Crónica NFL

AFC Norte – Semana 13 – Baltimore muestra su mejor versión de cara a los playoffs

Baltimore Ravens logran su tercera victoria consecutiva y se colocan en playoff a una victoria de todos sus rivales.

 

SCORES SEMANA 13

Detroit Lions 20 – 44 Baltimore Ravens
Cleveland Browns 10 – 19 Los AngelesChargers

 POSICIONES AFC NORTE 

Club G P E avg
Pittsburgh Steelers 10 2 0 0.833
Baltimore Ravens 7 5 0 0.583
Cincinnati Bengals 5 7 0 0.417
Cleveland Browns 0 12 0 0.000

 

DETROIT @ BALTIMORE 

(Foto: Baltimoreravens.com)

Algo extraño pasó en el partido de Baltimore, el ataque dominó completamente y tuvo que echarse el partido a la espalda para que no ocurriera un desliz que hubiera venido muy mal para sus posibilidades de cara a los playoffs.

Y es que en la primera mitad el ataque fue apabullante, el juego de carrera funcionaba, cosa que mejor o peor se esperaba,pero la sorpresa fue el juego aéreo, completamente desaparecido en lo que va de temporada.

La defensa cumplió y dejaban a 0 el marcador rival y conseguían hacer valer los 20 puntos que anotaban sus compañeros del ataque como un colchón sobradamente holgado para encarar la segunda parte.

Pero justo antes del final del segundo cuarto perdían a Jimmy Smith, que mientras escribo estas líneas se confirma que se pierde el resto de temporada, y dejaba un hueco enorme que aprovechaba Mathew Stafford en el tercero y conseguía avanzar sin problemas por el flanco izquierdo, logrando colocar a su equipo a un solo touchdown de igualar el partido.

A la llegada del último cuarto, el ataque volvía a cumplir y ponía otra ventaja de dos anotaciones y aunque Detroit volvía a ponerse a 7 puntos, la defensa cerró filas y el front seven ejercía la suficiente presión para no dejar pasar cómodo a Stafford, incluso tuvo que salir del campo en un fatal golpe, haciendo entrar al suplente Jake Rudock.

Con este panorama, el partido se puso de cara para Baltimore, Alex Collins volvía a anotar y una intercepción de Eric Weddle retornado para touchdown ponía el broche a un partido casi perfecto que hace soñar con llegar a postemporada viendo como New England vencía a su rival más directo por el puesto de wild card, los BuffaloBills.

Joe Flacco firmó el que seguramente sea el mejor partido de lo que lleva de año, completó 23 de 36 pases para 269 yardas, lanzando para 2 touchdowns. Entre sus receptores favoritos vuelven a estar Jeremy Maclin en las rutas cruzadas o laterales, pero sobre todo Mike Wallace, siempre presente en los pases mas profundos llegando a sumar 116 yardas.

Pero esto vino bien complementado con un juego de carrera estable, teniendo a Alex Collins en un estado de forma envidiable, cogió 15 de los 27 acarreos totales para 75 yardas.

Con estas buenas sensaciones viajan a Pittsburgh la semana que viene para el que seguramente sea el partido mas complicado de lo que les queda de calendario. La baja de Jimmy Smith puede pesar en su contra y ese hueco ser aprovechado por Big Ben y Antonio Brown para hacer mucho daño, pero si el ataque cumple como lo ha hecho, nada les impide soñar con dar un susto inesperado.

CLEVELAND @ LOS ANGELES

(Foto: Clevelandbrowns.com)

La tónica en los partidos de los Browns empieza ya a ser habitual, y es que aunque su defensa limitó a field goals únicamente a Los Angeles Chargers durante toda la primera mitad, dando la oportunidad incluso de ponerse por delante en el momento en el que consiguieron anotar un touchdown al segundo cuarto, su ataque no da los resultados deseados y no encontraron la manera de sobreponerse a los 10 puntos anotados por sus rivales en el tercer cuarto.

Al último cuarto Joey Bosa capturó y forzó un fumble sobre DeShone Kizer cuando estos ya estaban en territorio de Chargers, que recuperó Denzel Perryman. Solo quedó tiempo para otro drive más de Cleveland que fue interrumpido por la intercepción de Adrian Philips que daba punto y final a las pocas posibilidades de los Browns.

DeShone Kizer completó 15 de los 32 pases que lanzó, y volvió a tomar las riendas en más de una ocasión lanzándose el mismo a la carrera, convirtiéndose en el máximo corredor de su equipo con unas paupérrimas 46 yardas, dando a entender el flojo juego de carrera del equipo.

Pero todas las miradas estaban sobre Josh Gordon, quien volvía a un terreno de juego desde 2014 por ser suspendido más de dos temporadas por abuso de sustancias. Prácticamente fue el mejor del equipo, atrapando 4 pases y llegando a completar 85 yardas, demostrando el buen estado de forma a pesar del tiempo inactivo y la poca eficacia del ataque.

La semana que viene reciben a Green Bay Packers, y a pesar de seguir con la baja de Aaron Rodgers, no se espera que Cleveland tenga el suficiente empaque para lograr subir la primera victoria este año a su marcador.

PITTSBURGH @ CINCINNATI

(Foto: Steelers.com)

Partido feo y rudo el que se vivió en Paul Brown Stadium este Monday Night Football. La rivalidad entre Bengals y Steelers siempre es un aliciente, pero la violencia desatada en cada partido empieza a ser cada vez más preocupante.

Pittsburgh veía como en el primer cuarto sufría su primera intercepción, perdían al líder de su defensa Ryan Shazier en un desafortunado golpe que le hacia perder la sensibilidad en las piernas y tenia que ser sacado del campo inmovilizado, por suerte parece que a la hora que se publique este artículo, empieza a dar signos de movilidad y no se teme que empeore su situación. Para colmo de males, Cincinnati aprovechaba la coyuntura y se colocaba 10 puntos por encima.

Antes del descanso la distancia aumentaba en otros 7 puntos por los 3 del field goal que conseguían marcar para “maquillar” un poco el resultado.

A la vuelta del intermedio, Mike Tomlin pareció ajustar y su equipo volvió a lucir como semanas atrás. Con apenas 7 minutos del final, Ben Roethlisberger conectaba con Le´Veon Bell para avanzar en el que el receptor rookie Juju Smith-Schuster propinaba un duro golpe a Vontaze Burfict que también le hacia salir en camilla, no sin antes regodearse mientras este estaba convaleciente en el suelo. Parecía que el ritmo duro del partido no se había relajado con el descanso.

A pesar de la penalización, Big Ben lograba completar la serie y anotar conectando con Antonio Brown en un pase de 6 yardas en el que también sufría otro feo placaje en la zona de anotación, que ponía el resultado en tablas con 3:51 por jugar.

Chris Boswell volvía a salvar a su equipo a escasos segundos por segunda vez y Steelers se llevaba una sufrida victoria que le sigue poniendo en lo alto de la AFC junto a los New England Patriots.

En el duelo de QBs en números fue bastante parejo, Big Ben conecto 24 de 40 pases para 290 yardas por los 21 de 36 para 234 yardas de Andy Dalton, repartiéndose 2 touchdowns cada uno. Le´Veon Bell esta vez fue líder tanto en yardas por carrera (76) como por recepciones (106) dejando a Antonio Brown a 101. En Bengals hubo un empate a 77 tanto corriendo (Giovani Bernard) como recibiendo (A.J. Green).

La próxima jornada Pittsburgh recibe a Baltimore Ravens con las terribles bajas de Ryan Shazier por lesión como de JuJu Smith-Schuster por sanción, un partido realmente duro en el que los cuervos se juegan su boleto a playoffs, por lo que se espera otro encuentro lleno de tensión.

Cincinnati por su parte reciben a Chicago Bears que ya están matemáticamente eliminados. Deberían de llevarse la victoria si quieren mantener las posibilidades de llegar a postemporada.

(Foto principal: Baltimoreravens.com)

David Armero.

Síganme en @david_armero y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *