Opinión

El Lugo vuelve al ‘donde pongo el ojo pongo la bala’

Muchas veces he comentado desde estas líneas en las últimas jornadas que el Lugo había perdido el gol. Y es que los números me daban la razón. Hasta la jornada nueve, la última de ese fulgurante inicio de récord que hacía soñar a los lucenses que veían a su equipo invicto,  los de Luis César Sampedro eran los máximos realizadores de la categoría con 18 tantos. Desde aquel 2-2 ante el Mirandés, sus cifras menguaron para frenar al equipo en la tabla.

Si volvemos a esa jornada, la novena, los goles llegaban y se encajaban. Dieciocho tantos de los cuales 8 tenían la firma de Joselu. Ay Joselu, cuantas alegrías dio al equipo en esas jornadas con casi un gol por partido. A partir de ahí la cosa cambió. La mira estaba mal calibrada y los balones no entraban a puerta.

Hasta esta jornada en la Condomina, la capacidad anotadora del equipo amurallado se había visto mermada. Mientras el Lugo se mantuvo invicto logró dos goles por partido y desde la jornada diez, apenas 0,6. Entre las jornadas 10 y 16 se hicieron 10 dianas.

Este fin de semana el Lugo ha vuelto al ‘donde pongo el ojo pongo la bala’ y es que a pesar de que dominaron la pelota en la primera mitad, no gozaron de profundidad ni ocasiones. En la segunda, poca posesión y únicamente la llegada del gol. Tres ocasiones crearon en todo el partido y dos goles.

Además de las dianas poco más hubo, un disparo de Pita y una volea de Joselu. Sin duda muchos creerán que no fue un buen partido pero no me podrán negar que en cuanto a definición y acierto fue de sobresaliente. Y es que ya no se estará invicto, ni segundo y se anotará menos que en las nueve primera jornadas, pero que este equipo tiene pegada y jugadores como Joselu, que lleva 10 goles esta temporada y no se baja de la lista de pichichis, o Pedraza autor de los dos goles de esta jornada, es algo indiscutible.

Pero como todo en esa vida, no solo de meter goles viven los equipos también hay que evitarlos y pararlos. Y, en eso, el Lugo también está bien servido. Vale que la defensa este año no ha tenido sus mejores momentos en todos los partidos, pero bajo palos está un hombre que también tiene buen ojo para, en este caso, detener el esférico antes de que alcance la red de su portería, José Juan.

Ante UCAM, tuvo poco trabajo el meta lucense ya que los universitarios apenas le inquietaron pero cuanto tuvo que aparecer, lo hizo. El portero vigués desvió un penalti ejecutado por Collantes evitando así el empate y que su equipo volviese una semana más a quedarse sin los tres puntos. Con esta pena máxima ya son tres las detenidas por el guardameta en su etapa con el Lugo.

Con la defensa un tanto errante esta temporada tener un hombre así bajo palos da un poco más de tranquilidad al equipo atrás. Una tranquilidad que, como decíamos, sí se tiene con los hombres de arriba que tras un bajoncillo esperemos que vuelvan a su ser que por naturaleza es goleador.

Este fin de semana el protagonista fue Pedraza sin duda. Un jugador que juega siempre mirando hacia la meta rival. Un jugador que puede hacer cualquier genialidad si está en el campo. Un jugador al que a veces viéndolo jugar, y sabiendo que siempre hay margen de mejora, semeja que podría estar más arriba de lo que está. Un jugador que a veces peca de ambicioso pero que en ocasiones esa hambre de gol da sus frutos como este sábado en la Condomina.

Solo cabe esperar que los rojiblancos hayan retomado la senda de la efectividad goleadora y ante su afición este domingo los goles fluyan y los tres puntos se queden en el Anxo Carro. El rival, Numancia. Un equipo que también sabe anotar, lleva 20 goles,  y que quiere alcanzar la zona alta de la tabla.

Y es que el fútbol sin goles no es lo mismo y este equipo tiene las armas necesarias para que no falten. Forza Lugo.

Foto vía: laliga.es

Sigueme en Twitter, @Rosavazfre y a Sexto Anillo @SextoAnillo, en Facebook, www.facebook.com/SextoAnillo y en Instagram @SextoAnillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *