ATP Reportajes Tenis WTA

Campeones de Wimbledon (2000-2010)

El cambio de siglo supuso un gran cambio en la historia en todos los sentidos y en Wimbledon no fue la excepción. La primera década dejó cambios significativos para la religión, la tecnología y la sociedad en general; en cuanto al tenis se refiere, marcó definitivamente un cambio generacional con la culminación de varias estrellas y el surgimiento de algunas otras que, hoy en día, ya aseguraron su lugar en la historia de este deporte.

En el año 2000 se consumó la que hasta ese momento había sido la carrera más exitosa para un tenista en cuanto a torneos de Grand Slam se refiere. Pete Sampras venció a Patrick Rafter en cuatro sets para así alcanzar su séptimo Wimbledon y decimo cuarto major. Pistol Pete no volvió a ser campeón en un Grand Slam y se retiró cuatro años después de su última hazaña.

En la etapa que comprende desde el año 2000 al 2010, el tenis femenino en Wimbledon tuvo que acostumbrarse a escuchar, en su gran mayoría, un solo apellido: Williams. Las hermanas Serena Venus dominaron ampliamente al resto de jugadoras en el pasto de Londres. Venus inauguró su palmarés de Grand Slams en la edición del 2000 en la que venció a Lindsay Davenport con un contundente 6-3 y 7-6(3), logro que repetiría al año siguiente, en el 2001, ya que derrotó en la final a la belga Justine Henin, esta vez con un marcador de 6-1, 3-6 y 6-1.

En el lado masculino, el 2001 regaló a todo el mundo la que sería quizás la mayor sorpresa en la historia del tenis. La realidad superó a la ficción cuando Goran Ivanisevic, preclasificado número 125 del ranking, venciera a Patrick Rafter en un duelo de cinco sets que terminó a favor del croata por 6-3, 3-6, 6-3, 2-6 y 9-7. Goran escribió su nombre con tinta permanente en la historia al ser el campeón con el peor ranking de la historia.

Ivanisevic celebrando el trofeo junto a Rafter (http://i.eurosport.com/)

En el 2002, Lleyton Hewitt terminaría con la gran temporada que hasta entonces había realizado David Nalbandian al vencerlo en sets corridos 6-1, 6-3 y 6-2, para así adjudicarse su segundo Wimbledon y último Grand Slam. En el sector de las damas, sería el turno para la menor de las Williams. Serena venció en la final a su hermana y hasta entonces campeona del certamen Venus Williams con un marcador de 7-6(4) y 6-3, escenario que ambas estadounidenses repetirían en el 2003 cuando se volvieran a ver las caras en la final, que terminó con el mismo resultado: Serena Williams se alzó con la bandeja dorada para así ganar sus dos primeros Wimbledon de manera consecutiva.

La historia del tenis cambió en el año de 2003. Roger Federer venció en la final a Mark Philippoussis en sets corridos para dar a conocer al mundo quién sería la nueva cara del deporte blanco. Con esta victoria, Federer inauguraría oficialmente su legado en Londres, ya que repitió el título en los cuatro años siguientes, hazaña que lo convirtió en el segundo hombre de la Era Abierta, por detrás de Björn Borg, en ganar el torneo cinco veces seguidas. Roger ganó su segundo y tercer Wimbledon frente al estadounidense Andy Roddick, y su cuarta y quinta corona frente al español Rafael Nadal. 

El 2004 puso fin a cuatro títulos consecutivos conseguidos por las hermanas Williams cuando la entonces joven de tan solo 17 años, María Sharapova, se impuso a la entonces actual campeona del torneo, Serena Williams, con un sorprendente resultado de 6-1 y 6-4. De este modo, Sharapova ganaría el primer torneo grande de su carrera. Al año siguiente habría una nueva edición de la final del año 2000, cuando se enfrentaran nuevamente en la última estancia Venus Williams y Lindsay Davenport. El resultado fue el mismo al de cinco años atrás; Venus resultó victoriosa, esta vez con un 4-6, 7-6(4) y 9-7, para conseguir su tercer Wimbledon.

Sharápova festejando su victoria a los 17 años (http://i.dailymail.co.uk/)

Amelié Mauresmo dio a conocer su rostro en Wimbledon en el 2006 cuando se convirtió en campeona, derrotando 2-6, 6-3 y 6-4 a Justine Henin para obtener su segunda corona de Grand Slam. Los dos años siguientes volvieron a ser para la mayor de las Williams; Venus volvió a ganar en Londres dos coronas consecutivas, al vencer en 2007 a Marion Bartoli 6-4 y 6-1, y en 2008, en un nuevo duelo de hermanas, a Serena Williams en sets corridos con un 7-5 y 6-4.

El año de 2008 será recordado en el All England Lawn Tennis and Croquet Club por haber hospedado el que para muchos ha sido el mejor partido de la historia del tenis. Rafael Nadal venció a Roger Federer luego de cinco sets, 4 horas y 48 minutos y un resultado de 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8) y 9-7 en un partido que ha alcanzado la inmortalidad al igual que su protagonistas. Federer salvó tres bolas durante el partido, una de ellas en el cuarto set para después forzar al quinto y definitivo. Después de este encuentro, Rafael Nadal se convertiría por primera vez en su carrera en el número uno del mundo.

Roger Federer encontraría en el 2009 la oportunidad de volver a tomar lo que por un lustro le perteneció, y así lo hizo. En una final maratónica, venció nuevamente a Andy Roddick con parciales de 5-7, 7-6(6), 7-6(6), 3-6 y 16-14. Ese día, el suizo se convirtió en el hombre con más títulos de Grand Slam en la historia del tenis, superando a Pete Sampras, quien había establecido ese récord nueve años atrás. El suizo volvía a reinar nuevamente en Londres.

Roger Federer besando el título de 2009 (http://wilsontennis.files.wordpress.com/)

El 2009 y el 2010 fueron completamente para Serena Williams. La norteamericana sostuvo de nueva cuenta un partido familiar frente a su hermana Venus, a quien derrotó en sets seguidos con parciales de 7-6(3) y 6-2 en el 2009 y un año más tarde vencería en la final a Vera Zvonareva de manera contundente 6-3 y 6-2 para conseguir lo que entonces significaba su cuarta corona en Londres. Wimbledon le seguía perteneciendo a una Williams.

Luego de ausentarse en el 2009 por lesión, Rafael Nadal llegaba a Wimbledon en el 2010 con la intención de conquistar el título que un año atrás no pudo defender. Se vio en la final contra el checo Tomas Berdych y lo venció en sets corridos con parciales de 6-3, 7-5 y 6-4. Así, Nadal obtuvo su segundo título en Wimbledon y su entonces octavo trofeo de Grand Slam.

Wimbledon es sinónimo de emoción, pasión, alegría, sorpresa y elegancia, y lo demuestra cada año y lo hizo también durante una década. La primera década del segundo milenio será recordada como aquella en donde Sampras terminó de forjar su legado; donde las Williams demostraron ser más dominantes que cualquier otra jugadora del circuito; como aquella década en la que el tenis y el mundo conocieron a Roger Federer, a su estilo elegante y a su tenis dominador; aquella década en la que se atestiguó el mejor partido de la historia. La década en la que Wimbledon demostró toda la magia que su atmósfera posee.

Foto vía: tiemporeal.mx

Síganme en Twitter en @rr_camacho y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *