Ciclismo Crónicas Giro de Italia

Zakarin sale victorioso del lago Serru

El ciclista ruso Ilnur Zakarin (Team Katusha Alpecin), venció con autoridad en la primera etapa de alta montaña del Giro de Italia, a continuación llegaron los españoles Mikel Nieve (Michelton Scott) que venía de la escapada y Mikel Landa (Movistar Team), quien tras un ataque a 17 kms de meta,  ha recortado notablemente la desventaja que arrastraba en la general con sus rivales directos.

La 13ª etapa de 196 kms, transcurrió entre las localidades de Pinerolo  y la cima del Lago Serru, localizada en plenos Alpes italianos.

El recorrido de alta montaña, presagiaba las primeras diferencias entre los aspirantes al podio de Verona. Mikel Landa, llegaba 3º a meta a 1’20» de Zakarin, Richard Carapaz  (Movistar Team) entraba a continuación a 1’38, Vincenzo Nibali (Bahrein – Merida) y Primoz Roglic (Team Jumbo – Visma) llegaron juntos a 2’57” del ganador, Simon Yates (Mitchelton – Scott) a más de 5′ quedando prácticamente descartado para la victoria final. Jan Polanc (UAE Team Emirates), conseguía mantener la maglia rosa cediendo 4’39» en meta con Zakarin.

Fuente: www.giroditalia.it

Desde el inicio comenzaron las escaramuzas, pero fue en el Colle de Lys, donde se formó la multitudinaria fuga del día (28 corredores), con dos hombres peligrosos de cara a la general, el vencedor Zakarin, y el holandés Bauke Mollema (Trek Segafredo).   Movistar Team, infiltró a tres hombres José Joaquín Rojas, Héctor Carretero y Andrey Amador de cara a hacer de puente ante posibles ataques de sus líderes. Rubén Plaza (Israel Cycling Academy), Ion Izagirre (Astana Proteam), Víctor de La Parte (CCC) y Mikel Nieve fueron los españoles infiltrados en la fuga.

Camino de la durísima segunda cima del día (Pian de Lupo), los escapados iban perdiendo integrantes, quedando solamente 13 corredores al coronar el puerto con 1′ 11″ sobre un grupo de 11 corredores integrado por los favoritos de la carrera. El líder Polanc ya pasaba retrasado, pero consiguió enlazar en el descenso tras una tregua de los patricios del pelotón.

Los corredores se acercaban a la ascensión del Lago Serru, un puerto largo de 20 kms, cuya dureza se acentúa en los últimos 6 kms llegando a los 2,240 mts de altitud. Por delante, la fuga perdía corredores, quedando los más fuertes, Zakarin, Nieve, Mollema y su gregario Giulio Ciccone (Trek Segafredo), quien además de hacer un impagable trabajo para el holandés, aprovechó los pasos intermedios para recuperar el liderato de la montaña. A 15 kms de meta, aventajaban al grupo de favoritos en 1′ 50″.

Movistar preparaba su zarpazo y a 16 kms de meta aceleraba Landa escapándose del grupo principal, Carretero se descolgaba de la fuga tirando del alavés hasta llevarlo junto a Amador, que se encargó de tirar de Landa durante unos kilómetros. Por detrás se producían unos hechos que iban a condicionar el devenir de la etapa: a 10 kms para meta Simon Yates no podía seguir el ritmo de los mejores, y Superman López (Astana Proteam), sufría una avería mecánica cuando la carrera iba lanzada. Perdió casi un minuto en la operación y fue a contrapié el resto de la subida.

A falta de 5 kms, el escenario de la batalla contemplaba a dos corredores jugándose la etapa: Zakarin y Nieve, a continuación Landa luchaba por distanciarse del grupo de Roglic y Nibali del que tiraba Domenico Pozzovivo (Bahrein), y por detrás Simon Yates, Jan Polanc y Superman López luchaban por no perder mucho tiempo con el grupo de Roglic.

En los kms finales, Zakarin lanzó dos ataques, al primero sólo resistió Nieve que terminó cediendo a poco más de un kilómetro a meta. Landa seguía abriendo hueco, y Roglic y Nibali sufrían los ataques de Carapaz y Rafal Majka (Bora Hansgrohe) para recortar su desventaja en la general.

El balance final fue muy positivo para Movistar, recuperaron el liderato en la clasificación por escuadras, Landa recortaba 1′ 34″ a Roglic y Nibali, Carapaz mostraba una gran fortaleza en el final de la etapa atacando al dúo Roglic-Nibali. Un impulso moral que necesitaba el alavés tras su desastroso papel en el inicio del Giro. Ahora deberán jugar con maestría, ya que disponen de dos piezas muy valiosas en el tablero, Landa y Carapaz.

El equipo de Roglic ha confirmado que carece de la fortaleza necesaria para arropar a su líder en las etapas de montaña. Roglic ha controlado a sus rivales directos  y en especial a Nibali, y ha distanciado a sus adversarios a priori más peligrosos: López y Yates. Sin embargo,  no se ha mostrado como el líder intratable que apabulló en las cronos. Todo ello, nos hace presagiar una más que entretenida semana final de Giro. Un lástima que Yates y López estén tan alejados en la clasificación general.

La maglia rosa Jan Polanc sigue al frente de la clasificación con 2’25» sobre Roglic Ver clasificaciones aquí.

Mañana sábado, se disputará una etapa corta de 131 kms entre Saint Vicent y Courmayeur, pero con 5 puertos puntuables, y final en cota de 3º categoría (Ver todo el recorrido aquí ). Será la tercera etapa alpina, por su perfil y kilometraje, apta para ataques serios en busca de la general.

 

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *