AFC AFC Este AFC Norte AFC Sur AFC-Oeste España-LNFA Flag Football Americano Football Americano en Europa NFC NFC Este NFC Norte NFC Oeste NFC Sur NFL

Le pegaron de todos lados y nadie lo podia parar

 

Le pegaron de todos lados y nadie lo podía parar…

La nostalgia de los días grises puede a muchos, a mi me pegó un día como hoy, así que quiero hablarles a los más nuevos en este deporte, acerca del vikingo al que nadie pudo parar.

En la National Football League, para ser un buen equipo se necesitan una serie de casualidades, la primera tener una figura, o al menos, una que valga por varias. Y los Minnesota Vikings contaban con Adrian Peterson, con el mejor Adrian Peterson.

Fue en la temporada de 2011, cuando un 24 de diciembre todo parecía perdido. Minuto 4:45 de juego en el 3er cuarto, juego empatado 10-10 versus los Washington Redskins, una jugada de el mismísimo All Day Peterson no termina bien. Tras escaparse de la DL de Washington el Safety DeJon Gomes no le quedó otra opción para frenar al RB de Minnesota, que prenderse de la pierna izquierda del corredor, lesionándolo gravemente… y fue ahí donde la pesadilla inició.

Lesión de grado 3 para el corredor de los Vikings, todo se volvió gris, la gente no alentaba, los jugadores no tenían opción que seguir jugando, él se lesionó por ellos y ellos ganaron el partido por él. (MINN 33- WAS 26).

Luego de largos meses de espera, todo terminó y el protagonista de esta historia… AD ( All Day Peterson como se hace llamar) volvió a las canchas.

“The coach always told us, give it to Peterson, so that you want it, give it to Peterson and we are already solved the problems.”

“El coach siempre nos decía, dénsela a Peterson, para que la quieren ustedes, dénsela a Peterson y ya estamos solucionados los problemas.”

Y así fue…

Nunca tuvo un perfil fanfarrón. Siempre fue un tipo que no necesitaba cámaras, no quería periodistas, él se enfocaba en lo suyo que lo demás sobraba. Así fue como la inesperada temporada del 2012 iba a quedar en el corazón de muchos, ya que tras una baja de 3-13 en el año 2011 para los Vikingos volvieron…y de qué manera.

Fue una temporada donde los WRs no tenían chances contra las piernas de All Day, ellos eran espectadores de privilegio ya que quedaban atrás. Pudiendo ver las salvajadas que hacía este animal.

Y la segunda casualidad que se necesita, es que el equipo tenga un mismo objetivo…por mas difícil que sea el camino. El equipo entendió todo eso porque al principio no jugaban bien, era muy difícil equilibrarse después de una temporada con tan solo 3 victorias. Hubo muchísimas complicaciones. Ellos más que nadie sabían que jugaban por todos, en representación de un pueblo. Aparte tenían a ese hombre, el mejor hombre y que podían tener la ventaja con él.

El juego contra Jacksonville fue uno de los principales, fue un juego demasiado físico, ellos también sabían quién era AD Peterson. El juego fue muy duro contra él, era marcarlo de a 3 personas haciéndole personales, venía uno y atrás ya venía el otro, pero… no lo podían parar, era un toro indomable. Terminando así con el marcador victorioso de 23-26 para los Vikingos con 84 YDS totales y 2 TD.

La piedra dura por venir fue el partido contra los Arizona Cardinals de esa época, muchos hablan de que la defensa floja de Cardinals ayudó mucho a las bestiales 166 YDS y 1 TD de AD, pero es que no lo vieron, los dejó a todos parados sin saber qué hacer y mucho menos sin encontrar remedio para semejante enfermedad como en ese entonces fue esta bestia para todos ellos.

Terminando así el juego 21-14 a favor de los Vikingos, los cuales llenos de alegría festejaron en Arizona descocados totalmente.

Todo pintaba de lo mejor para esta temporada para los Minnesota Vikings de Leslie Frazie, pero antes de seguir avanzando a los juegos de post-season con una entrada casi asegurada para ellos, había que enfrentarse a un viejo amigo…Los Chicago Bears.

Fue uno de los juegos más difíciles que enfrentaron Ponder (En ese entonces QB titular de los Vikes) y compañía, muchos hablan de Green Bay, de Seattle Seahawks, pero el partido contra Bears fue uno muy definitivo ya que se conocían entre todos, siendo rivales divisionales y siendo el segundo partido en la temporada por jugar (el primero fue una dura derrota para Minnesota con un marcador de 28-10 a favor de los Bears). El partido fue duro pero nada es imposible para el imparable Peterson que se presentaba para ese tan aclamado año. Completando para los Vikings un total de 172 YDS totales y 2 agresivos TD fueron lo que le dieron la victoria a esos Minnesota Vikings que venían ante una dura pérdida contra Green Bay la semana anterior.

Pero si hubo un partido que definió esa temporada para los Vikingos, fue el último partido de la temporada regular ante su clásico del norte, Green Bay Packers… tres semanas después de la paliza física que recibieron los Vikings contra ellos, con una derrota de 14-23 a favor del equipo comandado por el capitán Aaron Rodgers.

El equipo entero sabía que por un lado estaba el norte diciendo muchachos… es contra Green Bay no se puede perder y por el otro estaba Adrian Peterson que buscaba ser leyenda pisando esas 2000 yardas de temporada. Ponder más confiado que nunca y los Vikings más fríos que de costumbre. Era ese juego el que iba a definir el futuro de todos, porque no solo iban a vencer a un rival como lo eran esos Green Bay, sino que con la entrada a post-season iban a hacer a un pueblo feliz… pero también se jugaba la placa de leyenda para el historial de Peterson.

El partido fue difícil también, en la primer mitad fue duro físicamente para los jugadores y mentalmente para el Coach. Jugadas que terminaban en nada por parte de los dos, la defensa que no sabía cómo parar el brazo atroz que poseía Aaron en ese entonces, la otra parte que no sabía cómo frenar las piernas de ese Peterson imparable.

La segunda mitad todo se desequilibro un poco más, ya iban fuerte contra Peterson, ya era muchísimo más físico el juego, no lo dejaban jugar.

Entro la DL muy confiada la cual fue una completa pesadilla, no podían romper esa barrera humana que presentaba Packers. Pero fue cuando Ponder empezó a buscar más a los WRs que fue, lo que a mí respecta, desequilibro el juego. Pero no todo termina ahí… es mas recién comienza, fue el juego donde la leyenda Adrian Peterson apareció con una actuación magnifica, nadie podía creer, con el frio de pleno diciembre, la altura del norte y el cansancio que tenían todos y este tipo los pasaba

como si fueran palos. Con 1 TD y 217 YDS con un empujón final para marcar la diferencia en el juego con un gol de campo. Pero no solo para marcar un gol de campo, sino también para marcar su huella en la historia… llegando con ese empujón a las + 2000 YDS terrestres en una temporada regular para un RB. Adrian Peterson les dio la victoria y el pase a PlayOffs a un Minnesota que arrancaba ese año completamente desilusionado.

Para finalizar cabe aclarar que mas allá de las marcas históricas que realizo ese año, esta persona se gano el premio al MVP del año 2012.

Cuando la gente cuenta historias, habla de leyendas o de personajes mitológicos extravagantes muchos piensan que solo pueden aparecer dioses en ellas, pero en esta historia como pudieron ver… no apareció nadie mas que un hombre con la dorsal número 28 que le dio la alegría a miles de personas, de volver a entrar en Playoffs después de casi 3 años de sequía. Un hombre simple… que quedó como el All-time Rushing Leader, con esa placa en Minneapolis Us Bank que dice: “Adrian Peterson 2,418 att, 11,747 yds, 97 TD.”

Te extraño ver bailar con el ovoide, danzar como solo vos lo sabes hacer con la Lila y Oro de Minnesota, y espero todos los días verte volver, Adrian…

Twitter: @tiagosanchezgnr

Instagram: _tiago_sanchez_

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *