Análisis Fútbol Sala LNFS

Futsal 5W+H del O Parrulo Ferrol Vs Besoccer Antequera

Analizamos las Futsal 5W+H del partido de la 20ª Jornada de la LNFS, entre O Parrulo Ferrol y Besoccer Antequera. Tratamos de responder a las claves más importantes de la victoria de los ferrolanos por 4 goles a 2.

 

Las 5W + H

Las 5W+H tratan de analizar el rendimiento a través de las preguntas: ¿Quién? ¿Qué? ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo?

Futsal 5W+H
Futsal 5W+H

¿Quién?

Los que juegan con balón.

Varios son los nombres propios del partido, de aquellos que juegan con balón. Los peloteros, los que todos querríamos tener en nuestro “futbolín”.

En el caso de O Parrulo Ferrol, sin duda diestro y zurdo, Rubi Lemos y Adri. Claves del encuentro. Tras una primera parte igualada, de mucho respeto y pocos balones arriesgados por ambas escuadras, llegaba la conexión Adri, Rubi. En un saque de banda, Lemos subía a realizar un bloqueo, pero continuaba al segundo palo tras un giro. Adri aprovechaba para meter el pase al hueco y la dupla subía al marcador un gol muy importante al marcador. 1-0 al filo del descanso.

Nada más comenzar la segunda parte Rubi Lemos, obtenía un penalti, forzando una mano en área rival. Sería Adri el encargado de hacer el 2-0 para los locales, el sexto gol en la cuenta goleadora del Ferrolano en lo que va de temporada.

En el minuto 37 el pundonor de Rubi, le premiaba con un robo a Nano al borde del área, que le permitía ceder a Attos, para que este marcase el gol de la tranquilidad, que sería el definitivo 4-2

Adri tendría menos protagonismo en la segunda parte, con muchos minutos de trabajo para el equipo, trabajando en situaciones de pivot, más alejado de banda. Un trabajo no deslumbrante, pero de muchos quilates para ayudar al equipo. Marcaba diferencias en los últimos minutos pinchando balones que bajaban con nieve en A Malata y que Adri conseguía bajar al firme para dar aire a los suyos.

Por el lado de Besoccer Antequera, Alvarito Quevedo y Pablo Ibarra. La formaron en dos minutos. Tras la lesión momentanea de Miguel Conde, Tete desde el banquillo colocaba a Alvarito en banda izquierda y Pablo Ibarra de pivot. En la primera jugada, un corner, Alvaro metía un balón interior a Pablo que conseguía girarse  y dejar el balón a Nano de cara para marcar el 2-1. En la siguiente jugada, Alvarito Quevedo se sacaba un 1vs1 en banda, resolviendo por fuera y lanzando con pierna zurda. El balón golpeaba en el poste y el zurdo Torres empataba el partido. Dos minutos seguidos que dieron esperanza a los Malagueños, que apenas habían rondado la portería muy bien defendida por Ignacio González “Illi”.

Los que juegan sin balón.

En otro nivel se mueven los que juegan sin balón. Y es que partidos como el que se ha marcado hoy el brasileño Attos con O Parrulo Ferrol, son dignos de mención. El cierre ha realizado un esfuerzo titánico sin balón. En la primera mitad ha sido el encargado de realizar la mayoría de pantallas, cortinas, bloqueos, paralelas, voy y vengo, arrastres y resto del repertorio para que los gallegos desarrollasen el juego con pivot en banda izquierda de su ataque. En esta primera parte el ataque de los blancos ha insistido mucho en mantener al pivot fijo, sin intervenir en la rotación, tratando mediante distintos conceptos de meter balones a través de los espacios generados por esas cortinas, bloqueos, etc. El brasileño comenzaba todos los ataques y trabajó sin descanso para intentar cumplir el plan.

Por si esto no fuese poco, en la segunda parte, el guión se le complicaba. La consigna era alargar las paralelas, de forma que el ala contraria al balón se acercase al mismo y tratase de conectar con él mediante diagonales largas. Attos empezaba de cierre, acababa de pivot y se pegaba una auténtica paliza. Recital. Al jugador brasileño le llegaba el premio y en un rechace en el minuto 31, tras un saque de banda, hacía el 3-2. Gol fundamental tras recibir hacía escasos segundos, dos goles seguidos y encontrase el partido empatado. Pero esto no quedaba ahí. En el minuto 37, Attos marcaba el 4-2 a pase de Rubi, que dejaba muy encarrilado el partido.

Los que no juegan.

La influencia en la banda de los Ferrolanos de Diego Rios es incuestionable. Tiempo muerto y gol en la primera parte. Tiempo muerto tras el empate de Besoccer Antequera y gol a los pocos segundos, ya en la segunda mitad. Alta influencia de la estrategia en el resultado final. Plan claro y conciso en la segunda parte, aprovechando el marcaje tan individual a pivot, trabajando las espaldas, convirtiendo las paralelas de Attos en diagonales. Lo que viene siendo marcarse un John “Hannibal” Smith. “Me encanta que los planes salgan bien”.

En la banda malagueña Tete, suplía al convaleciente Moli. Tras la lesión de Miguel, introducía la variante que metía de lleno a Besoccer en el partido. Adelantando a Pablo Ibarra y metiendo a Alvarito, juntando en pista a los dos fichajes de invierno. Al equipo le faltó algo de profundidad y el 3-2 encajado tras un rechace hizo mucho daño a los andaluces.

¿Cuándo?

Analizar el cuándo se ha ganado un partido, es analizar los mini-partidos del partido. Los momentos claves, aquellos en los que los cambios de ciclo y unidades de competición se ven afectados por otros estímulos.  La llegada del descanso es un momento clave de nuestro deporte. El fin de un plan y el comienzo de otro o la continuidad de un trabajo bien hecho, esperan en la caseta. Dominar estos tiempos y los momentos del partido tienen un peso fundamental en el devenir de los mismos. Saber cortar una sangría. Escoger el momento. Quemar un tiempo muerto, no dejarlo para después, aprovechar la poca cintura que te da el juego. Este partido se ha podido ganar en la banda, en dos minutos de oro que O Parrulo ha sabido gestionar. Al final de la primera parte para centrar una estrategia que si da sus frutos reforzará todo el plan y  parar el mazazo del empate. En este segundo caso, hay que escoger. Volverse loco y cambiarlo todo o confiar en lo hecho hasta el momento, transmitir confianza en lo que se hace. O Parrulo ganó este partido en el minuto 19 y en el minuto 30, durante los dos tiempos muertos y los dos siguiente minutos que surgieron de ellos.

¿Dónde?

Geográficamente.

En A Malata. Y puede parecer redundante, pero el foro ferrolano puede ser clave en el desarrollo final de esta temporada. La afición de O Parrulo está a muerte con este equipo y puede ser un factor diferencial con el resto de equipos que luchan por la permanencia.

Estratégicamente.

O Parrulo vencía este choque desde el control de errores, escogiendo un juego directo de 3-1 en la primera parte, con conexiones más al pie de pivot. Y con balones más a la espalda en la segunda mitad, para diagonales del cierre. Por lo que paradójicamente un equipo sin pivots puros, se llevaba un partido estratégicamente pensado para jugarse en zona de pivots. Por lo que estratégicamente O Parrulo ha podido cimentar su victoria en el reparto de dicha responsabilidad. En Ferrol no hay un pivot, todos son pivots.

¿Por qué?

Sería muy atrevido atribuir un motivo único y categórico a un resultado deportivo. Son muchos los factores que influyen en el resultado final de una encuentro de Futsal, donde la incertidumbre es compañera de viaje. Muchos de esos factores se responden en el resto de preguntas. Muchas situaciones han alcanzado un resultado, que con el mismo rendimiento, perfectamente podrían haber acabado con un resultado completamente opuesto. Pero externamente una sensación de control, de menos contemporización, se ha podido percibir del equipo gallego. Con más recursos ofensivos, más variados y más centrados en el juego propio que quizás en destruir el del rival. Quizás más centrados en la tarea, que en las consecuencias del resultado final del partido. Quizás con el extra del que se siente acompañado desde la grada, del que quiere ofrecer todo su esfuerzo al que le jalea. Quizás menos agarrotados por lo que puede ser perder el partido y más centrados en lo que puedo ofrecer hoy.

¿Cómo?

Una cosa es la partitura y otra la obra final. Una cosa es la pizarra y otra girar, sentir el contacto, seguir el bloqueo y continuación, confiar en que el balón te va a llegar, acomodar el cuerpo, mirar al portero, lanzar, marcar y sentir que acabas de meter un gol. Hoy a O Parrulo la obra se le pareció a la partitura, visto desde fuera.

En la primera parte Attos sacaba repertorio para diferentes movimientos, que facilitaban las conexiones desde la zona de elaboración con un pivot algo más fijo.

Cortinas, pantallas, etc para juego con pivot.

En la segunda parte, por similitud y frecuencia el cierre rival seguiría al pivot muy pegado. Era hora de correr a las espaldas y no meter tanto balón a zona de pivot para recibir de espaldas.

Paralela para diagonal
Paralela para diagonal

A este plan acompañaba la estrategia, dos saques de banda otorgaban dos goles importantes a los gallegos en momentos fundamentales del partido.

1-0 Adri conecta con Rubi tras bloqueo alto y continuanción

¿Qué?

A nivel clasificatorio son 3 puntos más para O Parrulo, que les alejan 8 puntos de los puntos de descenso, teniendo que recibir en casa a Naturpellet Segovia ( a 6ptos) y Viña Albali Valdepeñas (a 8ptos). Pero a nivel moral el equipo ha ganado enteros. Tras unos meses de mucho movimiento en los despachos, entradas, salidas y situaciones que normalmente no favorecen en nada, un resultado como este puede servir para reafirmarse en la línea a seguir.

Síganme en @Jotarregui y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *