Análisis NFC NFC Este NFL

Dallas Cowboys – La irregularidad como sello

Vamos a culminar el repaso a los equipos de la NFC Este con los Dallas Cowboys. Un equipo del que se esperaba todo y acabó en nada en este curso 2017-2018 de la NFL.

Dallas ha sido el mejor ejemplo de un equipo capaz de lo mejor y de lo peor. La irregularidad ha sido su sello identidad.

El equipo encadenó como máxima racha de victorias un número de tres, tras la primera de ellas encadenó una racha opuesta de tres derrotas. Un gran ejemplo de la ineficaz constancia en el juego.

Veamos las posibles causas del decaimiento de un equipo que el curso pasado se metió en playoffs con autoridad y solo el enfrentamiento directo a equipos de su talla les dejó fuera de la lucha.

Los Dallas Cowboys han acusado mucho la baja de su running back estrella, “Zekie” Elliott. Su sanción antes de comenzar la temporada era de 4 partidos.

La polémica generada alrededor de la sanción de Elliott, una de las claves de la inconsistencia. Foto: dallascowboys.com

Pero el equipo se empeñó en recurrirla una y otra vez lo que propició que se acabara perdiendo la parte más importante de la temporada regular.

Además de generar una incertidumbre en el grueso del equipo que seguramente no ayudó en nada. Creo firmemente que esta fue la principal causa del inicio de una inconsistencia general en el equipo.

Más que debido a la ausencia en sí de un jugador de peso, debido al malestar que se suscitó alrededor de cada novedad que salía sobre el tema.

Pero sin duda no nos podemos ahogar por ese motivo simplemente, un equipo como los Dallas Cowboys necesita de más ingredientes mal preparados para que no le salga bien el pastel.

Y es que si repasamos las estadísticas Dallas ha sufrido mucho en defensa, ha encajado casi 21 puntos de media por partido, el 13º en la clasificación de 32 equipos, una posición muy mala para un equipo que desea aspirar a todo.

Pero en el ataque también existe un parámetro que se presta a ser analizado con mejor detalle. Las yardas de pase, los Cowboys han sumado 196,3 yardas de pase de media por partido. Son el 26º equipo de 32 en este baremo.

Repasemos ahora su posición en yardas por carrera, segundos, con casi 136 yardas de media por partido. Los números cantan la evidencia. Prácticamente últimos pasando, y casi primeros corriendo.

Si tu rival sabe que controlando una de las parcelas de tu ataque donde eres especialmente bueno, con la otra le vas a hacer muy poco daño, ya tiene la mitad del trabajo hecho antes de jugar.

Y esto les ha sucedido, los rivales sabían perfectamente que no podían dejar a los Cowboys correr.

Y también nos lleva a ir más allá en el porqué de esas pocas yardas de pase, ya que de sobra sabemos que Dak Prescott se sobra para lanzar, correr y lo que se proponga.

Es un quarterback que encaja perfectamente en la dupla con Elliott y que tiene una versatilidad asombrosa.

Si lo dejamos fuera de la ecuación de las causas de la pobre estadística de pase, nos queda la línea de ataque.

Y ahí es donde observamos que Prescott ha sido capturado en ¡32 ocasiones!, ni más ni menos, una media de dos sacks por partido, algo que indica la presión constante a la que ha sido sometido durante cada encuentro.

La protección a Prescott, uno de los elementos a mejorar si Dallas quiere que su mariscal brille plenamente. Foto: dallascowboys.com

A Prescott le han llegado por tierra, mar y aire y esto deja claro que a los Cowboys sólo les quedaba correr si no querían perder yardas y turnos de ataque uno tras otro.

Con este conjunto de problemas los Cowboys han firmado una temporada mala, se esperaba mucho de ellos, y han sido una caja de sorpresas negativas.

Cuando ganaban tres partidos el equipo se caía, se venía abajo. El ejemplo de que no ha sido una escuadra sólida, le ha sido imposible mantener la constancia tanto en defensa como en ataque.

Y si han maquillado el balance ha sido meramente porque cuenta en su equipo con gente como Prescott, Elliott o Bryant.

Pero en este deporte mucho más que en cualquier otro, es imposible vivir de las individualidades y los puntos débiles se castigan muy duramente.

Y Dallas Cowboys los tenía, como todos los tienen, pero Dallas los enseñaba sin pudor y eso ya no iba a pasar desapercibido.

Acabamos así el análisis del año de los equipos de la NFC Este, regresaremos con más, para ir paliando estas ganas de NFL, no se lo pierdan.

Vean el análisis de los Redskins 2017-2018 aquí

Aquí el análisis de los Eagles 2017-2018

Pueden ver el análisis de los Giants 2017-2018 aquí

(Fuente de la foto principal: dallascowboys.com)


Adrián Gaspar

Síganme en @adrigr14 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *