Balonmano Internacional masc Masculino BM Opinión

Au revoir aux Experts Omeyer et Narcisse

Ya lo presumíamos tras el Mundial de Francia, el paso del tiempo es inexorable y dos de los más grandes exponentes del balonmano francés dicen adiós a Les Experts. Thierry Titi Omeyer y Daniel Narcisse, últimos exponentes de Les Costauds, abandonan la selección que, en la última década, ha asombrado en el panorama internacional, consiguiendo ser prácticamente invencible.

Thierry Omeyer (2 de noviembre de 1976, Mulhouse, Francia), uno de los porteros más carismáticos, considerado en muchas ocasiones como el mejor, histriónico, versátil, eficaz y, en la mayoría de los casos, odiado por sus contrincantes debido a sus reacciones provocadoras y, en ocasiones, fuera de lugar. Titi Omeyer, como así se le conoce, inició su brillante carrera en el Sélestat Alsace HB allá por 1994, donde permaneció hasta el año 2000. Al finalizar la temporada, recaló en el Montpellier HB prestando sus servicios durante seis temporadas y consiguiendo la Champions League en 2003, hasta que el todopoderoso THW Kiel lo reclutó conformando un equipo de ensueño que marcó una época. Por aquel entonces, Omeyer llevó a sus vitrinas las Champions League de 2007, 2010 y 2012, entre otros muchos galardones. Pero la oferta del catarí Nasser Ghanim Al-Khelaïfi, presidente y dueño del PSG Handball le convencieron para regresar a su país en 2013 con 37 años, donde permanece en la actualidad. A nivel selección, Omeyer se reivindicó en 2001 cuando, en Paris Bercy, Les Costauds conseguían su primer título mundial formando parte de un equipo irrepetible a las órdenes del gran Daniel Constantini, y liderados por otro de los mejores jugadores de la historia como lo fue Jackson Richardson. En su haber, las Olimpíadas de Pekín 2008 y Londres 2012, los mundiales de 2001, 2009, 2011, 2015 y 2017, y los europeos de 2006, 2010 y 2014, ¡casi nada!

Ya en el último mundial de Francia el portero francés gozó de pocos minutos, y su actuación quedó eclipsada por el que parece su sustituto natural en el arco francés, Vincent Gérard. Abandonar la selección celeste no le impedirá seguir con sus clases magistrales bajo los palos del Paris Saint Germain Handball. Abandona la selección con 309 internacionalidades en su haber.

Thierry Omeyer – Fotografía: France Handball 2017

La Isla Reunión es cuna de grandes jugadores de balonmano. Patrick Cazal, Jackson Richardson y quien ahora nos ocupa, Daniel Narcisse. Venía al mundo en Saint Denis, capital de la isla situada en el océano Índico, muy cerquita de Madagascar, un 12 de diciembre de 1979. Se daba a conocer en el Joinville Sports allá por 1995 donde permaneció hasta 1998 para posteriormente, enrolarse en el Chambéry Savoie Handball equipo en el que prestaría sus servicios desde 1998 hasta 2004. Al finalizar la temporada la Bundesliga se fijaría en este portento físico y sería el histórico VfL Gummersbach quien se haría con sus servicios hasta 2007. En el verano de este año, volvería a vestir la elástica del Chambéry Savoie Handball a lo largo de dos temporadas, pero de nuevo la Bundesliga le deparaba la ocasión de formar parte de uno de los más grandes de la historia, el THW Kiel, donde permanecería hasta 2013, coincidiendo con Omeyer. En 2013 cogía las maletas y regresaba a su país gracias al interés del PSG Handball en contar con un jugador absolutamente imprescindible para cualquier equipo de categoría que se precie. Daniel Narcisse ha sido y es un ejemplo para los jugadores de su generación, uno de los bastiones de la selección francesa con la que ha conseguido dos oros olímpicos en Pekín y Londres, cuatro campeonatos del mundo en 2001, 2009, 2015 y 2017, y tres europeos en 2006, 2010 y 2014, amén de 2 Champions League con el THW Kiel en 2010 y 2012.

El de Isla Reunión nos seguirá deleitando con ese físico portentoso, capaz de realizar exhibiciones de potencia como nadie, a pesar de esa edad que no perdona. Sus 356 entorchados internacionales avalan su carrera.

Lo cierto es que los 41 años de Omeyer o los 38 de Narcisse nos señalan el fin próximo de la carrera de dos monstruos de nuestro deporte, de dos estandartes que lo han ganado todo, de dos ejemplos en los que mirarse a nivel deportivo. Su trabajo, fraguado a lo largo de una dilatada carrera, siempre quedará ahí, y aunque dejen de vestir la elástica azul, su legado, absolutamente incomparable, nunca lo olvidaremos y quedará en la historia del balonmano como dos de los jugadores más emblemáticos.

Daniel Narcisse – Fotografía: France Handball 2017

Merci beaucoup monsieur Omeyer, merci beaucoup monsieur Narcisse!

Imagen destacada: France Handball 2017

Síganme en @jokinelizari, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, todo el balonmano en @SextoAnilloBM, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *