Análisis

Suzuki en 2017: de menos a más

Tanto Andrea Iannone como Álex Rins han evolucionado la Suzuki en 2017 de forma ascendente tras un comienzo de año para olvidar. 

La temporada de Suzuki en 2017 no ha sido como se esperaba, ni por parte de los aficionados, ni de los pilotos, ni del equipo. Comenzaron motivados su tercera temporada desde su vuelta al campeonato tras los cuatro podios con victoria incluida en Silverstone de la mano de Maverick Viñales, pero como explicó hace unas semanas el team manager Davide Brivio, se equivocaron al escoger el motor para la temporada, mejorando la tracción, pero empeorando otras áreas, como en la entrada en curva o girando.

Pero comenzó la gira asiática y probaron material para 2018, mejorando claramente los resultados, marcando varios Top 5. No consiguieron subir al podo, pero eso ha echo que la marca vuelva a tener las concesiones de 2015 y 2016, pudiendo utilizar hasta nueve motores y evolucionar libremente durante todo el año.

Álex Rins en Qatar con la Suzuki en 2017 / ultimatemotorcycling.com

Comienzo para olvidar

Las primeras carreras de Suzuki en 2017 fueron decepcionantes, aunque en Qatar no se estrenaron del todo mal. Bajo los focos de Losail, Iannone partió en segunda posición y aunque se fue al suelo, se mantuvo en las posiciones delanteras, mientras que Rins mejoró vuelta tras vuelta hasta remontar del 15º al 9º a 14 segundos del ganador, Viñales. Pero las cosas se complicaron más y en la siguientes citas en Argentina y Austin solo pudieron sumar 7 puntos, los del italiano en la cita estadounidense. El español se fue al suelo en la carrera Termas de Río Hondo y en los entrenamientos de COTA, lesionándose cúbito y radio de la mano izquierda causando baja hasta Assen.

A contracorriente hasta el parón veraniego

Tras la grave lesión de Álex Rins, Suzuki tuvo que buscarse sustitutos. El japonés Takuya Tsuda, probador de la marca, fue el encargado de coger su moto en Jerez, terminando 17º con Andrea Iannone fuera de carrera al comienzo de la misma. Le Mans no fue mucho mejor, con un 10º puesto a casi un minuto del ganador. A partir de este Gran Premio, fue Sylvain Guintoli quien pilotara la GSX-RR sumando un punto.

Los desastrosos resultados continuaron en Mugello y Barcelona. Iannone no pudo pasar de la décima posición delante de su afición y Guintoli no logró puntuar, y en Montmeló ambos pilotos rodaron en tiempos muy lentos, finalizando a la par fuera de los puntos. En la siguientes carreras en Assen y Sachsenring reapareció Rins pero los resultados seguían brillando por su ausencia. Antes del parón de verano, de nuevo ninguno puntuó y se fueron de vacaciones con solo 36 puntos entre los dos.

Saliendo del pozo

El campeonato regresaba más de un mes después y con el español prácticamente recuperado de su lesión, se empezaban a ver luces al final del túnel. Aunque el italiano no terminó en Brno, Álex recuperaba la confianza rozando un Top 10 en una lucha con el también rookie Jonas Folger.

Austria, Silverstone, Misano y Aragón fueron carreras en las que alternaron buenas carreras con varios abandonos, con Rins apretando las tuercas a Iannone. El #29 reaccionó y junto a las nuevas piezas que trajeron desde Japón para 2018, cosecharon los mejores resultados de la temporada.

Andrea Iannone en Cheste con la Suzuki en 2017 / sports.okezone.com

Decente final

El triplete transoceánico fue testigo de los mejores resultados de la temporada. Bajo la lluvia de Motegi, Iannone y Rins entraron en meta cuarto y quinto y una semana después, en Phillip Island, finalizaron 6º a tres segundos y 8º a doce, respectivamente. Esa fue la primera vez que luchaban en el grupo delantero hasta el final.

En la tercera semana consecutiva de carreras, no se confirmó la buena dinámica ya que al comienzo de la carrera de Sepang, los dos comenzaron delante, pero Rins se fue al suelo en la curva 1 y Iannone no encontró buenas sensaciones y fue perdiendo posiciones hasta finalizar 17º a casi un minuto de Andrea Dovizioso.

Pero en Cheste volvieron a la senda positiva. Rins finiquitó su año de rookie en un gran cuarto lugar y Iannone cerro un gris 2017 en sexta posición.

Ya en los test de cara al 2018, la pareja azul se mostró contenta con la nueva moto, mejorando entre otras cosas el chasis, y con motivación para encarar el año próximo en mejores condiciones.


Imagen destacada vía: as.com

Sígueme en Twitter: @motoadictoo y siga toda la información y actualidad deportiva en @SextoAMotor y @SextoAnillo , en Facebook e Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *