Noticias Reportajes

La NBA se presenta más emocionante que nunca en la temporada 2019/2020

Después de finalizar el sexto partido de las pasadas finales comenzaba la principal “partida de ajedrez” a la que hemos asistido en la NBA a lo largo de los últimos tiempos. De hecho, este verano va a ser recordado por numerosos movimientos que han agitado la liga como nunca, dejando preparado un auténtico guion de final abierto para la próxima temporada. A continuación, vamos a analizar qué ha provocado esta situación.

Varias franquicias han decidido dar un salto de calidad uniéndose a la principal carrera del año, la lucha por el anillo. Los Ángeles Lakers, Los Utah Jazz, Los Ángeles Clippers, los Indiana Pacers y los Brooklyn Nets son algunos de los conjuntos que han modificado su roster para tener posibilidades de hacerse con el título. Pero sin duda, el principal desencadenante de estos movimientos ha sido la caída de los Golden State Warriors.

Cambio de panorama para los Golden State Warriors

La grave lesión de Klay Thompson y la marcha de Kevin Durant han hecho que los Golden State pasen de ser casi un fijo en la final de la NBA para la mayor parte de los expertos, a no encontrarse entre los favoritos en las mejores apuestas en Las Vegas. Esta caída del conjunto de la bahía ha dado posibilidades a los demás equipos de hacerse con años de poder en la liga. Por su parte, el nuevo equipo de San Francisco ha sido el último gran dominador, dejando un panorama en el que no hay ningún favorito claro.

Durante el siglo siempre ha habido alguna franquicia que sobresaliera de forma considerable por encima de sus competidores. Los Lakers de Shaquille Oneal y Kobe Bryant, los Bad Boys 2.0, los San Antonio Spurs de Greg Popovich o los Miami Heat del Big Three fueron algunas de las plantaillas que cumplían todas las expectativas, llegando a la final sin alterar los pronósticos.

Los últimos “sospechosos habituales” han sido los Golden State Warriors, pero la liga se ha igualado por vez primera, por lo que nadie sobresale por encima del resto de manera desmesurada. Cierto es que suenan algunos favoritos, como los Milwaukee, los dos equipos de Hollywood o los Houston Rockets, pero no hay un favoritismo tal como los que se daban con los de la bahía, ya que no hay ningún súper equipo en estos momentos.

De los “Big Three” a super equipos, a los dúos

En la NBA se ha pasado de los “Big Three”, los Celtics (Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce), los Miami Heat ( Lebron James, Chris Bosh y Dwyane Wade); a súper equipos como el formado por los Golden State Warriors y finalmente los dúos. En ninguna de las franquicias hay ahora mismo más de dos jugadores en su roster de nivel All Star.

La explosión de este verano ha sido tal que 8 de los últimos participantes de All Star han procedido a un cambio de equipo, lo que ha modificado la liga por completo. Así pues, los aficionados de la NBA pueden estar contentos, ya que la lucha se torna de lo más emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *