argentina apuró hasta el segundo tiempo de la prórroga para doblegar a Ucrania(1-0), mientras Tailandia y Azerbaiyán se daban un festín de goles para acabar con un espectacular 8-13 a favor de los azeríes. Por su parte Egipto venció 3-4 a Italia aupándose con la gran sorpresa de la jornada.

Argentina 1 – 0 Ucrania

Argentina se hizo dueña del encuentro desde el pitido inicial con una Ucrania agazapada en su territorio e intentado cazar alguna contra para llegar a meta rival. En los primeros compases, tres acciones ofensivas de Cristian Borruto repelidas por el meta Ivanyak daban cuenta de cómo iba a discurrir el partido. Sin embargo el ataque más peligroso de la primera parte lo protagonizaría Oleksandr Sokorin estrellando su disparo en el arco defendido por Sarmiento.

La reanudación trajo a un combinado albiceleste aun más intenso, con más presión y más ataque. Superó por completo a los ucranianos que se mantenían muy correctos en línea defensiva y si fallaban, estaba el Muro Ivanyak y los postes como aliados ucranianos para seguir manteniendo la igualdad inicial.

Llegó la prórroga, pero la vida siguió igual en el Coliseo Bicentenario de Bucaramanga. Nada cambió hasta los últimos compases de la prórroga, donde primeramente Ucrania pudo desigualar con una gran acción de Grystina que contuvo Nico Sarmiento y posteriormente Wilhem acabó su ofensiva de nuevo en la madera rival. El partido hacía presagiar que se vería una nueva tanda de penaltis, pero a falta de poco más de 1 minuto para la conclusión Cuzzolino perforaba la meta ucraniana desde los diez metros y daba a los sudamericanos el pase a cuartos.

  • El crack. Ivanyak volvía a la portería y a la capitanía ucraniana tras perderse el último encuentro por sanción. El alma mater de Ucrania consiguió mantener a su combinado vivo durante todo el partido con paradas de gran mérito. Nada pudo hacer en el minuto 49 cuando Argentina desde la línea de doble penalti conseguía el gol y un justo pase a la siguiente ronda.
  • El dato. Argentina y Ucrania se convirtieron en los equipos con más empates a cero de la historia de los mundiales (2); lo curioso del dato es que el anterior 0-0 también se produjo en un encuentro entre ambas selecciones.

Tailandia 8-13 Azerbaiyán

Partido marcado por la tragedia. Horas antes del inicio del choque el tailandés Sornwichian recibía la noticia del fallecimiento de su hermano pequeño en un accidente de moto en Tailandia; el dolor no impidió que el goleador disputara el encuentro, armándose de valor y con el apoyo de sus compañeros, aunque a buen seguro jugaría su partido más amargo.

Por su parte, Azerbaiyán afrontaba el encuentro con la máxima ilusión del debutante en la máxima competición del fútbol sala. Pese a ello eran los grandes favoritos para llevarse el partido y entraron más enchufados que sus rivales. Tailandia cometió errores impropios de este combinado en la salida de balón, propiciando que el combinado azerí se adelantara en el electrónico. Un tiempo muerto tras el 0-2 pedido por el técnico español Miguel Rodrigo hizo que Tailandia despertara y se pudiera ver ese choque de estilos que el partido prometía desde antes del pitido inicial. Comenzaron el intercambio de golpes entre ambas selecciones para llegar con tablas(4-4) al final del primer acto.

En la segunda parte Tailandia seguía creciendo abanderada por su mejor jugador, Suphawut Thuenklang, y conseguía su primera ventaja en el marcador. El partido era de ida y vuelta con constantes ataques de ambos equipos, paradas de los arqueros y goles en ambas porterías. Tras vivir un último minuto de auténtica locura que pudo decantar el partido para cualquier selección, se llegó al final del mismo con empate a siete tantos.

La prórroga se hacía presente en el que fue, sin duda, el mejor encuentro de lo que se lleva disputado de mundial. Azerbaiyán sacó a relucir su gran poderío físico para castigar al combinado tailandés cada fallo que tenían en el juego de portero-jugador. Tailandia se fue desinflando hasta llegar al final del encuentro con el definitivo 8-13. La Portugal de Ricardinho espera en cuartos a Azerbaiyán, que llegará con grandes ausencias por acumulación de tarjetas: el meta Huseynli, Vassoura y Fineo, se perderán este histórico encuentro de su selección.

  •  El crack. Suphawut Thuenklang, el pívot tailandés de 28 años está siendo una de las grandes revelaciones del campeonato. Su movilidad como pívot lo hace un jugador diferente, acompañado de su garra a la hora de disputar cualquier balón, su olfato goleador y su generosidad para regalar asistencias, hacen de este jugador uno de los personajes que se recordarán en el mundial de Colombia.
  • El dato, el festín goleador (21 tantos) hizo que se convirtiera en el partido con mayor número de goles anotados hasta la fecha en un mundial e igualara el empate con más goles en una fase mundial, que hasta ayer, lo compartían España y Rusia desde 1992.

Italia 3-4 Egipto

El último encuentro de octavos deparó la gran sorpresa de la noche. Egipto apuró a la prórroga para eliminar al combinado azzurri por un gol de diferencia en el Coliseo el Pueblo de Cali.

Italia comenzó mejor el choque arrinconando a los norteafricano que no conseguían encontrar salida a su juego ofensivo, pero el combinado europeo se topó con la iluminación del meta egipcio Gamal Abdelnaser y la calidad del pívot Elashiwal para ir a remolque en el primer acto (0-1 y 1-2). La gran capacidad italiana hizo que las ventajas egipcias duraran menos de un minuto y empató el encuentro en ambas ocasiones para llegar al descanso con empate a dos.

El segundo acto discurría por los mismo derroteros, una Italia que dominaba y una Egipto que se agazapaba en línea defensiva y encontraba en Moza su jugador mas desequilibrante para seguir metiendo en alguna ocasión el miedo a los transalpinos. Volvían a adelantarse los faraones, y con la misma tónica de los anteriores empates Italia conseguía igualar el choque en menos de un minuto. El partido (3-3) se veía abocado a la última prórroga de la jornada.

El guión de la prorroga no distaba diferencia de lo visto en el tiempo reglamentario, pero llegó el momento histórico, un balón en largo para el pívot egipcio hizo que se parara el tiempo, eludió al meta Mammarella y consiguió el cuarto tanto para el equipo que jugaba de visitante. La sorpresa había llegado a Colombia e Italia hacia las maletas antes de lo esperado.

  • El crack, el interesantísimo pívot egipcio, Abdelrahman Elashiwal, se erigió como la estrella del encuentro al anotar tres tantos en el mismo y conducir a su selección a una cita con la historia en cuartos de final ante Argentina.
  • El dato, pase lo que pase en lo que queda de mundial, este campeonato nos depara una final inédita, ya que en esta parte del cuadro era la selección italiana el único equipo que había tenido la fortuna de disputar una final mundialística.

Foto destacada vía:

Sígueme en @CalvacheNano y sigue toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en @SextoAFutsal, en facebook.com/SextoAnillo o en nuestro Instagram: SextoAnillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *