Balonmano Entrevistas

Paco Caro: “El dinamismo distingue al balonmano de otros deportes”

Todos los amantes del balonmano español, o en español, asociamos su voz, sus narraciones y sus genuinos comentarios a los partidos de mayor nivel de los que podemos ver en el 40×20. Hablamos de Francisco José Caro Escudero, más conocido como “Paco Caro”. Periodista actual de RTVE, ha trabajado también en medios como Marca. Los balonmaneros lo conocemos por la dupla que forma con Alberto Urdiales en las retransmisiones de los eventos de nuestro deporte favorito pero también ha sido el responsable de la narración de eventos deportivos de otras disciplinas, entre otros, partidos de Champions de fútbol.

Pregunta: Para todos esos espectadores de las generaciones más jóvenes que asociamos su voz y su narración a los partidos de balonmano del máximo nivel en televisión, ¿qué le llevó al balonmano?

Respuesta: Pues, si soy sincero, la mera casualidad. Yo había jugado cuando era joven y era seguidor de este deporte. En el 2004 yo estaba trabajando en Radio Marca y un día, durante la planificación del evento, el responsable de redacción me preguntó si quería narrarlo. Yo hasta entonces centraba mis retransmisiones en fútbol y baloncesto, pero me apeteció probar y… ahí me quedé

P: ¿Qué diferencia tiene narrar el balonmano como deporte y espectáculo en televisión con respecto a otros deportes con los que usted haya tenido relación profesional?

R: El dinamismo, eso lo distingue. Es un deporte muy rápido, trepidante, un deporte en el que siempre están pasando cosas. Que no haya “zonas muertas” en las que no pueda suceder algo hace que sea muy dinámico. En eso, es un deporte diferente porque la gestación de lo reseñable sea tan escasa obliga y condiciona. A mí, que soy impaciente para casi todo, me resulta adictivo

P: ¿Cree que el balonmano tiene la suficiente repercusión en los medios? ¿Qué le parece que no se retransmita ningún partido de la liga Asobal y la Liga Loterías en abierto?

R: No, es evidente que merece mucha más atención y merece una atención más regular y no sólo en momentos puntuales. Que haya tanta época valle en cuanto a la atención nos está condenando. Pues un fastidio, es evidente. Obviamente es uno de los grandes problemas, que la ventana no esté “abierta” convierte el deporte en “clandestino”, pero no es sencilla una solución a corto plazo a ese hecho

P: Todos nos hacemos una idea de cómo es la experiencia para un deportista de élite durante un campeonato importante. ¿Cómo es para un periodista que también renuncia a estar cerca de los suyos por un tiempo para hacer su trabajo?

R: Una experiencia, sin duda. Es el modo en que más y mejor vives el acontecimiento porque te sumerges en él y convives con los que lo protagonizan. Y, lógicamente, la cobertura es, o debe ser, mejor. La distancia y el tiempo alejado de los tuyos es casi una necesidad en nuestra profesión, y uno no se dedica al periodismo si eso va a condicionarle. A veces es duro, no te lo niego, y hay momentos en que fastidia, pero lo asumes como parte del cometido que un día decidiste desempeñar.

P: ¿Cuál es la mayor sorpresa que ha vivido en un evento deportivo como periodista?

R: ¿Sorpresa? Déjame pensar… bueno, compartir mesa de comentarista con ilustres de este deporte siempre gusta. Me ha tocado narrar un partido y que en la mesa de mi izquierda estuviera Jackson Richardson. Luego he protagonizado alguna más… dolorosa. Un día, retransmitiendo la final de la LNFS, un jugador me pegó un balonazo en la cara. Lo más irónico es que, con sangre en la boca, yo me lancé a buscar los cascos como si fuera mi única preocupación… me los puse al revés y narré dos minutos en los que apenas se escuchaba un susurro de fondo y los golpes de mi nuca en el micro. Digamos que esa anécdota fue más “sangrante”. Luego hay otras que quedan en el secreto de sumario…

P: ¿Qué le parece que haya tantas plataformas de “periodismo” no profesional en la red? ¿Cree qué puede ser el futuro de la comunicación?

R: De lo poco bueno que ha dejado la crisis que desgraciadamente estamos viviendo. Siempre admiraré a los que en estos tiempos tan complicados tienen la iniciativa suficiente como para atreverse a ofrecer un producto diferente. Atreverse a ofrecer y que el producto sea tan bueno. Entiendo que, por justicia divina, esos emprendedores han de ser los que protagonicen el futuro de la profesión. Además, es un tipo de contenido que supone un huracán de aire fresco para nuestro oficio y eso también merece recompensa. A veces creemos que la profesionalidad está sólo en la nómina y… va mucho más allá.

P: Si tuviera que quedarse con un partido de balonmano que haya retransmitido, ¿cuál sería?

R: Me costaría quedarme con uno. Si me dejas al menos tres… Uno fue la final del Mundial del 13, por el éxito y por ser un inmejorable colofón a meses de mucho trabajo. Eso lo convierte en especial. Pero también querría destacar la primera final de la Champions que narré. La forma en la que Ciudad Real remontó al Kiel, el modo en que se vivió, la atmósfera creada… fue fantástico. De todos modos, si tuviera que quedarme con uno, sería la final de consolación de los JJOO de Londres, la que supuso el bronce de las guerreras. El modo en que lo vivieron, la repercusión del logro y el deseo de que fuese un punto de inflexión lo particularizaron.

P: De todos los deportistas de los que ha narrado sus competiciones, ¿con quiénes ha disfrutado más?

R: Con Alberto Urdiales. He narrado con gente extraordinaria, talentos para comunicar su deporte, pero “Tito” es especial porque los años de convivencia nos hicieron casi pareja de hecho. Además, la complicidad facilitaba todo. ¿Un ejemplo? En la Copa del Rey de Torrevieja sufrí una gastroenteritis y en pleno partido me tuve que marchar a vomitar a la carrera . Volví a los 5’… a que nadie se dió cuenta? Si no hubiera estado Alberto creo que es una situación que no hubiera podido darse

P: Más de una vez ha afirmado que, de no ser por el marketing, Joan Cañellas sería firme candidato a mejor jugador del mundo de balonmano. ¿Su opinión sigue en la misma línea?

R: Creo que tiene condiciones para serlo, sí. Pero creo que tiene que recuperar sensaciones. Su última etapa en el Kiel no ha sido tan brillante como esperaba. Y no hablo de lo deportivo, es una cuestión de sensaciones. Esa sensación de incomodidad que transmitía no me sugiere que estuviera disfrutando. Esperemos que en Macedonia volvamos a ver a un Joan feliz, satisfecho, sabiéndose lo importante que ha de ser. Será una bendición para Raúl David y para la selección.

P: ¿Cuál es su pronóstico para nuestras guerreras estos Juegos Olímpicos en tierras brasileñas?

R: Creo que van a competir, porque son un grupo muy competitivo, y creo que estarán en las rondas finales. Si el físico les respeta creo que estarán en la pelea pero el sorteo ha deparado una primera fase que les va a obligar a un desgaste tremendo desde el principio y… afortunadamente son un grupo de competidoras extraordinario.

P: Para un periodista como usted que ya ha presentado los deportes en informativos, retransmitido grandes eventos como finales mundiales y partidos de champions de fútbol, ¿tiene algún evento pendiente que desearía narrar?

R: Buena pregunta… Querría narrar otro éxito del balonmano. Tras el dolor generado por la ausencia de la selección masculina en los JJOO de Río, querría ponerle voz a un éxito que corone la carrera de este grupo. Eso y alguna medalla olímpica más. Incluso para nosotros los Juegos son diferentes y aunque sea en disciplinas que nos son menos habituales de narrar, siempre son motivo de satisfacción. Quizás, como te decía en el bronce de las chicas de balonmano, porque crees que redundarán en un mayor beneficio para disciplinas más necesitadas de que esos éxitos tengan respuesta a nivel económico.

P: ¿Quién es el referente periodístico por excelencia para usted, tanto a nivel general como en particular en el mundo de las retransmisiones deportivas?

R: Tengo varios. En mi disciplina Luis Miguel López, todos los que le ponemos voz en balonmano somos sólo herederos de su persona. Y fuera de este deporte, Javier Ares, nadie maneja nuestro idioma de mejor manera, José Manuel Díaz, el mejore relator de fútbol que grita en este país, o Víctor Hugo Morales, todos soñamos con narrar su gol de Maradona (siempre esperamos que ese momento esté por llegar).

Fuente de la imagen destacada: youtube.com

Síganme en @xemanasel16 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *