Crónicas NFL

Los Texans remontan y ganan en la prórroga a los Colts

Cuando más improbable parecía la victoria, cuando todo lo visto anteriormente hacía indicar que el partido estaba muerto, los Houston Texans le dieron la vuelta al partido para forzar una prórroga en la que un field goal transformado por Nick Novak les daría la victoria. Gracias a este triunfo en un importante duelo divisional los tejanos se mantienen en el liderato de la división más ajustada, dejando a los Indianapolis Colts en la última plaza de la misma, cuando a falta de tres minutos se veían con la victoria y el liderato en el bolsillo.

1

2 3 4 OT

T

Texans (4-2)

0 3 6 14 3

26

Colts (2-4)

3

10 0 10 0

23

 

Los Texans regresaban al NRG Stadium para enfrentarse a los Colts en un importante partido, intentando olvidar las pésimas sensaciones mostradas en Minnesota la pasada jornada y ofrecer la imagen de los partidos en casa, donde contaba sus partidos por victorias. Enfrente se encontraba un Andrew Luck que buscaba enlazar por primera vez esta temporada dos partidos ganados, y en la medida de lo posible sin uno de los finales de infarto a los que tiene acostumbrados a sus seguidores últimamente.

Pese a la baja de JJ Watt, todo hacía indicar que una de las claves del encuentro sería la superioridad del pass rush tejano sobre una offensive line de los Colts que cuenta con varios rookies debido a las bajas, y que lleva fallando en la protección del quarterback desde hace años. Con estas circunstancias Luck se preparaba para un partido en el que necesitaría de la ayuda del runningback Frank Gore para alejar la presión de su persona, así como la colaboración de sus receptores para ganar espacios rápidamente y permitir que lanzara con celeridad evitando el sack.

Ya desde el principio del partido Jadeveon Clowney demostraba por qué es el jugador con más tackles para pérdida de yardas de la liga al placar a Gore detrás de la línea de scrimmage forzando el primer punt de la noche; pero en el siguiente drive Luck se encontraría más cómodo, con Gore encontrando espacios y llegando con relativa facilidad a la redzone, zona del campo donde dominan esta temporada, siendo el equipo con más porcentaje de touchdown en esta situación. Sin embargo la defensa logró contener al potente ataque pese a las bajas en la secundaria (el CB Joseph se uniría a la lista de lesionados durante este partido) limitándolos al field goal.

Frank Gore realizó otro magnífico encuentro
Frank Gore realizó otro magnífico encuentro

El nivel de dominio de la DL tejana no era el esperado, pues a pesar de que Luck es el QB al que más veces han llegado a golpear o derribar desde que está en la liga, este front seven tejano mezclaba momentos en los que parecía presionarlo con comodidad, con otros en los que se veían contenidos,  provocando que los receptores de los Colts hicieran daño a la mermada secundaria. Este avance era logrado pese a la baja de Moncrief, ya que su función fue gratamente suplida por el novato Rogers, quien en una big play en la que rompió varios placajes puso a su equipo en la redzone de nuevo. Otro de los secundarios que tuvo que eregirse en líder fue el TE Doyle, quien ocupó el vacío dejado por Allen al principio del partido por una lesión de tobillo. Fue el propio Doyle quien anotó el primer TD de la noche gracias a un fake run que engañó totalmente a los LB de los Texans.

Los ataques de los de Houston en este primer tramo del encuentro no encontraban continuidad, ya que las carreras de Lamar Miller no producían demasiada ganancia de yardas, y Brock Osweiler se mostraba impreciso, ya que sus pases a receptores abiertos eran lanzados con excesiva fuerza, dando la sensación de buscar evitar la intercepción más que la recepción por parte de sus compañeros. Esta situación es especialmente significativa ante un equipo que destaca por ser uno de los que más yardas y puntos en contra conceden. Otra circunstancia a favor de los Colts es que estaban logrando completar buenos tackles, cuando uno de los males endémicos de este equipo son los errores en esta situación.

Frank Gore se iba sintiendo cada vez mejor, pues a pesar de que la defensa de Texans cerraba bien los huecos en la zona media, por donde más le gusta correr, fue capaz de encontrar espacio en la parte exterior, logrando mover las cadenas con la colaboración de TY Hilton, lo que puso el balón en situación de convertir otro FG. De esta forma el veterano Adam Vinatieri igualaba la segunda mejor racha de field goals convertidos de forma consecutiva de la historia.

La diferencia en el marcador se ampliaba, y Osweiler seguía temeroso e inseguro. Siete QB diferentes en los últimos dos años dan muestra de la desesperación tejana por encontrar al jugador franquicia de esa posición durante la pasada agencia libre. El resto del equipo necesitaba de un líder que llevara la manija de un equipo que es capaz de entrar en playoffs, pero que necesita ese punto extra de calidad para llegar más allá. Se apostó por un Osweiler al que se le puso encima de la mesa un contrato al alcance solamente de los mejores, esperando de él una actuación a la altura, algo que hasta el momento no se está produciendo, quizá por la presión inherente al contrato. La paciencia del público quizá le diera ese toque de tranquilidad necesario para conseguir la primera anotación de Texans llegando al descanso a través de un FG. Una intercepción en field goal range del inédito Nelson dejó el marcador en 13-3 al medio tiempo.

Osweiler siguió más tranquilo en la reanudación y por fin conecto con el receptor estrella Deandre Hopkins en varias ocasiones. Miller comenzó con su festival avanzando con decisión, y ya en disposición de anotar, en tercer down realizó una jugada de circo donde se libró de hasta cinco rivales para lograr el TD. Los Texans se quitaban un poco la espina de ser los penúltimos en efectividad en redzone y por fín conseguían llevar a cabo un drive largo y sin errores. Sin embargo una intercepción de Vontae Davis en la yarda 20 rival llevaba al TD de Luck por medio de una carrera ya en el último cuarto. El partido se ponía en chino para los de Houston.

A Osweiler le entraron de nuevo las dudas con esta última intercepción, pues su habitul vía de escape Hopkins se estaba viendo superado por Vontae Davis, por lo que recurría a un juego de carrera que, pese a funcionar, se convierte en previsible y no crea ningún peligro. Los Colts anotarían de nuevo por medio de otro FG de un Vinatieri que aumentaba su récord. Gore se convertiría en el primer jugador de los de Indiana en superar las 100 yardas de carrera en los últimos 56 partidos. A sus 33 años demostró que le quedan muchas balas en la recámara.

Fiedorowicz anotaría el TD del empate
Fiedorowicz anotaría el TD del empate

Los Colts se ponían 14 arriba y le daban a Osweiler la excusa para empezar a jugar suelto, momento que aprovechó para lanzar soltura y avanzar rápidamente, gracias en parte a la defensa prevent rival, que por evitar la big play permitieron a posteriori que los Texans anotaran tras otra magnífica jugada de un excelente Miller a falta de 2.37. EL exceso de conservadurismo que invade a los equipos en estas situaciones hizo que Pagano ordenara jugadas para gastar el reloj, pero debido a esto llegó un nuevo sack a Luck, quien prefirió no lanzar para parar el reloj. Esta situación provocó que el punt pusiera a los Texans en medio campo para comenzar el drive.

La figura a destacar en el momento de la verdad fue el TE CJ Fiedorowicz, quien con dos jugadas de gran ganancia de yarda consecutivas puso el empate. Cabe decir que Osweiler realizó un excepcional pase en la jugada de la anotación bajo mucha presión.  Nos vamos a la prórroga.

Este tiempo extra no tuvo mucha historia, durante la posesión de unos Colts que ganaron el sorteo no consiguieron mucho avance, quizá por el bajón psicológico de haber dejado escapar un partido ganado. Un sack de McKinney acababa con el drive. Lamar Miller ponía la guinda a su partidazo con unas carreras fundamentales, que junto con la espectacular recepción de Strong dejaron el partido visto para sentencia. El gol de campo de Novak puso el punto final a un encuentro loco para el delirio de la hinchada local.

Los Texans buscarán su primera victoria visitante contra el actual campeón de la SuperBowl los Denver Broncos, mientras que los Colts visitan Tennessee para intentar volver a la senda del triunfo ante los Titans.
(Fotos vía: Texans.com)

Adrián Sardiña

Síganme en @adriandinha y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *