ATP Crónica Crónicas Tenis

Thiem y Tsitsipas jugarán la final de Pekín

El jugador austriaco se impuso en su semifinal al ruso Karen Khachanov en un disputadísimo encuentro en 2 horas y 43 minutos de juego, donde el número 4 del mundo tuvo que encontrar su mejor nivel para derrotar a un correoso Khachanov.

Por su parte, Tsitsipas derrotó al alemán Zverev en un encuentro plagado de vaivenes de los dos tenistas que se resolvió en favor del griego en 2 sets: 7-6 y 6-4.

Thiem se impone a Khachanov en un duro encuentro

En la primera semifinal del ATP 500 de Pekín, se disputó uno de los mejores partidos del torneo, donde Thiem se impuso a Khachanov por 2-6,7-6 y 7-5

Desde el inicio se vio un alto ritmo de juego con largos peloteos y juego desde el fondo. En ese contexto el más hábil fue el ruso que comenzó dominando la primera manga por 3-0.

El cambio de pista le sentó mejor a Thiem que llegó a recuperar el break y situarse 2-3, pero el buen nivel del ruso con su saque y su gran resto hicieron que el jugador moscovita se llevará la primera manga por 2-6 tras romperle el saque a su rival hasta en dos ocasiones más.

El segundo set comenzó siguiendo la tónica del primero, con un Khachanov muy sólido desde el fondo y un Thiem dubitativo e incapaz de hacer daño al ruso. Pero todo cambió cuando en el quinto juego, Thiem mostró un gran nivel desde el fondo y con acierto en la red para romper el saque de su rival y ponerse con 3-2, por primera vez, con ventaja.

La vuelta desde el banquillo sin embargo no le sentó demasiado bien al primer cabeza de serie del torneo, que volvió a esa espiral de dudas en su juego y cedió su saque en favor del ruso. El break le dio un nuevo impulso al moscovita que se mostraba muy sólido y confiado en su tenis y lograba consolidar la recuperación del servicio.

Con 4-3 en favor del ruso, Thiem servía para mantenerse en el set, pero de nuevo el gran nivel de Khachanov y su falta de frescura en el movimiento, le llevó a ceder de nuevo su saque. Con 5-3 y saque, Khachanov se veía muy cerca de la final pero eso que se dice muy a menudo en tenis de lo difícil que es cerrar el partido le pasó factura y perdió el servicio.

Con su saque Thiem se mantuvo sólido y comenzaba a verse alguna grieta en el juego del ruso atenazado por los nervios. La situación no fue a más y no se produjeron más breaks llegando a un definitivo tie-break donde empezó mejor Thiem, pero por errores propios y grandes aciertos de su rival, Khachanov llegó a situarse hasta 5-4 a las puertas de la pelota de partido, pero ahí Thiem se mantuvo más sólido y logró darle la vuelta a la situación y llevar el partido hasta el definitivo tercer set.

La tercera manga comenzó con un Khachanov de nuevo muy sólido sometiendo al austriaco y rompiéndole el servicio para ponerse 2-0, pero Thiem se mantuvo con calma para recuperar su saque e igualar el set a 3.

A partir de este momento, el número 4 del mundo sacó su mejor nivel del partido para ir sacando sus servicios con suficiencia, mientras que su rival, parecía un paso por detrás, sufriendo mucho para ganar su servicio hasta que en el definitivo duodécimo juego, con 6-5 a su favor, Thiem dio un paso más para situarse con pelota de partido con 15-40, donde el austriaco sometió a su rival para ganar el encuentro y clasificarse para la gran final, lo que a su vez, le clasifica para el Masters de Londres.

Tsitsipas será su rival

La otra semifinal ponía frente a frente a dos talentosos tenistas representantes de la Next Gen: Zverev y Tsitsipas

El partido comenzó con el ritmo de la otra semifinal y con un Zverev dominante llegando a situarse con 2-0, el griego poco a poco se fue encontrando en el partido y logró recuperar el break para ponerse 3-3.

En uno de sus vaivenes habituales, Zverev había pasado de dominar el partido break arriba, a situarse 5-3 abajo y saque de Tsitsipas.

Pero el griego no supo cerrar el set y cedió su servicio en favor del alemán. Los dos mantuvieron su servicio sin demasiados problemas hasta el tie-break, donde el alemán fue mejor llegando a tener tres bolas de set y saque con 6-3, pero los aciertos de su rival y sus fallos de concentración, le llevaron a perder el primer set por 8-6 en el tie-break.

El segundo set mantuvo la tónica del final del primero, con un acertado Tsitsipas y un Zverev que aguantaba su servicio en el primer juego a duras penas. Pero en el tercer juego, el alemán no pudo resistir al vendaval de juego del griego que le rompìó el servicio hasta en dos ocasiones situándose 5-1.

El talento del alemán apareció cuando el partido parecía acabado llevando al partido a un final más igualado. El tenista de origen ruso fue capaz de levantar hasta 2 bolas de partido con 5-1 al saque y romper el servicio de su rival para ponerse a tan sólo un break de diferencia (5-4).

El definitivo décimo juego del segundo set comenzaba plácido para el griego, que se colocaba con un cómodo 40-0, tres nuevas bolas de partido que desperdiciaba en favor del alemán que se comenzaba a creer la remontada. Pero nada más lejos de la realidad, Tsitsipas cerró el partido a la sexta ocasión, certificando su pase a la final, donde se enfrentará al número 4 del mundo, Dominic Thiem.

@c_herranz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *