ATP Crónica Tenis

Cabal y Farah imperan en New York y conquistan el sueño americano ¡Campeones del US Open! (2)

Esta es la segunda entrega de la crónica de otra histórica final en el US Open. Es la final de dobles, final en español, con tres latinoamericanos, un español, y campeones colombianos: Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

Luego de vivir la primera parte, sigue disfrutando del desenlace de esta historia dorada para el tenis hispanoparlante, sudamericano, y colombiano. Todo, con el sello característico de Sexto Anillo.

Con Jacobo Cabal como espectador VIP, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, reciben los flashes de las cámaras en la ceremonia de premación de la final de dobles masculina. Imagen: @Fedecoltenis

Segundo set, capítulo final. Cabal/Farah y un paso más hacia la grandeza

Con las cosas más complicadas para Zeballos y Granollers, la presión crecía en el performance de la pareja. Sin embargo, tal y como fue en todo el desarrollo del partido, hallaban las fuerzas para continuar y escapar de los embates colombianos.

La presión en los turnos de saque por parte de Cabal y Farah fue fundamental. Las devoluciones profundas, aliadas en el partido, fueron lo que ayudó a generar seis oportunidades de quiebre más. Sin embargo, no se pudo concretar ninguna hasta los inicios del set.

Algo que ayudó a la dupla hispanoargentina a salir avante, fue el observar una falta de coordinación en los movimientos de los colombianos.

Un partido con intensidad. Imagen: EFE.

En al menos dos oportunidades, se les vio elegir al mismo tiempo los mismos lugares de la pista para sus desplazamientos. Un momento de desconcentración de los colombianos que sus rivales supieron aprovechar bien.

Los colombianos seguían inquietando bastante, pero Zeballos y Granollers hallaban siempre la mano salvadora para sacar sus turnos de saque adelante.

Farah, quien se notó siempre más tenso, concedió la primera doble falta del segundo set. Sin embargo, su partner lo rescataba convirtiendo puntos defensivos en ganadores, atacando con smashes.

Aquello, era un impulso para Robert, quien sí estaba fino con su revés. Varios de sus mejores impactos, eran el mazo en el que se convirtió su revés a dos manos.

Marcel Granollers (izq) y Horacio Zeballos (der) en acción. Imagen: AFP.

El partido estaba llegando a niveles de máxima entrega: un punto álgido de pelotas profundas cruzadas entre Cabal y Zeballos, terminó con un error no forzado del argentino. Aquello generó tres nuevos break pionts que no pudieron ser concretados.

Zeballos y Granollers seguían batallando contra sus inseguridades, pero esta vez, era Granollers quien se equivocaba. Dos errores imperdonables con dos smash expeditos fuera de la pista. Por fortuna para ellos, el servicio del español le respondió.

A estas alturas, Zeballos y Granollers se veían más como un híbrido entre escapistas y tenistas. El trámite así lo decantaba.

El momento clave del segundo set

Peo no todo era para los colombianos. Con un 4-3 a favor para la Zeballos y Granollers, Farah por fin desnudó sus fallas.

Un error no forzado, sumado a una nueva doble falta, generaron un break point. Aquella cadena de errores de Robert, terminó con un error carísimo de volea que quedó en la red.

Increíblemente, y apenas a la primera oportunidad de quiebre, el español y el argentino lograban quebrar. Era el momento que esperaban, pues se lograron adelantar con autoridad en el set. Ya con un 5-3 y servicio, tenían todo a su merced para igualar el partido.

Zeballos y Granollers también tuvieron sus buenos momentos en el partido. Imagen: @ESPNtenis.

Sin embargo, y como reza aquel refrán: Lo que por agua viene, por agua se va. Esta vez, lo sservicios erráticos corrían por cuenta de Zeballos. Esto, sumado a las devoluciones profundas, hicieron que inmediatamente llegaran dos break pionts para los colombianos.

Y tal y como hace unos instantes atrás le pasó a Farah, ahora una seguidilla de errores de Zeballos terminaron con una derecha larga. Así, el argentino le devolvió favores a sus rivales. Los N°1 se sacudieron rápido de aquella concesión otorgada y regresaron al set.

A partir de allí, el partido nunca se fue de los colombianos

De pasar a un game de perder el set (3-5), a ganar cuatro en forma consecutiva. El no aprovechar semejante situación, se convirtió en una carga psicológica para Zeballos y Granollers.

A esto se le suma lo inspirado que estaba Cabal. Sus reflejos felinos en un punto, en un cruce de disparos en la zona del ‘minitenis’, los transformó en un globo magistral que indujo a Zeballos al error. Aquello hizo entrar en ebullición a la pareja ganadora en Montreal.

Ya igualados a cinco games por bando, llegaron tres break pionts más para los colombianos. A la segunda oportunidad de quiebre, el colombian Power logró hacerse con el segundo rompimiento de servicio consecutivo.

Las cosas se pusieron 6-5 y servicio para los sudamericanos. El segundo Grand Slam consecutivo se avecinaba.

Llegaba el momento de gloria y de máxima responsabilidad a la vez para Farah. Pareciera que el destino lo eligiera para definir como redención ante su juego inestable. El primer set lo definió su servicio, mientras que ahora, en sus manos estaba darle a Colombia su segundo momento de éxtasis tenístico en tan solo dos meses.

La templanza que no estuvo presente en otros momentos, aquí sí se hizo presente. Farah hilvanó varios primeros servicios abiertos, y estando 40-15, el júbilo llegó. Un nuevo saque abierto, finalizó en una devolución tan larga y relajante como nunca.

Celebración absoluta. Imagen: EFE

La bola se suspendió tanto en el aire, que incluso si querían, Farah y Cabal podían darse un tiempo para fundirse en un abrazo antes de culminar el punto y el partido. De hecho, Cabal abrió sus brazos en señal de vitoreo, pero sabía que había que impactar la bola por última vez.

Aquella definición con la que sueña todo tenista desde niño llegó. Con un smash tan sencillo como incontestable, Cabal sentenció todo, y asimismo, encendió la fiesta en el Arthur Ashe, que era una colonia colombiana. Mientras tanto, en su país, se volvió a hablar de tenis en todo el día.

Todo terminó, y con un 7-5 final, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah volvieron a hacerse inmortales en el tenis. Segunda final de un Major, segundo título.

Ante la mirada del pequeño Jacobo, hijo de Cabal, los colombianos expandieron su reinado. Hoy, decretan con autoridad inapelable que son los vigentes campeones del US Open 2019.

Este es el 16° título alcanzado por esta fantástica dupla en 10 países distintos. Hasta hoy han ganado:

  • Dos Grand Slam (Wimbledon-US Open)
  • Dos Masters 1000 (Roma 2018-2019)
  • Tres ATP 500 (Río de Janeiro x2, Barcelona)
  • Nueve ATP 250

También, Cabal y Farah se convierten en la sexta pareja en la Era Abierta en ganar Wimbledon y el US Open. Por si fuera poco, son la tercera pareja que lo logra desde el 2003 (Bjorkman/Woodbridge en 2003; Bryan/Sock en 2018). Y mejor todavía, son la primer pareja sudamericana que gana el US Open en la Era Abierta.

¡Enhorabuena para el tenis de Colombia y de Sudamérica!.

A partir del lunes próximo, Cabal y Farah serán los N°1 del mundo hasta el final de 2019. Pero además, Horacio Zeballos llegará al N°3 del mundo en el ránking de dobles. Esto, en un escalafón en el que también hace presencia Marcelo Melo (BRA) en la 5° posición.

No cabe ninguna duda, en el tour se toma café. Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, son los emperadores del tenis mundial en modalidad de dobles.

No se sabe cuánto dure su reinado, lo cierto, es que quieren más, y van por más. US Open 2019, un Grand Slam con el sello ¡Colombian Power!

Un año soñado para los campeones de Wimbledon, US Open, y parte del equipo colombiano en las finales de la Copa Davis. Imagen: Justin Lane / EFE / EPA

Imagen destacada: Justin Lane / EFE / EPA

 

 

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *