ATP Crónica Tenis

Cabal y Farah imperan en New York y conquistan el sueño americano ¡Campeones del US Open! (1)

No cabe duda de que son los mejores tenistas del 2019 en la modalidad de dobles. En su tercera final de Grand Slam (la segunda consecutiva), los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah se encumbraron de nuevo en lo más alto del tenis mundial. El ya más que conocido ‘Colombian Power’ se llevó el título de dobles del US Open.

Los N°1 del mundo supieron imponer su momento fulgurante, y su incontestable jerarquía, para derrotar a otra dupla hispanoparlante, el argentino Horacio Zeballos y el español Marcel Granollers. En una hora y 31 minutos, la dupla sudamericana logró poner cifras concretas al marcador en sets corridos, 6-4 y 7-5.

Cabal y Farah demuestran que no tienen techo. Con este nuevo paso consagratorio, han logrado asegurarse su puesto en el ATP World Tour Finals de Londres (semifinalistas en 2018). Además, lograron asegurar sus nombres en la cima de los ránkings de dobles como equipo e individualmente. Por donde se le mire, han dejado su impronta en la élite del tenis, y van por más.

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, campeones del US Open 2019.
Imagen: @Fedecoltenis

Se habla español

Esta final de dobles del US Open va a quedar enmarcada no solo por un nuevo hito de los colombianos en medio de un 100% de efectividad en finales de Grand Slam. Más allá de esto, este duelo decisivo se recordará por haber sido un partido enteramente en español.

Del otro lado de la red estaban Zeballos y Granollers, octavos sembrados del cuadro, y quienes también han logrado dejar su marca en el circuito. El partido final, era apenas su 11° partido como pareja, y sin perder uno solo, lo que significa una marca de efectividad digna de resaltar.

Además de la final alcanzada este viernes, ya se habían coronado recientemente como campeones en el Masters 1000 de Canadá, torneo en el que sus rivales habían perdido en primera ronda.

Granollers, regresaba a una final de US Open desde aquella que disputó en 2014 junto con su compatriota Marc López, este último, campeón de Río 2016 junto a Rafa Nadal.

Por otra parte, Zeballos alcanzaba otra final en 2019, luego de ser campeón tres veces este año; el argentino, logró llevarse los títulos del ATP 250 de Argentina, y los Masters 1000 de Miami y Montreal.

Pero no solo eso; Zeballos en este 2019 también ha demostrado estar en un estado de gracia, puesto que alcanzó las finales del ATP 250 de Córdoba (Argentina), Eastbourne (final que perdió ante los mismos que enfrentaba en la final del último grande del año), y Bastad.

Horacio Zeballos y Marcel Granollers, campeones de Toronto 2019. Imagen: Minas Panagiotakis/AFP.

Sin lugar a dudas, la antesala del partido ponía a cuatro jugadores que por sus resultados previos y su ránking actual, prometían un tenis de alto vuelo: los colombianos, liderando el escalafón de dobles, Zeballos como N°7, y Granollers como N°27.

Enfrentamientos previos

Esta final del US Open era el primer partido entre ambas parejas, un duelo inédito. Esto, teniendo en cuenta que Zeballos y Granollers jugaban su segundo torneo juntos. Sin embargo, el argentino sí registra un historial de enfrentamientos más nutrido frente a los colombianos.

Marcel Granollers/Horacio Zeballos (izq); Juan Sebastián Cabal/Robert Farah (der). Imagen: https://www.mendovoz.com

En este 2019, Zeballos ya se había enfrentado tres veces ante los cafeteros. En los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, supo vencerlos de manera consecutiva. Sus partners, Nikola Mektic (CRO), y Máximo González (ARG) respectivamente.

Su único revés ante Cabal/Farah, fue en la final del ATP 250 de Eastbourne, haciendo pareja con Máximo González.

El camino a la final

Cabal/Farah

Cabal y Farah lograron imponer en todo su camino hasta la final su condición de favoritos.

En primera ronda, superaron a la pareja del uruguayo Pablo Cuevas y el estadounidense Steve Johnson con facilidad 6-2, 6-3. Luego, derrotaron a los británicos Daniel Evans y Cameron Norrie con algo de afugias, por 5-7, 6-4 y 6-3. Ya en Octavos de final, se impusieron a la dupla holandesa de Robin Haase y Wesley Koolhof con un doble 6-4.

Llegó la victoria en cuartos de final ante Luke Bambridge (GBR) Y Ben Mclachlan (JPN) por 6-3 y 7-6. Y como previa a este partido decisivo, dieron cuenta de los británicos Jamie Murray y Neal Skupski en sets corridos, ambos por marcador 7-6.

Zeballos/Granollers

En la otra vereda, la dupla hispanoargentina también demostró un nivel excelso a lo largo de estas dos semanas.

En el debut, los sembrados N°8, superaron a los belgas Sander Gille y Joran Vliegen en sets corridos 7-6, 7-5. Luego, derrotaron a los norteamericnos Evan King y Hunter Reese, con parciales 6-4 y 6-2. En octavos de final, hicieron lo propio, con sufrimiento, ante Rajeev Ram (USA) y Joe Salisbury (GBR), 6-3,5-7 y 7-6.

Estando entre los últimos ocho, lograron pasar por encima de los austriacos Jurgen Melzer y Oliver Marach, por 7-6 y 6-4. Por último, confirmaron su tiquete en la gran final al doblegar a los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Mies con un doble 7-6.

Flushing Meadows se preparaba para recibir a las dos mejores parejas de estas dos semanas. Y el Arthur Ashe, con una amplia parcialidad de público colombiano, se aprestaba para conocer cuál pareja sería la que domine el último de los cuatro grandes.

La final

Primer capítulo: autoridad colombiana

El match arrancaba bajo el techo cerrado del Arthur Ashe, y las acciones comenzaban a desarrollarse con bastante paridad. Ninguna de las dos parejas otorgaba ventajas.

Los primeros intercambios en los peloteos estuvieron plagados de rápidas voleas en la red, junto con envíos que cruzaban todo el perímetro de la cancha. Las aperturas de ángulos hacían ver acción en cada metro de la misma.

Pese a que ambas duplas lograban sacar adelante sus respectivos juegos de saque, ya se empezaban a vislumbrar varios puntos de referencia.

En primer lugar, quien se veía con mayor aplomo entre los cuatro contendientes, era Juan Sebastián Cabal. El colombiano se mostraba con mayor temple y firmeza a la hora de las ejecuciones, subidas a la red, y desplazamientos.

Por su parte, su partner, Robert Farah, aunque con un buen desempeño, reflejaba mayor tensión en sus movimientos, y era el más propenso a cometer errores. Incluso, dudaba en el lanzamiento de la bola cuando le correspondía el servicio.

Finalmente, el servicio, más que clave en esta especialidad, comenzaba a flaquear en la pareja Zeballos/Granollers. En los turnos de saque de ambos jugadores, antes del noveno game, ya habían concedido oportunidades de quiebre.

Puntualmente, en el tercer game del partido ya se generaron las primeras dos. Además, la primera doble falta del partido llegaba de manos de Zeballos.

Mientras tanto, Cabal y Farah se mostraban más consistentes con su saque, sin otorgar ninguna chance de break. Las combinaciones de devoluciones con máxima apertura por parte de Cabal, junto con voleas en medio de un juego de reflejos afinados de Farah, eran predominantes en el set.

En gran parte de la primera manga, se decantaban los libretos del partido. Mientras los colombianos se inclinaban al desarrollo de puntos con más ataque y agresividad, Granollers y Zeballos apelaban a la resistencia y la lucha a través de varios buenos servicios y smashes.

Todo transcurría sin mayores afugias, no hasta la llegada del noveno game. Estando 4-4, un par de devoluciones ganadoras de Farah y Cabal, comenzaron a encender las alarmas en sus rivales.

Pese a que pudo solventar esa situación con saques al cuerpo y con carga de Kick, Zeballos no se esperaba lo que venía.

Un error no forzado de derecha decretó un nuevo break point. Este, no se les iba a escapar a los sudamericanos. Su arma infalible, la devolución ganadora, hizo que se concretara aquella concesión.

Llegaba el primer quiebre para los colombianos gracias a una devolución profunda de Farah y un smash fulminante de Cabal.

Con el 5-4 y servicio, llegaba la hora de definir las cosas en este primer capítulo. Le correspondía a Farah con su servicio, dubitativo por demás, cerrar las acciones.

Granollers se resistía a dejar el set, y comenzaba devolviendo los saques a los pies de sus rivales. Pese al nerviosismo de Farah en el game, la calma fue fundamental para evitar que el pulso temblara. Prueba de ello, fue el primer ace del partido.

Finalmente, Farah conectó dos servicios al cuerpo consecutivos, y con ellos, el ‘Colombian Power’ pudo hacerse con el primer set. 6-4 en 42 minutos de partido.

Si quieres saber cómo finalizó otro partido histórico para el tenis de sudamérica, no dejes de leer la segunda parte de esta apasionante crónica.

Imagen destacada: Justin Lane / EFE / EPA

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *