Ciclismo Clasicas Crónica Sin categoría

Clásica San Sebastián: El nacimiento de Evenepoel

Ha nacido una estrella en la Clásica San Sebastián. Con tan sólo 19 años Remoc Evenepoel, campeón del mundo Junior y de Europa, se impone ante todo un pelotón del calendario UCI World Tour. ‘El niño’ nos ha sorprendido a todos con esta espectacular exhibición donde se había quedado primero en Erlaitz y el sólito conecto, luego se escapo con Skujins hasta llegar a la concha de San Sebastián ya en solitario.

El belga en su primer año como ciclista profesional deja a todos con la boca abierta, y es que el ‘chaval’ debería a su edad estar haciendo ‘pinitos’ en carreras Sub-23.

Una fuga donde marchaban nueve corredores: Ángel Madrazo (BBH), Barceló (EUS), Irizar (TFS), Grossschartner (BOH), Cerny (CCC), Lemoine (COF), Bole (TBM), Bowman (TJV) e Irisarri (CJR). En ella se despedía el corredor local Markel Irizar que decía adiós al ciclismo. Un corredor muy querido por todos que fue capaz de superar un cáncer de testículos ya hace algunos años.

A 60 kilómetros de meta, ya sólo mantenía el tipo Fernando Barceló en la escapada. En el pelotón marcaba el ritmo el equipo Movistar Team con Mikel Landa y después Pedrero. Un pelotón donde ya no iban ni Julian Alaphilippe, ni Egan Bernal que según su equipo padecía un resfriado.

A 49 kilómetros era cazado Barceló. Comenzaba la pelea en el grupo por la lucha de posiciones. Llegando al comienzo del Murgil, el alavés Mikel Landa se dejaba llevar y se descolgaba del grupo de los favoritos. Una ascensión donde no se produjo ningún ataque y Pedrero mantuvo el ritmo provocando una selección (aquí se quedaba Remoc Evenepoel). En la cima, tomo el mando Andrey Amador que mantenía el ritmo y hacía camino para volver a subir otra vez el Murgil, mientras conectaban corredores, entre ellos Remoc Evenepoel.

Y es aquí cuando a falta de 20 kilómetros saltaba del grupo Skujins con el campeón del mundo junior Remoc Evenepoel. Amador aguantaba en un principio las distancias donde no preocupaba para nada la victoria final para el grupo. Pero, cuando estos dos acariciaban los 50 segundos, entraba el Astana con Omar Fraile para reducir las distancias con los escapados.

Comenzaba el Murgil y los dos fugados mantenían una sorprendente y preocupante distancia de 48 segundos con el grupo de los favoritos. Skujins no podía con ‘El niño’ y se quedaba. Omar Fraile no reducía las distancias y Alejandro Valverde buscaba al ‘chaval’ a 800 metros de la cima. Los espectadores alucinaban al ver a un corredor desconocido para muchos sacar una ventaja que prometía ganar la carrera. Así fue, corredores como Mollema, Valverde, Van Avermaet, Izagirre, Konrad… no pudieron con él y el espectacular y maravilloso belga REMOC EVENEPOEL entraba por el Boulevard dándose golpes en el casco al borde del llanto, porque señores/as nadie podría creérselo, incluso ni el.

El podio lo completaron Van Avermaet y Marc Hirschi.

Síganme en @12danirodriguez en Instagram o @12danirr en twitter y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Fotos: https://www.klasikoa.eus/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *