Previas

El choque del orgullo y del sueño

Ucrania e Irlanda del Norte se verán las caras este jueves a las 18:00 en el Parc Olympique Lyonnais con la finalidad de decidir los segundos tres puntos del Grupo C.

Ambas selecciones han dejado un papel un tanto irregular en la primera jornada, cayendo derrotadas ante rivales a los que le plantaron cara pese a ser de alto nivel. En el caso de los de Europa del este, Alemania fue su verdugo por un 2-0 en el que Manuel Neuer tuvo que lucirse para que los de Joachim Löw se hiciesen con la victoria. Schweinsteiger cerró un marcador un tanto extraño que pudo perfectamente haber quedado decidido a favor de los ucranianos.

Por otra parte, los norirlandeses vivieron un final más dramático que les hizo caer ante Polonia por 1-0 debido al solitario tanto de Milik. Sin embargo, sus expectativas no pasan ni mucho menos por conseguir hacerse con un hueco extremadamente grandioso en la segunda fase, sino por hacerse con un capítulo en la historia de un país que desea ver cómo su selección puntúa o tiene posibilidades de adentrarse en Octavos como el mejor tercero.

De esta forma, se plantea un enfrentamiento en el que ambos conjuntos desean puntuar les cueste lo que les cueste, dando este hecho mucha más ilusión a sus futbolistas. Si se observa desde un plano deportivo, claramente, la selección ucraniana puede presumir de poseer grandes personalidades en la élite del fútbol; caso de Andriy Yarmolenko, Yevhen Konoplyanka, Taras Stepanenko, e incluso un viejo conocido de la talla de Anatoliy Tymoshchuk. Mientras tanto, por parte de sus rivales, los jugadores no son de tanto calibre, aunque su forma de luchar es digna de alabar, así como su organización, la cual destaca en ciertos momentos de los encuentros.

Analizando, pues, las opciones de cada una de ellas, cabe destacar que la victoria de Ucrania podría permitirles, en caso de que derrotasen a Polonia, el situarse en segundo lugar y adentrarse en la siguiente ronda de manera inmediata, mientras que un empate la obligaría a luchar hasta el final en una última jornada en la que también los polacos se jugarían todo. Irlanda del Norte, por su parte, tiene muy complicado el avanzar, dado que el cara a cara del jueves sumado al del próximo martes ante Alemania se convierten en lugares casi inalcanzables para una selección sin excesivo peso en sus filas.

Aún así, todo puede ocurrir. Nadie olvidará jamás aquella gesta de Dinamarca en 1992 cuando los hermanos Laudrup, Schmeichel y compañía levantaron la Eurocopa de Suecia. En ellos nadie confiaba, y terminaron por hacer historia. Quién sabe si este es otro capítulo más.

Imagen: www.trome.pe

Pueden seguirme en Twitter (@neyfranzambrana) o consultar toda la información deportiva en nuestra cuenta oficial: @SextoAnillo. Además, si no disponen de él, también nos encontramos en las plataformas de Facebook (www.facebook.com/sextoanillo/) e Instagram (@sextoanillo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *