Ciclismo Crónica Tour de Francia

Teunissen vence y se pone líder en Bruselas

El ciclista neerlandés Mike Teunissen  (Jumbo Visma) se ha impuesto al sprint a Peter Sagan (Bora Hansgrohe) y Caleb Ewan (Lotto Soudal) en la primera etapa del Tour de Francia con salida y llegada en Bruselas, vistiéndose así con el primer maillot amarillo de la ronda gala.

Bruselas acogió por undécima vez en su historia a la caravana del Tour de Francia con una etapa en línea con salida y llegada en la sede de la Comisión Europea.

La Grand Depart  ha salido de la capital belga en homenaje a Eddy Merckx por la conmemoración del  50º aniversario de su primera victoria en la ronda gala. En 1969, Eddy Merckx logró su victoria más incontestable en el Tour, anotándose la clasificación general con más de 17 minutos sobre el segundo (Pingeon), 6 etapas así como todas las clasificaciones secundarias: montaña, regularidad, combinada, y su equipo el Faema, se anotaba la clasificación por escuadras.

En Bélgica el ciclismo se vive casi como una religión. Su afición, una de las más fieles y entendidas del mundo, se agolpa en las cunetas de las grandes clásicas de Primavera. Los aficionados compran hojas con los dorsales de los participantes, pagan apreciables cantidades de euros por realizar excursiones en autobús para ver la carrera en sus puntos estratégicos, y las televisiones locales hacen programas previos y posteriores a las carreras analizando los pormenores de la competición.

En semejante marco se ha desarrollado la primera etapa del Tour de Francia de 194,5 kms, con un guiño a dos lugares sagrados del Tour de Flandes:  el muro de Grammont o Kapelmuur de 3ª categoría y el Bosberg de 4ª.

La etapa, analizada desde un punto de vista orográfico, podría resultar sencilla para los corredores, pero nada más lejos de la realidad. Casi 200 kms de carrera frenética por carreteras estrechas, adoquines y muros flamencos, y un pelotón desbocado donde todos quieren ir en cabeza protegiendo a sus líderes. Estas etapas pueden ser más peligrosas por los cortes y las caídas que muchas de montaña para los favoritos de la clasificación general.

Se ha hablado mucho de que la presente edición del Tour de Francia quedaba muy abierta tras la ausencia de Froome y Dumoulin, y así podría parecer por las ausencias y los escasos kms de crono. Sin embargo, tras hablar con los que saben de ésto, y analizándolo fríamente, los verdaderos candidatos a ganar en París, no pasan de 3 o 4, y en esta semana alguno puede quedar eliminado por mor de las caídas y los cortes.

Pronto se formó la primera fuga del día con 4 corredores: el campeón olímpico Greg Van Avermaet (CCC), Natnael Berhane (Cofidis), Mads Würtz Schmidt (Katusha – Alpecin) y Xandro Meurisse (Wanty-Groupe Gobert).

Los fugados llegaron a tener más de 3 minutos de ventaja antes de llegar al muro de Grammont, allí se desencadenó una batalla por ser el primero en pasar por la capilla flamenca. Finalmente Van Avermaet se impuso, en dura pugna con Xandro Meurisse. consiguiendo así el primer maillot de lunares rojos

Greg Van Avermaet ha inscrito su nombre en una lista de prestigio: la correspondiente a los corredores que han pasado en cabeza del Muro de Grammont en el Tour. El último fue un neerlandés, Bram de Groot (2004). Antes lo habían hecho belgas del relieve de Eddy Planckaert (1981), Patrick Sercu (1977), Lucien Van Impe (1975) o Roger De Vlaeminck (1969).

Tras pasar en cabeza por el muro de Grammont, Van Avermaet se descolgaba de la fuga dejándose absorber por el gran pelotón.

Aproximadamente en el km 65, la etapa dejaba Flandes por Valonia, y la carrera entraba en una fase de calma relativa con los tres fugados manteniendo una diferencia de minuto y medio sobre el pelotón.

El Bora decidió imprimir un fuerte ritmo al pelotón para cazar a los fugados justo antes del sprint intermedio del km 125 de carrera, donde Peter Sagan pasó en primera posición en su lucha por ganar el maillot verde.

A continuación saltó del pelotón el último valiente de la jornada, el francés Stephane Rosetto (Cofidis), quien anduvo fugado más de 60 kms, pero que fue perfectamente controlado por el pelotón de los velocistas. Nunca llegó a tener más de 2 minutos de ventaja y le cazado a 6 kms de meta.

Como era de temer, los hechos más relevantes de la carrera vinieron de la mano de las caídas. La primera llegó a 17 kms de meta, cuando uno de los favoritos, Jakob Fulgsang (Astana Proteam), sufrió una fea caída con cortes en la cara y magulladuras en codos y rodillas. Gracias al trabajo de su equipo fue reintegrado en el pelotón 10 kms más tarde. Tras la etapa fue examinado, y aunque le dieron puntos de sutura, no sufrió fracturas por lo que podrá seguir en carrera

La segunda caída se produjo a menos de 2 kms de meta, provocada en parte por uno de los mejores sprinters Dylan Groenewegen (Jumbo Visma). La montonera que se produjo afectó a varios corredores como Gerraint Thomas (Team Ineos), pero sin consecuencias de cara a la clasificación general.

Tras la primera etapa y 30 años después de Erik Breukink, un neerlandés (Teunissen) volvía a enfundarse el amarillo de líder del Tour de Francia. Por las bonificaciones, Sagan se sitúa segundo y Ewan tercero.Ver clasificaciones aquí.

Mañana domingo, se disputará la segunda etapa, una cronometrada por equipos de 27 kms en Bruselas con salida en el Palacio Real y llegada en el Atomium, que provocará las primeras diferencias entre los favoritos a la victoria en París. (Ver  el recorrido aquí ).

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *