Análisis ATP Tenis

Kevin Anderson en 2018: El año de su asentamiento entre los mejores

Kevin Anderson ha cerrado la pasada temporada como número 6 del mundo, habiendo llegado a su mejor ranking histórico, el top5, y consiguiendo 2 títulos ATP.

Tras un 2016 nefasto para él, plagado de lesiones y una gran caída en el ranking, en 2017 consiguió recuperar sensaciones y volver a escalar posiciones. Sin embargo, ha sido en 2018 cuando ha alcanzado su mejor nivel y se ha posicionado entre los mejores. Kevin comenzaba la temporada de la mejor manera posible, ganando el torneo de Mubadala venciendo a Roberto Bautista.

Tras hacer final en Pune, cayó en primera ronda del abierto de Australia frente a Edmund, que llegaría a semifinales.

Tras este decepcionante resultado en el primer Grand Slam del año, viajó en febrero a Nueva York para disputar su tercer torneo de la temporada. Finalmente conquistó aquí su cuarto torneo como profesional derrotando a Sam Querrey; esta victoria le metió en el top 10, llegando a ser número 9 del mundo, su ranking más alto hasta esa fecha. Habiendo repasado la temporada que hizo en 2017, era cuestión de tiempo que este salto al top 10 se produjera.

A lo largo del resto de la temporada confirmaría que su entrada en el top 10 no había sido puntual, demostrando una gran regularidad. En los dos primeros Masters 1000 del año, consiguió hacer cuartos de final. Mayor sorpresa fue las semifinales que alcanzó en Madrid, al no ser la tierra su superficie favorita. Sin embargo, en Roland Garros no pudo pasar de cuarta ronda. Allí fue derrotado por Schwartzman, pese a haber ganado los dos primeros sets.

Fue en la gira de hierba donde cosecharía el mejor resultado de la temporada. Llegó a Wimbledon como octavo favorito y con algunas dudas en su juego tras la gira de tierra; sin embargo, los cañoneros partían con ventaja en una superficie como la del All England Club. A lo largo del torneo fue demostrando que iba muy en serio; esto lo ratificó cuando derrotó al principal favorito en cuartos de final, Roger Federer. En semifinales venció a John Isner en un partido que duró más de 6 horas y media. Finalmente fue derrotado en la final por un Novak Djokovic en ascenso. A pesar de la derrota, llegó a su mejor ranking histórico, entrando en el top 5.

En agosto, hizo un gran torneo en Toronto, perdiendo en semifinales frente a un meritorio Tsitsipas; y en Cincinnati caería en octavos frente a Goffin. Llegó al Open USA como defensor del título; pero no consiguió superar los octavos de final, donde Thiem le venció. Cerraba así una no muy remarcable pero sí regular gira americana.

A continuación, tanto en Tokio como en Shanghái consiguió llegar hasta los cuartos de final; sin embargo, fue en Viena donde conquistó su título más importante hasta la fecha. Allí venció a Nishikori en la final. Además, con esta victoria consiguió clasificarse por primera vez en su carrera al Masters de Londres. Tras su título en Viena, fue derrotado en tercera ronda de Paris a manos de Nishikori. Finalmente, en Londres logró llegar a semifinales, donde Djokovic le eliminó.

Tras este torneo, Anderson ha cerrado la mejor temporada de su carrera; acabándola como número seis mundial, habiendo conquistado su primer ATP 500, llegando a la final de Wimbledon y clasificándose por primera vez al Masters de Londres. El sudafricano es sin duda un jugador muy a tener en cuenta en esta temporada 2019, siendo candidato a ganar grandes títulos.

Fuente de la foto: AELTC

Síganme en twitter: @juan_bq25 y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo, en twitter: @sextoanillo y también en instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *