Análisis Crónica Crónicas Gimnasia Rítmica

Soldatova conquista Guadalajara

 

El cliente siempre tiene la razón; y el público de gimnasia rítmica también. La grada se rendía, desde el primer día, a la gimnasta rusa Alexandra Soldatova: gritos, aplausos, ovaciones, olas desde una punta hasta la otra. “Queen” y “Team Soldy” eran los comentarios que más se leían en la multitud de pancartas que llenaban el Palacio Multiusos de Guadalajara. El amor entre España y Sasha es mutuo, por eso la deportista respondió a los aficionados como mejor supo: conquistando la competición con cinco oros.

VIERNES 3 DE MAYO

Los tres días llenos de rítmica más esperados por la afición española comenzaban el viernes 3 de mayo con el AA (All-Around) que permitía la clasificación para las finales del domingo. En cuanto a las individuales, competían con aro y pelota. La ya nombrada Soldatova lideraba en ambos aparatos, deslumbrando con su flexibilidad y su delicadeza. En aro le seguían su compatriota Selezneva, siempre con sus brillantes maestrías, y la ucraniana Khrystyna Pohranychna, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018 y futura promesa de este deporte. En pelota, Soldatova tenía detrás a la italiana Milena Baldassarri, mientras el tercer puesto volvía a ocuparlo este diamante en bruto ucraniano ya nombrado.

Respecto a las españolas, Polina Berezina reivindicaba su lugar en la selección española individual con un 17.350 en pelota y un merecido 18.800 en aro, notas que hace tiempo que no veíamos en una gimnasta española. Alba Bautista sustituía a María Añó, que causó baja por lesión. La gimnasta del Club Mabel obtenía un 15.500 en pelota y un 16.350 en aro, queriendo mostrar que en España la juventud también tiene cabida.

Los conjuntos ejecutaron su ejercicio de cinco pelotas. Italia se colocaba primera; Rusia segunda; y Bulgaria tercera con muy poca diferencia de nota entre ellas. Los tres grandes países, con sus ejercicios complejos y competitivos, demostraron que se preparan concienzudamente para el próximo Campeonato de Europa de Baku y, en un futuro no muy lejanos, para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

España, por su parte, se posicionaba en cuarto lugar con un 21.150. Como novedad, Taiwán y Cuba participaban por primera vez en nuestro país. Sin ser de los mejores grupos de la competición, el público animó a las gimnastas como solo en España se hace. Finlandia también daba que hablar: con una ejecución que no llegaba a los 5,000 puntos se clasificaba para la final del domingo. Este código en el que tienen tanto peso las dificultades y tan poco el componente artístico no está gustando a la afición.

SÁBADO 4 DE MAYO

El sábado fue el turno de las mazas y la cinta para las individuales y del mixto para los conjuntos (aros y mazas). En mazas, la clasificación se quedaba así: primera Soldatova; segunda Baldassarri y tercera Selezneva. En cinta, Selezneva desbancaba a Sasha del primer puesto para pasarla al segundo, y la italiana Alexandra Agiurgiuculese hacía lo mismo con su compañera Baldassarri con el tercer puesto. Así, la clasificación de la AA Individual finalizaba con Soldatova primera, Selezneva segunda y Agiurgiuculese tercera. Las españolas se movieron en los 16 puntos en ambos aparatos, a excepción de Alba Bautista con cinta, que no ejecutaba su mejor ejercicio y obtenía un 13.500. Aquí terminaba la competición para las españolas, sin clasificarse para ninguna final. Polina concluía en 13ª posición y Alba Bautista en el puesto nº 24. Cabe destacar que la estadounidense Laura Zeng, recientemente sancionada por dopaje, se clasificaba para todas las finales excepto la de cinta. Que volviese a competir tras esta sanción fue duramente criticado en Twitter, al igual que sus notas “infladas”, teniendo en cuenta su pésima ejecución de rodillas y pies.

En el mixto, Bulgaria conseguía la mayor nota hasta ahora vista: 26.200. España realizaba un fantástico ejercicio consiguiendo un 22.900, nota que reclamaba y que subía a 24.300. De esta forma, el All-Around de conjuntos lo lideraba Italia, le seguía Bulgaria y en tercer lugar (para ellas seguramente un fracaso), quedaba Rusia.
El domingo el cansancio hacía mella en las gimnastas. Excepto en Soldatova, que se colgaba el oro en los cinco aparatos. En aro le precedían Khrystyna Pohranychna y Selezneva; en pelota Yeva Meleshchuk y Alexandra Agiurgiuculese; en mazas Agiurgiuculese y Selezneva; y en cinta Selezneva y Agiurgiuculese. Cabe reseñar la gran actuación de Zohra Aghamirova, una jovencísima gimnasta de Azerbaiyán cuyas actuaciones consiguieron poner al público en pie.

En la final de conjuntos de cinco pelotas el pódium fue: Rusia, Italia y Bulgaria. Rusia fue puntuada con un 25.850 con dos fallos y varias imprecisiones, decisión que fue criticada por el público mediante abucheos y silbidos, pues Bulgaria, con un ejercicio perfecto, obtenía un 22.950. Incluso la ex gimnasta española Almudena Cid se rendía ante el equipo búlgaro en Twitter.

España realizaba un ejercicio peor que el día de la clasificación y quedaba séptima con un 17.950. El pódium de la final de conjuntos mixto estaba compuesto por los mismos países pero en diferente posición: Bulgaria, Rusia e Italia. España mejoraba respecto a las cinco pelotas y se posicionaba en cuarto lugar con un 23.350.

DOMINGO 5 DE MAYO

El domingo de finales fue inaugurado y finalizado con dos exhibiciones del conjunto Junior español, que hacía gala del gran equipo que han formado y del buen trabajo que han realizado gimnastas, entrenadoras y seleccionadoras. Alejandra Quereda está dejando buen sabor como nueva seleccionadora nacional de gimnasia rítmica individual. Ha decidido dar oportunidades a jóvenes promesas como Alba Bautista o María Año, sin dejar de lado a Sara Llana, Polina Berezina o Natalia García. Esta última, que sufrió hace poco una lesión, se está recuperando para volver a pisar el tapiz. Todas ellas luchan por conseguir el puesto de primera gimnasta española, por lo que cada una de sus actuaciones son claves para formar la opinión de Quereda, que es la que tendrá la última palabra.

Con esta emoción y entusiasmo se vivieron estas tres intensas jornadas de rítmica. Y todas ellas con la periodista Sara Carmona y la campeona olímpica en Atlanta 1996 Nuria Cabanillas como comentaristas en la retransmisión online. Sus aportaciones profesionales y personales fueron esenciales para entender y disfrutar más de esta maravillosa competición. Próxima parada: Campeonato de Europa de Baku del 16 al 19 de mayo.

Síganme en @SofiaVillabe y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y nuestras redes sociales: Facebook.com/sextoanillo; en Twitter: @sextoanillo y también en Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *