Fútbol Sala Noticias Psicología Deportiva

Asperger. El Futsal como mecanismo de ayuda. Competir con uno mismo. FS Castelldefels

El gran debate entre formar para ganar, o la formación para que chavales como es el caso de Erik López, jugador ahora cadete de primer año del FS Castelldefels, afectado por el Síndrome de Asperger, tengan la oportunidad de hacer deporte con otros chicos y chicas de su edad, y que su enfermedad no sea un impedimento para ello.

Me remito a la temporada 2012/13…

Quiero hacer referencia a un escrito recibido por el Sr Rafael López, padre de Erik López. Erik es uno de los porteros del Benjamín A del Futbol Sala Castelldefels de la temporada 2012/13.

El pequeño Erik está afectado del Síndrome de Aspenger. Os remito el escrito:

Siguiendo las instrucciones de nuestro entrenador me ha hecho pensar sobre el inicio de temporada, pensando me he dado cuenta que el inicio de temporada para Erik empezó mucho antes de jugar con el FS Castelldefels.

Todo empezó cuando me cruzaba con Juanjo Capdevila por el colegio Santo Ángel de Gavà y el barrio, y nos saludábamos por cortesía y educación. El tiempo hizo que nuestras vidas se cruzaran compartiendo carreras para coger el autobús y tren de cercanías, ahí comenzó a fraguarse una amistad entre nosotros.

Durante el tiempo de trayecto del tren fuimos comentando impresiones sobre el futbol sala, ya que estaba descontento con el equipo que jugaba mi hijo por unas decisiones de cambio a mitad de la temporada. Juanjo entrenaba a un equipo en Castelldefels y me apoyé en él para ver como se tenía que trabajar. No hace falta decir que su saber del tema es amplio y la forma de funcionar de su club me gustó.

Un día en el tren nos enseñó un mensaje que le escribió una madre de un jugador de su club, un jugador muy especial como el resto de sus compañeros, cada entrenamiento se dejan la piel, su entrega es total y se demuestra corriendo detrás de la pelota sin miedo. Esto tiene mucho valor porque tienen una dificultad (Parálisis cerebral). En ese momento pensé que podría llevar a mi hijo a probar en ese club y se lo comenté a Juanjo, le expliqué la problemática de Erik, nos invitó a que asistiera a los entrenamientos.

A finales de mayo comenzó a asistir a los entrenamientos. Mi primera impresión fue de sorpresa por el tipo de ejercicios que realizaban los jugadores, los porteros realizaban ejercicios específicos de su posición, era todo tal como me había explicado en el tren.

No hizo falta mucho más tiempo para decidirme a apuntar a Erik al club de Castelldefels. Sólo faltaba saber si Juanjo aceptaba a un niño con el síndrome de Aspenger (espectro Autista). Lo aceptó y lo integró en el equipo llevándolo convocado a un partido amistoso. Todos los jugadores lo aceptaron y realizaron un esfuerzo para que se sintiera uno más del grupo, siendo conocedores de su dificultad, durante el partido disputado los padres también colaboraron lanzando gritos de ánimos al nuevo miembro. Recuerdo bien a una madre gritando “Erik guapo”, eso me llegó al alma.

En septiembre empezó la pretemporada con ocho partidos en un mes, Erik estaba convocado en el Benjamin “A”, no tarde mucho en comentarle a Juanjo si sabía lo que hacía por los límites de juego de mi hijo, me contestó: ”déjame a mí que se lo que me hago”. No se equivocó. Erik ha superado los límites que tenía y progresa adecuadamente.

Mi valoración de la primera parte de temporada no podría ser más que positiva, muy positiva. En las convocatorias y entrenamientos no falla ningún jugador. Recordemos a Iker Capdevila jugando en Olesa de Montserrat con gripe, Erik a las cuatro de la madrugada en urgencias de Sant Joan de Deu diciéndome que quería ir a jugar contra el CEIP Joan Maragall, acudiendo al partido…

Los padres y familiares van a los partidos para animar a nuestros campeones. Da orgullo ver ese grado de implicación, todos acatan las órdenes del entrenador.

Nos pide el entrenador que demos nuestra opinión sobre aspectos que puedan ser mejorados, son catorce jugadores con catorce formas diferentes de hacer las cosas, por lo que llego al pensamiento que el sistema utilizado es muy bueno, nosotros debemos ser los que nos acostumbremos al Club y no el Club a nosotros.

Erik va muy contento a los entrenamientos, es feliz en su nueva etapa, se siente respaldado lo cual se transforma en seguridad en si mismo y en confianza: recordareis cuando en un partido lanzó la pelota al cielo por no saber a quién pasar, en los últimos partidos busca opciones y ejecuta los pases con precisión con las manos y pies, en esto participan todos, incluidos los familiares de sus compañeros.

Aquí se puede ver el vídeo de la progresión de Erik López durante la temporada 12/13

Por mi parte también estoy aprendiendo. Ya sé que es un cierre, ala y pívot, sé lo de las faltas acumuladas como de más normas que desconocía. Me he apuntado a Facebook, esto último un gran logro de Juanjo. No quiero que esto parezcan mis memorias, por lo tanto lo dejo aquí y en el resumen de la segunda parte de la temporada pondré el resto…

Rafael López

Gavá, 23 de enero de 2013

Escritos como estos hacen que el trabajo que cada día realizamos los entrenadores-formadores tengan sentido. Hemos de utilizar el deporte (en mi caso el futbol sala) para “sociabilizar”, utilizarlo de herramienta de integración, de formación, de educación…

Gracias al trabajo que hemos podido realizar con Erik, un trabajo que ha sido difícil, complicado para todos, ya que un cambio de hábitos, una responsabilidad, un sacrificio en muchos aspectos, y sobretodo incertidumbre en lo que podía pasar… nos hacía tener a todos una serie de altibajos emocionales que no sabíamos si conseguiríamos el objetivo.

Al final, y durante estos años, esta será la 5ª temporada que Erik se ponga su camiseta de portero del FS Castelldefels, podemos decir que el futbol sala nos ha servido para poder integrar a Erik en una casi total normalidad. Erik, como otros tantos chavales, no es raro, simplemente tiene una dificultad más que el resto y que debemos apoyar en superar. Gracias al FS Castelldefels y a la gente que trabaja en este club, hemos dado un paso más en la vida de Erik y su familia.

Incluso tuvimos la fortuna de poder explicar la historia de Erik y el trabajo del FS Castelldefels en un programa de Canal +, Informe Robinson, Competir con uno mismo.  En él podemos ver el gran trabajo realizado por Erik y uno de sus deseos como portero.

Video de informe Robinson de Canal +

Al menos en estas edades, dejemos la competitividad a un lado. Sí, a todos nos gusta ganar, pero ¿pensáis que Erik y su familia no han ganado sea cual sea el resultado de la competición del fin de semana?

El fútbol sala y el deporte en general puede servir a muchos chavales para poder superar ciertas dificultades que para nosotros no tiene importancia hasta que las vivimos de cerca. Seamos competitivos, pero formativamente.

Foto destacada vía FS Castelldefels.

Síganme en twitter @juanjocapdevila y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en @SextoAFutsal, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *