Balonmano

El muro nórdico gana la batalla a las Guerreras.

Después de la revancha tomada en suelo brasileño ante Montenegro, la selección española de balonmano femenino tenía que enfrentarse a la vigente campeona olímpica, europea y mundial, la todopoderosa Noruega, que venía de cosechar una derrota frente a Brasil, el equipo anfitrión, y requería ganar el encuentro para evitar complicar su clasificación a la siguiente ronda.

No obstante, y a pesar de que históricamente las estadísticas tornaban a favor de las nórdicas, las guerreras hicieron reflejo de su entrega y pasión desde los compases iniciales. Oftedal abría el luminoso, pero Eli Chávez respondía de inmediato desde los 6 metros tras una buena asistencia. Y ese tú a tú se mantendría durante un tiempo. Las de Hergeirsson intentaban correr pero el repliegue defensivo español evitaba que hicieran mucha gala de ello. Mientras tanto Darly Zoqbi hacía de las suyas, lo que permitió que una España liderada por Nerea Pena dominase por momentos la contienda.

En ataque posicional un ajustado 6:0 rival evitaba que la cosa fuese a mayores, y dos goles de la prodigiosa Loke tras un gesto de libro retornaban de nuevo la igualdad. Jorge Dueñas pedía calma para frenar la vertiginosidad del choque, y el técnico islandés se vió obligado a parar el crono tras sucesivas pérdidas y encajar un parcial de 0-3 en contra. Entonces el protagonismo lo adquirieron las guardametas. Grimsbo sacó un balón clave a Eli Pinedo primero y otro a Carmen Martín después; pero Zoqbi no se quedaba atrás, y con 7 paradas acariciaba el 50% de eficacia. Mork, por su parte,  aparecía desde los 9 metros y Macarena Aguilar saltaba al 40×20 para aportar frescura a la ofensiva española.

El equilibrio seguiría siendo determinante y los ataques no se sucedían con la dinamicidad característica de ambas escuadras. Pero en el último parcial las noruegas lograron voltear la contienda y Dueñas pedía tiempo muerto para frenar la sangría. Carmen Martín recortaba distancia y de nuevo la actuación de Darly bajo palos fue clave para llegar al descanso perdiendo por la mínima.

Tras el paso por vestuarios, se reanudaba el encuentro. Parecía un calco de lo que se había vivido en los 30 minutos predecesores. Las defensas seguían siendo fundamentales y los ataques estáticos carecían de la fluidez necesaria para abrir brecha. Ante esta situación, la velocidad se impuso en el juego ofensivo, lo que permitió un intercambio de goles tanto en uno como en otro bando a pesar de desaprovechar oportunidades claras de lanzamiento.

Marta Mangué encontraría un carril por el lateral derecho, mientras que Nerea lo hacía desde el centro en apoyo para poder seguir metidas en el partido. Pero de nuevo turno de Kristiansen que, junto con Mork y Loke, permitía aumentar la renta de tres a favor (15-18) tras una exclusión de Barbosa. Noruega controlaba el ritmo del partido y las españolas se topaban una y otra vez con una defensa intensa que no hacía aguas.

El tiempo muerto español no pudo evitar que las nórdicas siguiesen abriendo distancia, que deleitaban tanto con circulaciones largas y conexiones entrelíneas como con el imparable juego a la contra. Gracias a ello alcanzaban una renta máxima de más 6, que parecía sentenciar el encuentro a falta de 8 minutos.

Al final España lograba recortar distancias hasta el 24-27 definitivo en un partido donde se aguantó a la campeonísima 45 minutos. Errores claros de lanzamiento y pérdidas en la reanudación fueron claves frente a un rival que no perdona.  Y así lo calificaba Macarena Aguilar en declaraciones post-partido: ‘nos ha faltado ritmo de balón en ataque y ellas son muy fuertes. En defensa muchos desajustes en cambios de oponente, que han sabido leer muy bien y por ello son claras ganadoras. Pero no influye en nada, queda mucho y hay que pensar de cara al futuro, en Brasil’.

Por lo tanto y de momento, a pesar de la derrota no hay nada perdido. Jornada de descanso para corregir imperfecciones y así poder dar la talla ante Brasil el miércoles día 10 (14:30 hora española), próximo rival que cuenta con la ventaja de jugar en casa y que no pondrá las cosas fáciles.

Ficha: España 24 (10+14) – 27 (11+16) Noruega

España: Darly Zoqbi (11 paradas) y Silvia Navarro (3 paradas), Marta López, Carmen Martín (3), Nely Carla (2), Marta Mangué (4), Macarena Aguilar (3), Eli Chávez (3), Eli Pinedo (1), Nerea Pena (2), Lara González, Patri Elorza, Naiara Egozkue (1), Alexandrina Cabral (5)

Noruega: Grimsbo (10 paradas) y Lunde (1 parada), Molid, Arntzen, Kristiansen (7), Alstad (1), Loke (4), Mork (5), Oftedal (4), Frafjord (1), Riegelhuth, Kurtovic (1), Herrem (3), Solberg (1).

Parciales: 3-2, 5-5, 7-6, 8-7, 8-8, 10-11 (descanso), 11-12, 15-16, 17-18, 18-22, 20-26, 24-27 (final).

Árbitros: los alemanes L. Geipell y M. Helbig. Excluyeron a Alberto (2) y Barbosa por parte de España; y a Alstad, Loke, Kristiansen (2) y Frajford (descalificada) por parte de Noruega.

Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo A de la fase de grupos celebrada en el Future Arena de Río de Janeiro, Brasil.

Imagen destacada: COE

Síganme en @RaquelMH3, y sigan toda la actualidad e información deportiva en @SextoAnillo (Twitter e Instagram) y Facebook.com/sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *