Análisis Football Americano NFC NFC Sur NFL

La mala suerte de los New Orleans Saints

Otra vez los Saints se quedaron a las puertas de la Super Bowl, en otra jugada polémica. Repasamos cual ha sido la trayectoria y el estado del equipo de Nueva Orleans en esta última temporada.

Un equipo bien formado

New Orleans ya demostró tener un gran equipo hace un año, cuando todo se fue al traste en el infame “Minneapolis Miracle”. Drew Brees está a un nivel envidiable, de los mejores quarterbacks de la liga, que junto a Ingram y Kamara en el backfield consigue un equilibrio en el ataque abrumador.

Pero si para mi algo han hecho bien es fijarse en sus flaquezas y buscar refuerzos. Las líneas, tanto ofensiva como defensiva, han sido los cuerpos que han logrado darle ese plus a un equipo ya extraordinario a ambos lados del balón.

Warford es una pieza clave en esta linea.

Jermon Bushrod y Will Clapp han sido los últimos refuerzos a un OL que se lleva forjando a fuego lento durante un par de años. Ellos se unen a Armstead, Unger, Warford, Peat y Ramzcyk que de por sí solos ya son una línea de un nivel increíble.

Han conseguido ser la mejor línea de la liga solo por detrás de la de Rams, dando una vida extra a Brees teniendo delante a defensas tan temibles como la de Ravens, incluso teniendo algunas bajas de renombre gran parte del campeonato.

Otra vez a las puertas de la final

En un año para enmarcar, dominando sin problemas su división y consiguiendo el Seed 1 de la conferencia incluso con igual record que Rams, todo eran alegrías en Nueva Orleans ya que todos los encuentros de playoffs pasaban por el Superdome obligatoriamente.

Y es que, aunque comenzaran con una derrota ante Tampa haciendo saltar todas las alarmas sobre el estado del equipo, lograron rearmarse y enlazar 10 victorias consecutivas, algunas tan sufridas como contra Baltimore o Rams y sobrepasando los 30 puntos en la mayoría de ellos.

Todas las apuestas los ponían directos a la Super Bowl y no andaban desencaminadas, vencieron a los Eagles, actuales campeones en ese momento, que venían enchufados tras su victoria en Wild Card y solo los Rams se interponían entre ellos y la final.

El partido fue un tira y afloja en el que los Saints lograron imponerse en la primera mitad, pero Suh y Donald lograron recomponer a su equipo y consiguiendo igualar el encuentro. Todo parecía de cara en el último cuarto cuando estando en la red zone en un tercer down, el árbitro no vio un clamoroso pass interference. El resto es historia, los Saints se vieron obligados a anotar un field goal, los Rams volvieron a poner el partido en tablas para al final llevarse el encuentro y pasar ellos a la Super Bowl.

De poco sirvieron las quejas de Payton a los arbitros.

Mucho se ha hablado de la actuación de los cebras en este partido, sobre todo en Nueva Orleans, llegando incluso a protagonizar un espectáculo en el carnaval de la ciudad. Pero en mi opinión cometieron errores a ambos lados, como un face mask a Goff en el tercer cuarto que nunca fue pitado. Si de algo deben quejarse la afición de los Saints es de la mala gestión del reloj de Sean Payton, mandando jugadas de pase teniendo un primer down en la red zone rival con poco menos de dos minutos en el reloj.

Ese es el verdadero culpable de que los Saints no estén en la final en otro año que lo tenían todo para ello.

Fuente imagenes: Neworleanssaints.com

David Armero

Síganme en @david_armero y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *