Football Americano NFL

El niño que se enamoró de la NFL

¿Cuántas personas no se enamoraron de un deporte de niños? Algunos porque lo jugaban en la calle, otros porque sus padres los llevaban al estadio, a la cancha o simplemente los veían por la televisión, tal fue nuestro caso.

El Superbowl

Super Tazón XXIII, San Francisco contra Cincinnati, un juego de campeonato diferente para este niño en todas las formas posibles, los colores de los uniformes, los vistosos vivos en los costados, el casco, las hombreras, nitros, tablas, todo. Pero lo más impresionante era la expectativa de las personas de la transmisión y de la gente que estaba en el estadio ovacionando a todos esos gigantes. Realmente un juego distinto, donde algunos son fuertes, otros rápidos y algunos otros, unos salvajes tacleando al enemigo. Si, lo más emocionante, las tacleadas, también esas terceras oportunidades que en ocasiones se lograban y otras erraban por ese golpe salvador que no permitía que la ofensiva continuara, lo que daba paso a la jugada favorita de muchos, el regreso de patada.

Era como ver titanes en el campo, la imaginación te llevaba hasta la épica y eterna batalla del bien y el mal, legiones en guerra que solo buscan la victoria para beneplácito de una multitud que observaba jubilosa la lucha. Escuadrones en guerra que buscan tomar la colina, viendo como algunos caen víctimas de esas barreras y trampas que opositores que con inteligencia y saña las idearon días antes de tan espectacular encuentro. Era simplemente fantástico.

Un partido vibrante

Un juego con tantas emociones que los aplausos eran para los de un lado u otro, por lograr la anotación o por detener las marchas, aplausos en tantas jugadas que no puedes parpadear, ni mucho menos ir a tomar un bocadillo. Fueron tantas las emociones, los sobresaltos, las decepciones, que no puedes olvidar toda esa experiencia.

Al final San francisco venció a Cincinnati y entonces conoces el nombre de quien será tu ídolo toda tu infancia, hasta otros nombres que sabes que puedes sentarte un domingo a ver sus lances y movimientos sabedor que son de lo mejor que puedes ver y semana a semana sin dudar se van conociendo nuevos ídolos, nuevos estandartes, nuevos colores y de repente, el equipo de tus amores y la liga que simplemente amas por que viste un juego que te hizo vibrar tan fuertemente que te obligó a gritar a conocidos que había otro deporte donde todo es tan diferente, tan emocionante que simplemente no querrás dejar de ver.

Foto vía: Sopitas.com

Síganme en @Power_hdo y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

One Response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *