ATP Crónica Tenis

Roberto Bautista Agut, intruso entre el ‘Big Three’, llega a su primera semifinal de Wimbledon

En un encuentro atrapante y disputado, el español Roberto Bautista Agut terminó con el sueño del argentino Guido Pella.

Tras 3 horas y 7 minutos, y con parciales 7-5, 4-6, 6-3, y 3-6 el tenista español se acredita como el segundo clasificado a las semifinales de Wimbledon.

La pista 1 del All England Lawn Tennis club abrió sus puertas para recibir el segundo duelo de los cuartos de final del tercer Grand Slam del año.

Con Nadal, Bautista Agut configura la primera dupla española en lograr simultáneamente las semifinales de Wimbledon en la historia.
Imagen: @BautistaAgut Twitter.

El camino hacia los cuartos de final

Bautista Agut y Pella se enfrentaban por tercera vez, con sendas victorias para el tenista español. Los dos antecedentes datan de Australia 2017, y Munich en el presente año. Este, era su primer enfrentaminto en césped.

Se auguraba un partido particularmente especial dadas las circunstancias en las que ambos jugadores llegaban a esta instancia. Por los lados del español, había logrado encadenar un Grand Slam perfecto, en el que no había perdido ni un set.

Los enfrentamientos previos entre Bautista Agut y Pella, pronosticaban un favoritismo hacia el español.
Imagen: ATP.

El camino del N°22 del mundo era quizá, con el de Novak Djokovic, el más tranquilo que se haya transitado entre los jugadores que componen el cuadro principal masculino del torneo. A esta instancia llegó tras derrotar a Peter Gojowczyk (GER), Steve Darcis (BEL), Karen Khachanov (RUS), y Benoit Paire (FRA).

Quizá el partido más reñido que tuvo que sortear el español, fue el que le ganó al ruso Khachanov, con quien tuvo que disputar un tie break. 

Mientras tanto, el tenista argentino había logrado varios hitos en lo que hasta este partido, fue un torneo digno de heroísmo. Pella dió cuenta de dos finalistas de Wimbledon de ediciones anteriores: Kevin Anderson (RSA) en tercera ronda, y Milos Raonic (CAN) en cuarta ronda.

Los pergaminos de los rivales que enfrentó y derrotó el argentino lograron acaparar la atención de todos en el torneo. Tanto Anderson, como Raonic habían sido los finalistas de las ediciones 2018 y 2016 respectivamente.

Específicamente el enfrentamiento con el canadiense hizo llenar todos los titulares de los diarios especializados. Pella acudió a la famosa garra y espíritu competitivo del argentino para levantar un partido que tenía dos sets abajo.

Este choque se definió dramáticamente en un quinto set, por 8-6 y en 3 horas y 42 minutos en el crepúsculo londinense.

Todo este recorrido era la carta de presentación del número 26 del mundo, que rompía barreras y se ganaba el reconocimiento de todos en el certámen.

Así las cosas, se daba inicio a un duelo inédito, pero que no por eso dejaba de ser atrayente, en el césped sagrado.

Bautista Agut, el primero en imponer sus condiciones, y otra lucha para Pella

El trámite del primer set del encuentro correspondió ampliamente con las expectativas que se tenían de este encuentro. Se vislumbraba una lucha igualada entre los dos tenistas, y así fue.

Recién en el primer game del encuentro, se presentaban las dos primeras oportunidades de quiebre a favor de Baustista Agut. El español, comenzó a hacer uso de su derecha cruzada para atacar el revés de su rival, y en la primera de las dos chances de rotura que se le presentaron (15-40), no tituveó y se llevó el primer juego del partido.

El tenista nacido en Castellón de la Plana, confirmó el quiebre, y tras defender su juego de saque, lideraba de pleno el encuentro en sus albores. Esto representaba desde ya una nueva lucha con la que Pella tenía que lidiar.

Guido Pella (ARG) lo intentó, pero no fue suficiente para él y un torneo memorable. Imagen: Twitter.

El partido siguió su rumbo, encauzado por un intercambio de golpes cruzados en el que predominó el uso del spin por parte de los dos jugadores. Los efectos son los protagonistas en su juego y así se lo hicieron ver a los asistentes al encuentro.

No sucedieron grandes novedades, hasta que en el octavo game, justo antes de que la presión comenzara a invadir las decisiones de Pella, el argentino lograba golpear.

Tal y como la lucha que ha sido el torneo, este 3-4 dejó seis oportunidades de quiebre para el argentino, sin poder definir en las cinco primeras. La sexta fue la vencida, y así, Guido logró equiparar el marcador. 4-4, y de nuevo a intentar imponerse.

La paridad en la que se encumbraba el match, se dirimió nuevamente en el game N°11. Pella intentaba aplicar más variantes a su juego, pero el deseo de imponer sus condiciones y arriesgar, terminó por costarle caro.

En su juego de servicio, el argentino, nacido en Bahía Blanca, intentó hacer uso de los drop shots, pero sin la suficiencia requerida, a lo que Bautista Agut respondía con passings cruzados con relativa facilidad.

Bautista Agut supo que era la oportunidad definitiva y que no la debía desaprovechar. Tras un ataque al revés de su rival, el español logró quebrar nuevamente, y con un 6-5 y servicio a favor, tuvo a su merced la posibilidad de llevarse el primer capítulo del partido.

Un juego en limpio (40-0), le otorgó el primer parcial a Bautista Agut, y lo ponía adelante en la pelea.

Segundo set, segundo paso de Bautista Agut

La pelea del primer parcial, dejó la primera marca, el primer rastro en Guido Pella. El argentino hizo uso de la asistencia médica para recibir un pequeño vendaje en el dedo medio de su mano izquierda.

Luego de unos minutos, las acciones se reiniciaron. Y como inició el primer set, inició el segundo. Nuevamente Pella arrancó con dudas en su juego de fondo, y lo terminó pagando.

Una combinación de una doble falta y tres errores no forzados, dos de revés y uno de derecha, terminaron por cederle el liderato a Bautista Agut, que hizo su aporte para conseguir el game con un winner de derecha.

El tenista español comenzó a hacerse fuerte con su servicio, y a su vez aumentaba su consistencia en sus golpes y sus desplazamientos para cometer muy pocos errores no forzados.

Se confirmaría el quiebre, y el ganador de los dos enfrentamientos previos entre ambos volvía a confirmar su supremacía en el match. La propuesta agresiva de ataques con la derecha y una alta carga de efecto fue la aliada de Bautista Agut.

Pella también tenía sus chances de volver al partido, pero a diferencia del español, no supo concretarlas. El argentino flaqueó en los momentos importantes, como una única oportunidad en el cuarto game del set por dejar que Bautista Agut le presionara su revés y dejara escapar esa mina de oro.

El set continuó con normalidad, con cada uno implementando su juego, y con Pella intentando más ataque y golpes planos, pero sin efecto en su rival.

Un único quiebre bastó para que Bautista Agut se adueñara del segundo set por 6-4 en 44 minutos. Era otro paso más cerca en su objetivo de lograr la semifinal.

Pero por otro lado, esta era otra ocasión más en la que Pella tendría que verse obligado a acudir a una extenuante lucha si quiería remontar por segunda vez consecutiva un partido de dos sets en contra. Repetir esta hazaña sería digna de una historia legendaria en Wimbledon.

Pella regresó al partido. ¿Un nuevo hito se avecinaba para el argentino?

Pella, acostumbrado a este tipo de desafíos, comenzó a recordar cómo edificó aquella remontada ante Raonic, y en el primer juego de servicio de su rival, emprendió el ataque esperado.

Consiguió un winner, y una pequeña ayuda de Bautista Agut, quien extrañamente perdió el foco del partido; así, el sudamericano se encontró con tres errores no forzados consecutivos de derecha de su rival, y se adueñó del primer quiebre del set, para irse adelante por 2-0.

Una defensa de su posterior juego de saque, le daba mayor comodidad para irse con una ventaja de tres games, márgen suficiente para poder gestionar el resto del set. Curiosamente, el principio del set se tradujo en un bajón pronunciado en el juego de Bautista Agut; el español, en dos games, acumuló seis errores no forzados consecutivos.

Pella, como no lo había podido hacer en oportunidades anteriores, supo aprovechar el valle en el que se hallaba Bautista Agut.

El argentino decidió imprimirle a su juego una mayor dosis de drop shots y subidas a la red, con voleas y sobrepiques, algunos con dificultad, pero suficientes para imponer sus condiciones en este tramo del partido.

Por más que Bautista Agut buscaba mover a Pella fuera de la cancha, el español se encontraba con passings cruzados del argentino que anulaban cualquier atisbo de ataque.

El tenista latino siguió con contundencia, y con 15 winners, un 71% de efectividad en sus subidas a la red, y una mayor efectividad en el primer servicio (74%) y en los puntos ganados con la devolución (39%), Guido Pella ilusionaría a su gente y al público latinoamericano presente con una victoria más, llena de heroismo.

Estadísticas 4to set Pella v Bautista Agut. Imagen: Wimbledon.com

El argentino se adueñó del tercer set con un marcador 6-3 en poco más de 37 minutos de juego.

Set final. Pese a la ilusión, Agut se recuperó, le puso fin al partido y saltó a las semifinales

Aunque dolido por la situación, Bautista Agut no quería dejar escapar semejante oportunidad y darle pie a Pella para que se asentara definitivamente en el partido.

Consciente de la oportunidad dorada que tenía en frente, el tenista español halló la calma que necesitaba y se volvió a conectar en el partido.

El tercer game de este set se convirtió en toda una prueba de resistencia para el español, pues enfrentó una oportunidad de quiebre en contra en una larga cadena de puntos en deuce y ventaja. Otra vez Pella dejaba pasar las oportunidades.

Ya se había dicho, el talón de aquiles de Pella en la mayor parte del partido, fue no aprovechar las oportunidades que le daba su rival.

Y tras su chance desperdiciada un game atrás, Bautista Agut tuvo ahora dos chances de quebrar e irse arriba. A la segunda, el español tomó una ventaja definitiva para el partido. 3-1 y servicio para Bautista Agut.

El ibérico retomó la consistencia y solidez en sus golpes, acompañados por una precisión en sus primeros y segundos servicios, una altísima efectividad en sus excursiones a la red, y varios tiros ganadores. En todos estos ítems, el español fue superior al argentino.

Pella lo intentó, pero con quiebre abajo la misión ya estaba demasiado cuesta arriba. El sudamericano se mostró con menos ímpetu en sus movimientos, y con menor velocidad. Esto era entendible tras todo el esfuerzo previo que tuvo que pasar para llegar hasta allí.

Con las fuerzas mermadas, Pella intentaba ganar con puntos cortos yendo a la red, pero era contrarrestado con passing shots.

Las esperanzas para el gaucho se fueron reduciendo poco a poco y el margen de maniobrabilidad ya era escaso. Todo era cuestión de saber gestionar con frialdad el cierre del partido.

Bautista Agut logró responder a esa responsabilidad. Acudió a combinaciones de tiros profundos para sacar a Pella de la cancha y poder rematar con drop shots o voleas con sensibilidad. Hasta que, con un error no forzado de derecha de Pella, todo terminó. 6-3 en 37 minutos.

Fue una ardua batalla, pero al fin y al cabo, terminó por imponerse quien estaba con mayores arrestos físicos y mayor consistencia en su juego. Ese fue Roberto Bautista Agut, 10° español en alcanzar las semifinales de Wimbledon, 6° hombre en conseguirlo.

Tiene todas las chances de hacer historia en la catedral, pero en frente, tendrá a Novak Djokovic, el más complicado de los obstáculos para redondear un Grand Slam de ensueño. Gran desafío, pero Bautista Agut está preparado para afrontarlo.

 

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *