Análisis Balonmano Crónicas

Euforia controlada en las Guerreras

España se ha proclamado campeona de la Ulstein Cup al vencer a Francia (21-17), Noruega (28-26), y empatar con Rumanía (21-21), antes de viajar a Río de Janeiro e intentar, cuando menos, conseguir el bronce logrado en Londres 2012.

El Torneo 4 Naciones celebrando en Ulsteinvik (Noruega) ha servido a las chicas de Jorge Dueñas para engrasar la maquinaria de cara a unos JJOO que se encuentran a la vuelta de la esquina, aparte de los resultados obtenidos —han conseguido el primer puesto cediendo solo un empate ante Rumanía—, e igualmente para el seleccionador que habrá realizado una lectura positiva de los tres enfrentamientos, si bien, y como siempre, con cautela, ya que los encuentros amistosos, y más en selecciones importantes como las participantes, las conclusiones pueden ser precipitadas, ya que nadie se expone a posibles lesiones que las dejen sin pasaporte para la mayor cita deportiva existente.

Las Guerreras, como decimos, han conseguido la primera posición, al vencer a Francia y Noruega, y empatar ante Rumanía. Un balance muy positivo en cuanto a resultados pero, lógicamente, con aspectos mejorables aunque apenas quede tiempo y donde el seleccionador intentará subsanar a lo largo de la competición.

Silvia NavarroDarly Zoqbi se han mostrado como una pareja solvente en la portería. Ambas han dado muestras de su categoría aportando tranquilidad y seguridad a la zaga española. En las posiciones centrales defensivas, Eli Chávez, Lara González, Ainhoa HernándezPatri Elorza también han dejado patente su fortaleza. Son un seguro de vida. Y en las penúltimas posiciones defensivas, destacar la labor de Sandy CabralNely Carla que han trabajado con mucha intensidad, sobre todo la primera, auténtica especialista de la disuasión y desposesión del balón. En las zonas exteriores prácticamente sin problemas, salvo algunas excesivas basculaciones con el fin de ayudar y que han permitido lanzamientos de las extremos contrarias con ángulos favorables.

El «problema», a pesar de las victorias, se localiza en el ataque. España sigue careciendo de lanzamiento exterior, y eso que Sandy Cabral ha sido la máxima goleadora de las Guerreras, pero el problema viene cuando la hispano-lusa no está en el 40×20. Dueñas tiene que utilizar a varias jugadoras para esa posición, tales como Nerea Pena, Nely Carla e incluso, en ocasiones, Marta Mangué. La sustituta natural de Cabral debería ser Lara González, pero parece que Dueñas no lo contempla, además de que la alicantina no da ni la seguridad ni las prestaciones necesarias, a pesar de que algún que otro periodista la cataloga como la Messi del balonmano nacional. Otro hándicap —ya anquilosado parece de por vida— es la posición de lateral derecho. Sin entrar a valorar el rendimiento de quienes en la actualidad ocupan esa posición —Marta Mangué, Nely Carla y Nerea Pena— personalmente siempre he abogado por una jugadora zurda que facilite los procedimientos del ataque. Atacar con cruces hacia el centro desde esa posición por parte de una diestra, provoca la posibilidad de desposesión de balón por parte de la defensora, pues en muchas ocasiones el desplazamiento de la lateral lleva consigo el bote de balón muy cercano a la defensa contraria.

Eli Chávez y Ainhoa Hernández han demostrado capacidad suficiente como para hacer daño en las defensas contrarias sobre todo en el 2×2 con Nerea Pena, auténtica especialista en los pases en profundidad a esa zona. Y en los extremos, quizás el rendimiento de Marta López no está siendo el más adecuado, aunque nadie duda de la calidad del nuevo fichaje de Bera Bera.

Con respecto al resto de selecciones que han participado en Ulsteinvik, Noruega ha sido la decepción, sobre todo porque jugaba en casa. Carentes de lanzamiento exterior, su juego lo basan en combinaciones rápidas y penetraciones, así como en veloces transiciones, donde Camilla Herrem ha sido su exponente principal. En ataque posicional, las nórdicas disponen de una primera línea donde la única jugadora que pasa de los 175 cm es Emile Arntzen, una jugadora de 22 años que, junto a Veronica Kristiansen, ocupa la posición de central, si bien a esta última Torir Hergeirsson la utiliza en la posición de lateral izquierdo junto con Ida Alstad. El lateral derecho es feudo incontestable de Nora Mørk. La zurda es todo un espectáculo ofensivo y tiene una capacidad impresionante para golear. Stine Oftedal es la central titular. Una jugadora explosiva, con una finta al débil capaz de romper a su oponente defensivo a la velocidad del rayo. Sin duda, una de las mejores centrales en el panorama internacional. El regreso de la gran Linn Kristin Riegelhuth-Koren todavía no ha hecho efecto. La extremo derecho zurda poco a poco va cogiendo la forma necesaria y será con toda seguridad una de las jugadoras importantes en el esquema noruego. Ella y Amanda Kurtovic se encargarán del flanco derecho. Heidi Løke y Mari Frafjord son las pivotes inamovibles. Las dos son también grandes defensoras, a la vez que la primera de ellas está considerada como la mejor pivote ofensiva del mundo. En la portería, Kari GrimsbøKatrine Lunde son una de las mejores parejas que existen, todo un seguro para la retaguardia noruega. Las hermanas Sanna y Silje Solberg, Mari Molid, si bien Silje Solberg, como tercera portera, será una de las descartadas junto a la lesionada Linn Sulland, completan la lista.

Heidi Løke – Fotografía: Ulstein Cup

En lo que respecta a Francia, Olivier Krumbholz tiene diseñado un equipo con pocas variaciones con respecto a otros compromisos pasados. Comandadas por Allison Pineau, dsiponen de una primera línea muy competitiva con la propia Pineau, Nze MinkoLacrabère, Niombla y, sobre todo, una portería destacada con Amandine Leynaud y Laura Glausser. En el último encuentro del 4 Naciones a punto estuvieron de doblegar a Noruega (25-24), llevando la iniciativa durante toda la segunda mitad.

Dembele (FRA) - Fotografía: Ulstein Cup
Siraba Dembele (FRA) – Fotografía: Ulstein Cup

Rumanía acudió a Ulsteinvik con la baja de su estandarte Cristina Neagu, y eso lo pagó muy caro. Apenas un empate ante las Guerreras es el bagaje para las centroeuropeas. Buceschi, Perianu, Manea, Vizitiu… tendrán que trabajar de lo lindo para llevar a su equipo a puestos relevantes. Si nos guiamos por lo visto en este torneo, lo van a tener complicado.

Selección de Rumanía - Fotografía: Ulstein Cup
Selección de Rumanía – Fotografía: Ulstein Cup

Resumiendo, y en lo que respecta a las Guerreras, hay que reconocer que el efecto que produce este torneo es el de confianza y esperanza. España es una de las grandes del concierto internacional y, por ello, está en las quinielas de todo el mundo de cara al podio final en Río de Janeiro. Como hemos dicho, quedan flecos a mejorar —siempre a nuestro modesto entender— que seguro tendrán su consabida respuesta positiva. El grupo en el que España ha de competir no es fácil, donde salvo Angola, el resto de los equipos te pueden sorprender en cualquier momento. No parece complicado que las Guerreras consigan la clasificación una vez finalizada la primera fase, es lo que todos esperamos, y a partir de ahí, todo es posible. ¡Mucha suerte!

Síganme en @jokinelizari, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *