Crónica Gimnasia Rítmica Noticias

Daria Trubnikova se hace con el Grand Prix de Brno

Todo es más difícil, incluso para Trubnikova pero podría decirse que este Grand Prix ha sido la confirmación de que con este código nada está asegurado. La cantidad de elementos que deben realizar para conseguir la máxima dificultad posible hace que la probabilidad de fallos se dispare, a esto se le suma el final de ciclo, puesto que 2020 ya es año olímpico, y el cansancio se hace notar. 

Rusia y Bulgaria se reparten el podium 

Nuevamente Rusia acudía con un auténtico ejército de gimnastas; Daria Trubnikova, Arina Averina, Ekaterina Selezneeva, Anastasia Guzenkova e Irina Annenkova eran sus representantes en esta ocasión. 

De un total de 29 gimnastas, Daria Trubnikova fue la que tras realizar una competición impecable se llevó la medalla de oro con una puntuación de 83750, una gimnasta con un trabajo muy limpio en el tapiz tanto corporalmente como en técnica de aparato, entrenada por Amina Zaripova, es una de las firmes candidatas a ocupar los primeros puestos del equipo nacional en el próximo ciclo olímpico. Arina Averina, quien esta vez acudió sin su hermana, tuvo que conformarse con la plata con un total de 82800, ya que tuvo caídas e imprecisiones en todos sus ejercicios excepto en aro. 

Presentó un nuevo ejercicio de cinta, pasando de un ejercicio clásico y lento con la música “Revolutionary Etude” de Chopin a un estilo más usual en ella, apostando por “Svad´va” de Muslim Magomayev, un famoso barítono procedente de Azerbaiyan. Con 80750 puntos, el bronce fue para la búlgara Katrin Taseva, una gimnasta muy regular en competición, factor importante en este deporte ya que una sola nota baja puede afectar considerablemente la posición final. Como curiosidad, Katrin ya anunció en su cuenta de instagram (@taseva.k) que esa era la última vez que la canción “I´ll never love again” de Lady Gaga acompañaría su ejercicio de cinta, ya que optará por rendir homenaje a Azerbaiyán con motivo del Mundial que se celebrará allí en septiembre.

 

Fuerte competencia entre las gimnastas búlgaras

Por segunda vez consecutiva y de la misma forma las tres gimnastas búlgaras ocuparon posiciones contiguas, quedando

Boryana Kaleyn durante el Grand Prix de Thiais 2019. foto: @rgjournalism

Neviana Vladinova y Boryana Kaleyn en la 4ª y 5ª posición respectivamente. A pesar de la regularidad de Vladinova en esta competición, sus notas no consiguieron sobrepasar el 20700. Sorprendió aún más a sus seguidores la nota del ejercicio de pelota, puesto que ni tan siquiera llegó al 20, uno de sus mejores  ejercicios, el cual, aunque lo mantiene desde el año pasado, ha ido añadiendo criterios y elementos que otorgan más dificultad. Kaleyn comenzó la competición de una forma imparable con el aro y la pelota, este último es un ejercicio que llama especialmente la atención, divertido, difícil y dinámico, añadiendo en esta última ocasión un gesto recreando un “momento maquillaje” que ha encantando entre la comunidad ritmiquera. La segunda mitad de la competición no fue tan buena para esta gimnasta, ya que tuvo salidas del tapiz tanto en mazas como en cinta, lo que explica su quinta posición.

 

La regularidad se premia

Como ya he comentado antes, la regularidad y la estabilidad son imprescindibles en este deporte, algo que se le resiste ya desde hace un tiempo a la rusa Ekaterina Selezneeva. Comenzó con dos buenos ejercicios de pelota y mazas que a pesar de ello le dieron notas bastante discretas, pero los fallos en las dificultades corporales con cinta y aro junto a varias imprecisiones con el aparato hicieron que bajara posiciones en el ranking final. Hace relativamente poco añadió un elemento muy llamativo en su ejercicio de mazas; Su ya característico equilibrio inestable con las dos mazas mientras realizaba un giro en penché, elemento que seguramente le resultara difícil de conseguir siempre y para asegurar la puntuación ha sido sustituido por otro elemento técnico.

Las siguientes posiciones fueron ocupadas por Anastasia Guzenkova, gimnasta muy joven del equipo nacional ruso que poco a poco se está haciendo un hueco entre las mejores, seguida de la ucraniana Viktoria Onoprienko, a la cual su ejercicio de cinta le jugó una mala pasada, la bielorrusa Alina Harnasko, con problemas para ejecutar correctamente los giros, y la décima posición fue para la estadounidense Laura Zeng. 

 

Maria Año y Noa Ros, cada vez con más experiencia internacional

Noa Ros y Maria Año durante los entrenamientos del Grand Prix de Marbella 2019. foto: @rgjournalism

Las gimnastas españolas Maria Añó y Noa Ros quedaron en las posiciones 15 y 20. Maria realizó un ejercicio de cinta bastante correcto, por el cual obtuvo una puntuación de 15200. Una caída en el aro durante una dificultad de aparato que incluía una dificultad corporal dio lugar a una puntuación de 18050, su nota más alta fue de 18800 con mazas, el ejercicio que mejores resultados le está dando en lo que llevamos de temporada. Noa Ros salió al tapiz con la fuerza que le caracteriza, haciendo dos buenos ejercicios de pelota y de aro, en el cual obtuvo una nota de 18850, pero con fallos en los otros dos ejercicios que no le permitieron llegar al 16000.

 

Finales con sorpresa

Arina Averina remontó del dia anterior llevándose los tres oros posibles para ella, ya que no se clasificó para la final de mazas. Lo contrario le pasó a su compañera Daria Trubnikova, la cual brilló en el All Around pero no tuvo suerte en las finales, en cuanto a Ekaterina Selezneeva, no consiguió clasificarse para ninguna final puesto que, como ya sabréis, solo se admiten dos gimnastas por país. Bulgaria volvió a repartirse medallas entre Boryana Kaleyn y Katrin Taseva, la primera fue plata en la final de aro  y bronce en la final de pelota, mientras que su compañera se hacía con la plata en la final de pelota y de mazas, y el bronce en la final de cinta.

Alina Harnasko durante el Campeonato de Europa 2019. foto: Mariane Piquerel

Nuevos nombres se incluyeron esta vez en los podium, Laura Zeng consiguió el tercer puesto en la final de aro, con un ejercicio con carácter y algo mejor enlazado, tampoco se fue de vacío Viktoria Onoprienko, pues se fue a Kiev con una medalla de bronce en la final de mazas.

Finalmente, la Bielorrusa Alina Harnasko obtuvo dos medallas, oro en la final de mazas y plata en la final de cinta. Como ya he comentado en alguna ocasión, las mazas son su ejercicio fuerte, con un manejo espectacular y lleno de pequeños elementos que suben la puntuación. De lo contrario, el ejercicio que mas le ha dado problemas en lo que lleva de carrera deportiva es la cinta, pero curiosamente esta temporada ya le ha dado dos medallas, una en la Copa del Mundo de Pesaro y otra en este Grand Prix. 

Próxima competición internacional: Juegos Europeos de Minsk del 22 al 23 de Junio.

Síganme en @albammun y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo; En twitter @sextoanillo y también en Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *