Análisis

La situación se complica para el CD Guijuelo

Tras la derrota protagonizada el domingo pasado contra el Lealtad de Villaviciosa, el CD Guijuelo se encuentra en una situación muy complicada de la que debe salir sí o sí. Los salmantinos llevan obtenidos 21 puntos en 23 jornadas por lo que se encuentran en puestos de descenso y cada vez están más cerca de caer en tercera división.  Solo han ganado cuatro partidos en lo que llevan de temporada de los cuales tres de ellos fueron al mando de Mateo García y uno al mando de Jordi Fabregat, actual técnico del equipo.

Después de la marcha del técnico Mateo García, se esperaba que el equipo saliera de la mala racha con Jordi Fabregat, que comenzó dándole protagonismo a Antonio Pino lo que dio sus resultados ya que se ha convertido en una pieza clave para el equipo debido a sus asistencias en el terreno de juego así como todas las opciones de ataque y goles que ofrece con su movilidad.

Cualquier tiempo pasado fue mejor, el CD Guijuelo se encuentra en una de las perores situaciones vividas en lo que lleva de temporada. El equipo no había estado en esta situación desde hacía años, llegándose a comparar con la temporada 2004-2005, en la que el equipo solo consiguió 39 puntos y en consecuencia descendió a Tercera División. Los directivos del club, ya sea Chema Aragón o Jorge Hernández, no dan la cara por el equipo y no prestan ninguna declaración al respecto, como se pudo ver en la presentación del nuevo fichaje del equipo, Pablo Ortiz.

Con esta situación, el técnico del equipo ha declarado que  “no voy a culpar a mis jugadores, el responsable soy yo y además el miedo nos bloquea, más allá de lo táctico». El tiempo pasa, el equipo disputa los partidos y es incapaz de sumar puntos, no se toman las decisiones oportunas que le tocan al técnico del equipo. Jordi Fabregat no quiere arriesgarse a forzar jugadores como Néstor y Luque que siguen encontrándose cada partido en el banquillo. El técnico asegura que: «Néstor no juega porque ha salido de una lesión, Luque por decisión técnica y ése es el motivo. Jonxa está lesionado y no ha podido entrenar. Más allá de la alineación nos ha faltado fútbol».

Por otra parte, el equipo no se da por vencido e intenta reforzarse con nuevos fichajes como Pablo Ortiz que llega con muchas ganas de ayudar al equipo y después de presenciar el choque contra el Lealtad, prestó la siguiente declaración de apoyo al equipo: «las cosas no han salido y estamos hechos para tener el balón y lo vamos a lograr. Hay buenas cualidades e intentaré dar lo mejor de mí. Decido venir aquí porque creo que es donde más confianza me ha dado y eso te hace dar el paso. De todo se aprende y seguro que va a ser una buena experiencia».

También está el delantero Francisco Javier Peral “Javito”, contratado hasta final de temporada con el objetivo de frenar la sequía goleadora del equipo ya que es un jugador con experiencia en Segunda División y Segunda División B.

A pesar de todo, el equipo salmantino no se rinde y espera obtener puntos y salir de esta situación embarazosa lo antes posible por lo que este fin de semana se verá las caras con el Valladolid B e intentará sacarle el mejor provecho al partido, además el equipo anima a la afición guijuelense a que les acompañen en el partido contra los vallisoletanos con el objetivo de recibir apoyo y de quitar el mal sabor de boca a los aficionados.

Imagen: CD Guijuelo.

Síganme en @judyperezperez5 y sigue toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *