Ciclismo Tour de Francia

Simon Clarke se lleva la etapa del Terror en el Tour, Pogačar vence en el segundo round.

A los 35 años de Simon Clarke, y ya con una amplia carrera y experiencia, probablemente no se imaginó jamás lo que llegaría a suceder hoy en esta quinta etapa del Tour de France, y una de las más temidas, con 157 kilómetros desde Lille hasta Arenberg, 11 sectores de pavés y 20 kilómetros sobre adoquines. El australiano, corredor del Israel – Premier Tech que está peleando salvar la categoría logró una victoria de etapa, y la primera a su cuenta este año desde aquella Royal Bernard Drome en el 2020, clásica que se corre en Francia también. y en un ajustado sprint con uno de sus compañeros de fuga. Ni más ni menos que Taco van der Hoorn, llegando con solo 51 segundos de diferencia con Jasper Stuyven y Tadej Pogačar, que una vez más demuestra que al Tour, viene a ganarlo si o si.

 

El que no arriesga no gana…

Fueron 6 los valientes que pelearon la escapa desde el banderazo inicial, en donde destacan los ya mencionados Clarke y Van der Hoorn; el excampeón del mundo Edvald Boasson Hagen y Magnus Cort junto a Neilson Powless ambos del EF – Easy Post. A 75 kms de meta inició el primer tramo de pavés, en donde el calor hacía que estuviera todo seco, pero con el condicionante del polvo que añade muchísima dificultad. Entrando a ese primer tramo, ya los escapados tenían 3:08 min de ventaja, y por mala suerte, Peter Sagan fue el primero en caer.

Más adelante, Wout van Aert líder de la carrera, también se suma a la fiesta de los caídos, mientras rodaba atrás en el pelotón; a 55 kms, entre el segundo y tercer sector, Antony Turgis también va al suelo, y el español Carlos Verona, salva la caída de milagro.

Pogačar viene a GANAR el Tour, se despejan las dudas.

Una barbaridad, una absoluta exhibición del actual campeón que a 50 kms a meta, se puso al frente del pelotón y sin algún compañero de  equipo, tiraba del pelotón sin descanso. El grupo de escapados aumentaba su ventaja a 3:22 min, y el Quickstep con Morkov y Asgreen querían poner paso, a 47 kms Ben O’Connor uno de los favoritos, tenía problemas mecánicos y empezaba a perder tiempo.

A 39 kms de la llegada, todos los favoritos a excepción de O’Connor seguían sin mayores problemas, destacando sin duda a Geraint Thomas y a Nairo Quintana, siempre al frente y no dando tampoco muestras de flaqueza, Pogačar todavía tirando del grupo, aunque siempre alerta.

Una vez Rabobank, siempre Rabobank.

El Jumbo Visma, (antiguo Rabobank), en épocas de antaño siempre se recordó por su mala suerte, y aún en la actualidad la conservan de vez en cuando. A 35 kms de meta aumentan las emociones con la quedada de Van der Poel favoritísimo para la etapa, y problema mecánico para Jonas Vingegaard, donde pierde contacto con el grupo y tiene que usar la bicicleta de uno de sus compañeros.

Pero cuando nada podía salir peor, a 28 kms es Primoz Roglic quien sufre una aparatosa caída tras un enredón en una isleta, ante esto, Pogačar pone el pie en el acelerador y ya con la fuga a 1:06 min, el esloveno quería empezar a poner tierra de por medio desde ya.

El empleado del año del Jumbo será Van Aert si o si.

Pogačar a 19 kms de meta ya rompía la carrera y sólo lo podían seguir Gaudu, Vlasov y Quintana, a la caza de la fuga a solo 40 segundos, y el dueto del Jumbo empezaba a perder tiempo con casi un minuto en compañía de Enric Mas, y la «calma» se perdería aún más cuando Jasper Stuyven del Trek lanzaba su ataque y sólo lo siguió Pogačar, dando un golpe de autoridad tremendo. Por suerte Van Aert enlaza con el dueto de sus líderes, y empieza a tirar del grupo, cómo loco. para poder salvar a su equipo, en dónde definitivamente no les salió nada bien.

La fuga lo consigue, Pogačar asusta.

Aunque parecía que no lo iban a lograr con la exhibición de clase de Pogačar, los escapados en los últimos 6 kilómetros mantenían la ventaja de solo 56 segundos, y con algo más de 15 segundos de ventaja, Van Aert, no sólo le salvo el día a los suyos, sino al resto. que lograron enlazar a 5 kms de meta. Ya para la definición, Powless trata de sorprender al sprint a falta de un kilómetro en donde la experiencia de Clarke pudo cazarlo junto a Van der Hoorn a poco más de 500 mts, y lograr su primer triunfo de etapa en el Tour de France.

El perjudicado de la jornada sin pensarlo es Roglic perdiendo 2:07 min con Pogačar, sumados a el abandono de Jack Haig y Michael Gogl, estará por verse cómo los equipos empiezan a redefinir sus objetivos para disputar lo que viene.

Van Aert, al final salva la camiseta amarilla con un Pogačar que lo tiene a solo 19 segundos.

la general queda de la siguiente forma:

1. Wout Van Aert (BEL/Jumbo-Visma) – 16:17:22

2. Neilson Powless (USA/EF-EasyPost) a 0:13

3. Edvald Boasson Hagen (NOR/TotalEnergies) a 0:14

4. Tadej Pogacar (SLO/UAE Emirates) a 0:19

5. Yves Lampaert (BEL/Quick Step-Alpha Vinyl) a 0:25

6. Mads Pedersen (DEN/Trek-Segafredo) a 0:36

7. Jonas Vingegaard (DEN/Jumbo-Visma) a 0:40

8. Adam Yates (GBR/Ineos Grenadiers) a 0:48

9. Thomas Pidcock (GBR/Ineos Grenadiers) a 0:49

10. Geraint Thomas (GBR/Ineos Grenadiers) a 0:50

y la de los favoritos… asi:

1 – Tadej Pogaçar
2 – J. Vingegaard +21″
3 – A. Yates +29″
4 -G. Thomas +31″
5 -A. Vlasov +37″
6 -D.F. Martínez +50″
7 -R. Bardet +51″
8 -N. Quintana +55″
9 – D. Gaudu +56″
10 -E. Mas +1.02″
11 -D. Caruso +1.40″
12 -R. Urán +1.59″
13 -P. Roglic +2.17″

14 – Ben O’Connor +4.00

 

Para mañana, los corredores partirán desde Binche para recorrer la etapa más larga de esta edición, y llegando a Longwy, un recorrido de  220 kilómetros. Donde superarán dos puertos de 3ª categoría, uno de ellos a escasos 5 kilómetros de la meta, con una pendiente del 12 %, y otro puerto de 4ª categoría a falta de 15 kilómetros para terminar la carrera.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *