Crónica Crónicas Gimnasia Artística Más Deporte

Mundial de Stuttgart: EE UU sigue arrasando

Las finales femeninas por equipos de los campeonatos del mundo de gimnasia artística presentan siempre (y no iba a ser menos en Stuttgart) tres interrogantes, una por cada escalón del podio:

  1. ¿Por cuántos puntos de diferencia ganará Estados Unidos?
  2. ¿Conseguirá Rusia ser regular y alcanzar la plata?
  3. ¿Quién quedará en tercer lugar?

La primera pregunta tiene una respuesta fácil: los suficientes como para no tener que preocuparse en caso de algún fallo inesperado.

Para la segunda, debemos incluir al equipo chino en la ecuación: dos fortísimas selecciones que pecan de falta de regularidad competitiva.

En cuanto a la tercera, varias eran las contendientes: Francia, que cuenta con la campeona europea entre sus filas; Italia, con un equipo prácticamente júnior; y las propias China y Rusia.

Estados Unidos se destacó del resto ya en el primer aparato, el salto, con Biles y Carey haciendo el Cheng y McCallum el Yurchenko doble. Por este mismo salto optaron las tres chinas (Li Shijia, que sacó un pie, Qi Qi y Tang Xijing). Esta gran rotación las colocó en primera y tercera posición respectivamente, mientras que Rusia se colaba entre medias gracias a una excelente rotación de asimétricas ofrecida por Spiridonova, Agafonova y Melnikova. También con unas buenas asimétricas, Francia alcanzaba la cuarta posición.

En la segunda rotación empezaron los problemas: EE UU sumó su primer fallo al perder McCallum un giro en asimétricas. A pesar de ello, sus compañeras Biles y Lee pudieron revertir la situación y preservar su primera plaza. Esta oportunidad no supo aprovecharla China, que con dos caídas de Tingting (una de ellas en un healy) descendió al tercer puesto. Tampoco supieron hacerlo Rusia y Francia en barra con varias caídas por parte de ambos equipos. Quien sí aprovechó la coyuntura fue el equipo italiano, que presentó en salto a las gemelas Damato y a Giorgia Villa con tres excelentes Yurchenkos dobles que las colocaron segundas.

Continuó la desdicha en la tercera rotación: Lee se cayó en barra en su serie acrobática en plancha. Una vez más, las norteamericanas no tenían nada que temer, pues Eaker sí clavó su ejercicio y Biles se permitió el lujo de no acabar con su flamante nueva salida —doble agrupado con doble pirueta—, sino con un doble agrupado con pirueta. Si la F. I. G. no le otorga su merecido nivel de dificultad por considerarlo un elemento de riesgo, ¿por qué arriesgar?

La moral de Tingting se vio gravemente herida en asimétricas y eso se vio reflejado en barra con una caída en el mortal adelante agrupado. Chen Yile y Li Shijia remontaron para China, que continuaba tercera. Mientras, en suelo, la gran actuación de Rusia la mantuvo cuarta, pero a Francia, pese a destacar tanto en ejecución como en dificultad, no logró sacarla del pozo del octavo puesto. Italia se lució en asimétricas y para aquel entonces ya se postulaba  como una clara aspirante a medalla.

Estados Unidos cerró su competición con el ejercicio de Biles: Un Biles —doble en plancha atrás con media pirueta— de entrada y un histórico Biles II —doble agrupado atrás con triple pirueta— de salida. Y ella, con una sonrisa de oreja a oreja mientras ejecutaba semejante genialidad. Rusia aseguró su plata con sendos Yurchenkos dobles de Shchekoldina y Melnikova y un Rudi de Akhaimova. China se redimió con una buena rotación de suelo, pese a no ser su mejor aparato (de hecho, sus dos mejores aparatos —asimétricas y barra— las dejaron compuestas y sin medalla). Italia entró en el podio con una barra de infarto, desplazando a las asiáticas por una diferencia de solo medio punto.

La respuesta a la primera pregunta: cómodamente, casi 6 puntos.

La respuesta a la segunda pregunta: afortunadamente, sí.

La respuesta a la tercera pregunta: asombrosamente, Italia.

Es necesario recordar que, a pesar de no clasificarse para esta final, el equipo español ha logrado clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio, gesta que no lograba desde Atenas. A esta alegría, hay que sumarle la del equipo masculino, que también se ha clasificado. Será la tercera vez que ambos equipos compitan en unos mismos juegos, tras Sidney 2000 y Atenas 2004.

En la final individual en Stuttgart, salvo sorpresa negativa, la gran favorita es Biles, que buscará el histórico quinto oro; mientras que Lee, Melnikova, dos Santos, Black, Tingting, Derwael y alguna más se disputarán las otras dos medallas. Además, tendremos la oportunidad de disfrutar de nuestra gimnasta Cintia Rodríguez y su elegancia sin par.

Pueden consultarse los resultados completos en la web oficial de la F. I. G.

 

Fotos vía twitter.com/Simone_Biles

 

Síganme en @artisticgimnasi y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sextoanillo, y el Facebook Sexto Anillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *