Análisis Ciclismo Giro de Italia

Así son los “llanos” del Giro

El Giro de Italia se prevé como uno de los grandes momentos de la temporada de ciclismo de este 2020. La fecha de inicio será el 3 de octubre, llegando a Milán el día 25.

La edición 103 de la “corsa rosa” empezaría en Budapest allá por mayo pero, dada la situación actual, como ya sabemos, todo ha variado.

Cambiamos el comienzo de una de las carreras más bonitas de la temporada de Budapest a Sicilia, que albergará las cuatro primeras etapas. Contrarreloj individual, tres etapas de más de 200km y finales en alto muy duros que permiten el espectáculo desde el minuto uno.

Comentaremos las etapas con menos desnivel, que también pueden resultar muy interesantes para el desarrollo de la carrera.

Etapa 1 (sábado, 3 de octubre). Monreal – Palermo: 15km. Crono individual que desciende desde la Catedral de Monreal hasta el centro de Palermo. Podría ser uno de los comienzos de Gran Vuelta más rápidos. Se estima que conseguiría hacer en unos 17 minutos por su característica descendente.

Etapa 4 (martes, 6 de octubre). Catania – Villafranca Tirrena: 140km. Primera oportunidad para los esprínteres. Con un puerto de tercera categoría a mitad del recorrido que no debería suponer mucho inconveniente, ya que sería la primera etapa disputada al sprint. Hay que tener en cuenta que es una etapa que se desarrolla pegada a la costa, con lo que el “factor viento” puede hacer de esta etapa un espectáculo de abanicos multicolor.

Etapa 6 (jueves, 8 de octubre). Castrovillari – Matera: 188km. Ya en la Península Itálica, ésta se trata de una etapa con dos ascensiones al inicio que no puntúan, pero se podría dar alguna fuga. En la parte final, hay otro puerto de tercera categoría, y a unos 2km de meta, encontramos una rampa del 10% que descartaría a los esprínteres más puros. Aunque podría darse alguna escapada y una sorpresa en solitario.

Etapa 7 (viernes, 9 de octubre). Matera – Brindisi: 143km. Se trataría de la primera etapa completamente llana de la carrera. Aparentemente sencilla, pero sin olvidar el factor del viento.

Etapa 11 (miércoles, 14 de octubre). Porto Sant´Elpidio – Rímini: 182km. Ideal para los velocistas. Lo más  probable es que se dispute al sprint.

Etapa 13 (viernes, 16 de octubre). Cervia – Mnselice: 192km. Última oportunidad para los esprínteres en esta segunda semana de carrera. Llana los primeros 150km, pero a partir de ahí, encontramos un par de resaltos que pueden pasar factura a los velocistas. Podríamos ver en meta un sprint reducido.

Etapa 14 (sábado, 17 de octubre). Conegliano – Valdobbiadene: 34km. Con esta etapa comienza la parte decisiva de este Giro. Es una contrarreloj individual bastante plana, aunque tiene algún resalto montañoso que podría suponer la diferencia con los escaladores puros.

Etapa 19 (viernes, 23 de octubre). Morbegno – Asti: 253km. Puede parecer una jornada de descanso para los que optan a la clasificación general. Pero tenemos que tener en cuenta que se trata de una etapa de 253km, y que estamos a dos días de terminar la carrera. El cansancio ya hace mella en los corredores.

Etapa 21 (domingo, 25 de octubre). Cernusco sul Naviglio – Milano: 15,7km. Será la tercera contrarreloj de este Giro. Es una crono totalmente llana. Todo depende de cómo se haya ido desarrollando la carrera, pero nada está escrito. Podríamos ver aquí la lucha definitiva por el podio.

Así, el 25 de octubre llegará esta “corsa rosa” a Milán tras 3.497 kilómetros de recorrido. Tendremos que estar atentos a los acontecimientos porque podemos afirmar con rotundidad que el espectáculo está asegurado.

Fuente fotos: girodeitalia.it

Sígueme en @mj_Doce y sigue toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en Instagram: sextoanillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *