Análisis

No sin mi afición

Balance discretísimo el obtenido por el CD Tenerife en la doble salida que tuvieron que afrontar los tinerfeños estas dos últimas jornadas ligueras y que deja al equipo dirigido por Pep Lluis Martí en una situación muy comprometida para afrontar estas últimas 6 jornadas.

Y es que un balance de uno de seis puntos posibles a estas alturas de la temporada se antoja muy poca renta considerando las reales opciones que mantiene el equipo tinerfeño de poder terminar el campeonato en puestos de Play Off y lo apretada que esta la clasificación. 
 
A este hecho se suma que el conjunto chicharrero encadena cinco jornadas consecutivas sin vencer tras la última victoria conseguida en la visita del Real Oviedo al Heliodoro Rodríguez el pasado 02 de abril, lo que ha provocado que los chicharreros terminaran dicho encuentro con un renta de 5 puntos sobre el séptimo clasificado en ese momento, el Huesca y a 6 puntos del segundo clasificado el Girona y tan solo un mes despues, marquen los Play Off en sexto lugar empatado a puntos con el propio Huesca y a dos puntos del tercer clasificado, y lo que es más relevante, habiendose recudido la distancia con el séptimo clasificado a tan solo dos puntos.
 
Ya el entorno, muy influyente en la isla, comienza a trabajar despacio. Se ha pasado en cuestión de un mes de un ambiente triunfalista que situaba el equipo en Primera División por la vía rápida tras la gran segunda parte del partido frente al Girona a una corriente de opinión pesimista qué poco bien le hace al equipo.
No estamos hablando algo nuevo en la isla, muy acostumbrada al extremismo. Desde hace algunas temporadas se ha asentado una corriente de opinión pesimista muy dañina alrededor del equipo.

Ya se empiezan a escuchar en los mentideros que siguen al equipo los típicos comentarios del nivel «no te das cuenta que los jugadores no quiere subir» – como si al jugador profesional no le interesara progresar profesionalmente -, «al menos el equipo está salvado» ,el de nueva cosecha desde hace algunos años trás frustarse las opciones de Play Off en un final de liga lamentable hace algunas temporadas en aquel Tenerife de Ayoze Pérez y Cervera 
«el Tenerife siempre afloja a final de temporada», y el mítico «es que los jugadores no les importa el Tenerife por qué muchos son de fuera», etc.
 
Ante este aluvión de comentarios capciosos en este tramo de competición el verdadero aficionado al Tenerife debe reaccionar y recordar siempre que quizás sea ésta una de las temporadas dónde se haya reunido una de las plantillas más comprometidas de la reciente historia del club y que se presenta una oportunidad que a buen seguro los Vitolo, Suso Santana, Aitor Sánz, etc,  no querrán dejar pasar.
 
Si algo hizo grande al Tenerife fueron sus trepidante finales de Liga – aquel Tenerife que arrebataba ligas al Real Madrid en la última jornada, que obtenía clasificaciones europeas de infarto, que ascendía en la última jornada o se salvaba o lograba ascender en promociones de infarto y así un largo etcétera-, que enamoraba con su juego a propios y extraños, que demostraba una ambición impropia a un equipo de su estructura y nivel que le llevó a codearse con los grandes de Europa.
 
Ahora es cuando más que nunca el tinerfeñismo debe estar unido y arropar al equipo, remar en la misma dirección, sentirnos orgullosos de nuestra historia y alejarse del derrotismo y el pesimismo por qué lo mejor está por llegar. 
 
En una palabra se puede resumir todo: AMBICIÓN #VamosTete #SisePuede
 
Foto Destacada: ForoCoches
 
Síganme en @abelsimve y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo , en www.fabebook.com/SextoAnillo o en nuestro Instagram: SextoAnillo
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *