Análisis ATP Noticias Opinión Tenis WTA

Los salarios de los hombres y las mujeres en el tenis – (2)

AVISO: Al ser este un tema delicado, el desarrollo de este artículo se ha realizado con una perspectiva objetiva e imparcial y con fines puramente analíticos e informativos. Este estudio busca simplemente informar de algunos datos relevantes en relación al salario de los tenistas y con suerte, ayudar a que los argumentos que se utilicen en la próxima conversación / debate puedan partir desde una posición más objetiva  y con un firme fundamento. 

Índices de audiencia

Para continuar con el análisis de la brecha salarial, a continuación se comparan los índices de audiencia entre hombres y mujeres en algunas de las finales de Gran Slam de los últimos años. Se han elegido estos encuentros en concreto por las siguientes razones:

  • Son torneos en los que juegan tanto hombres como mujeres
  • Son los partidos que atraen a más espectadores
  • Los registros de audiencia son públicos y globales

Solo se han comparado las finales individuales y se han obtenido datos de las 24 últimas finales para manejar más datos y así facilitar el poder llegar a unas conclusiones más objetivas y acertadas. Los datos han sido obtenidos a través de: Sportsmediawatch, Tvtonight.com, NBC ESPN, FORBES, ShowBuzz Daily y Wikipedia

Antes de entrar en el análisis, algunas anécdotas del 2018 que condicionaron los resultados de algunas finales:

Wimbledon

En 2018, las semifinales masculinas fueron excesivamente largas y competitivas. En la primera ganó Kevin Anderson a John Isner en un partido de duro seis horas. Esta maratón acabó ocasionando que la otra semifinal se detuviera antes de acabar por falta de luz y motivó a que, días después de la final, la dirección del torneo anunciara cambios en el reglamento en partidos a 5 sets. Tras el desgaste físico y mental de la primera semifinal, el vencedor del partido que enfrentaba a Djokovic y Nadal, se postulaba como gran favorito a ganar el torneo. La semifinal entre el serbio y el español era la final deseada y anticipada por muchos. La final masculina, que acabó ganando Djokovic, reflejo una pérdida de interés y ayudó a que la final femenina (individual) superase a la masculina por primera vez en 13 años

Como se puede ver en el gráfico a continuación, los índices de audiencia de la final masculina continúan en declive desde la final de 2012 entre Murray y Federer

Foto 1 – Fuente: www.Sportsmediawatch.com

US Open

Cada vez que Serena Williams juega, sobre todo si es una final importante, es probable que su partido atraiga a un gran número de espectadores. Un claro ejemplo de su poder de influencia es que, a día de hoy, ha jugado en 5 de las diez finales del US OPEN más vistas de la última década, independientemente del género.

Independientemente de lo “grande” que se postule la final masculina: Federer – Murray (2008), Nadal-Djokovic (2011 & 2013), Djokovic – Murray (2012)… si Serena juega, la final femenina es más vista que la masculina

foto 2 – Fuente: www.Sportsmediawatch.com

En 2018, su final de US OPEN del año pasado contra Naomi Osaka atrajo a 3.101.000 espectadores, un millón más que la final masculina entre Novak Djokovic y Juan Martin del Potro que se quedó en 2.065.000 espectadores. Esta diferencia seguramente fue el resultado de la controversia que marco el encuentro y que se desencadeno cuando Serena recibió su tercer “warning” por abuso verbal (el juez árbitro la amonestó por recibir coaching y esta lo llamó “ladrón”). Hubo una gran pitada por parte de la grada, Serena perdió los nervios y acabó perdiendo la final. Toda la controversia eclipsó la victoria de Osaka, que se estrenaba como ganadora de Gran Slam, la cual pasó un mal trago durante la ceremonia de trofeos.

Foto 3 – Fuente: AP – Crédito: Julio Cortes

Estos son los índices de audiencia (millones de espectadores) de las últimas 24 finales de Gran Slam disputadas entre hombres y mujeres

Una vez recogidos y comparados estos resultados podemos sacar las siguientes conclusiones.

  1. De un total de 24 partidos solo 4 finales femeninas (16%) fueron más vistas que las masculinas (en 3 de ellas jugó Serena Williams).

Solo este dato, puede dar la impresión que el tenis femenino (en finales de Gran Slam) es mucho menos popular que el masculino. SIN EMBARGO, si sumamos todos los resultados obtenidos… las finales femeninas obtienen una audiencia total de 22,52 millones y las masculinas de 23,48 millones. Menos de un millón de espectadores las separan

Y hasta aquí este análisis! Desde @sextoanillo os animamos a dejar un comentario con vuestra opinion. Es un tema polémico del que hay mucho que aprender y que puede dar para un buen debate. ¡Hasta la próxima!

Sígueme en Twiter como @guilleamerican y sigue enterado de toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

  • Foto de portada de Iris Tech Concussion Blog – Iris Technologies
  • Foto 1 – Fuente: www.Sportsmediawatch.com
  • Foto 2 – Fuente: www.Sportsmediawatch.com
  • Foto 3 – Fuente: AP – Crédito: Julio Cortes

One Response

  1. El fallo aquí, en mi humilde (y feminista) opinión, es que comparen el público que va a ver unos partidos y otros. El público representa a la sociedad, que como todo el mundo sabe sigue siendo machista. Por lo tanto el público continuará con esa tendencia machista también al acudir a los partidos de tenis. Sin embargo, uno de los síntomas de que el mundo va igualando los sexos es precisamente que el público empieza a acudir a ver tenis femenino, en algunos casos, como dice este artículo, incluso por encima del público que asiste a ver los partidos de hombres.

    Mi madre, de 90 años, no ve tenis femenino porque dice que es más aburrido que el masculino. Sin embargo, cuando juega una española sí lo ve. Afortunadamente su machismo tiene menos importancia en su vida que su patriotismo…

    La cuestión es que, en los torneos en los que se une la WTA con la ATP, la entrada tiene el mismo precio para unos y para otros y, de hecho, sirve para ver partidos de ambas categorías. Antes quizá no era así, ahora uno paga por la pista, esté quién esté en ella. Sí es cierto que en las primeras fases suelen estar más vacías las pistas cuando juegan mujeres pero esto forma parte de la transición a la igualdad. Y precisamente desde que la entrada vale para todo, el público ha empezado a interesarse más por el tenis femenino. Antes sólo les interesaban las imágenes de cerca de los pantalones cortos y los gritos orgásmicos de Sharapova.

    ¿Y por qué el tenis está más igualado que el resto de deportes? En mi opinión, por supuesto, porque es un deporte que casi desde el principio han practicado todos. El resto de deportes los empezaron los hombres y más tarde (en algunos casos muchísimo más tarde) se incorporaron las mujeres. El tenis es un deporte tan fascinante (aquí pongo toda mi inevitable pasión) que lo practicarían hasta los monos si les diéramos una raqueta. Y por eso está equiparado y debe seguir estando equiparado.

    No hacen falta tantas estadísticas para demostrar nada porque el machismo aún sigue ahí y no se ha terminado, luego todas las estadísticas que seamos capaces de extraer siempre favorecerán a los hombres… De momento. Como se puede ver, cada vez estamos más cerca. Y eso, y no otra cosa, es el camino hacia la igualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *