Noticias Opinión Reportajes WWE

#0 Broken Dreams: Drew McIntyre

Comenzamos una nueva serie semanal donde expondremos carreras de wrestlers que prometían más de lo que dieron

Iniciamos, en este capítulo piloto, con la carrera de la superestrella de WWE Drew McIntyre. Se podría decir que el escocés se encuentra en el punto álgido de su carrera, siendo de lo mas relevante de Monday Night RAW y uno de los posibles contendiente al campeonato universal de Brock Lesnar. Por eso, nos centraremos en su primera etapa en la empresa de los McMahon.

Drew Mcintyre: “La primera vez que estuve en WWE firmé con 21 años, me sacaron de mi país y me trajeron a América y debuté 3 semanas después, así que nunca tuve la oportunidad de crecer y madurar como persona y aprender lo que es ser un hombre de negocios “

Tras luchar en varias empresas inglesas, Drew McIntyre firmó su primer contrato con WWE en 2007. Tras un año en SmackDown, donde no tuvo una gran relevancia, fue traspasado al precesor de NXT, FCW. En la ya extinta empresa de desarrollo obtuvo la relevancia que su talento demandaba. Formo un poderoso tag team con Stu Sanders llamado The Empire. Posteriormente consiguieron los Campeonatos por Parejas de Florida de FCW, aunque lo perdieron en apenas un mes. En ese momento McIntyre poseía un buen status, y no fue desaprovechado. Cuando Joe Hennig -actualmente conocido como Curtis Axel– dejó vacante el titulo máximo de la empresa debido a una lesión, se pactó una lucha entre Drew Mcintyre y Eric Escobar para determinar un nuevo campeón. El 19 de marzo de 2009 se coronó como Campeón Peso Pesado de Florida de FCW.

Después de acaparar todos los focos en FCW, Drew estaba listo para volver a las “grandes ligas”. En agosto de 2009 volvió a SmackDown atacando a R-Truth durante varias semanas. El talento, la carisma y el físico del escocés no pasaron desapercibidos entre la directiva. Drew caló especialmente bien dentro de los ideales del chairman. Por lo que el 25 de septiembre se produjo, posiblemente, el segmento mas importante de la “primera carrera” de McIntyre en la compañía. El propio Vince McMahon salió al ring y describió al joven luchador como, cito textualmente, “future world champion“. Después de estas declaraciones Drew se convirtió en el ojito derecho de Mr McMahon. Drew se convirtió en The Chosen One. 

Vince McMahon: “Me gustaría presentarles ahora a un caballero que firmé personalmente, aquí en SmackDown. […] Este hombre, damas y caballeros, será un futuro campeón mundial de peso pesado.”

El push no se hizo demorar. Tras una buena actuación en el Survivor Series de ese año, siendo el último integrante de su equipo en pie, recibió una oportunidad titular por el campeonato intercontinental. En TLC se enfrentó al por entonces campeón John Morrison. La oportunidad no fue desaprovechada y Drew se convirtió en el nuevo poseedor del título. Este fue su primer campeonato en la compañía. El campeón no desaprovechó su buena relación con Vince. Drew llegó a ser suspendido indefinidamente por el gerente general de la marca azul Teddy Long. Esta suspensión fue retirada en poco tiempo por el chairman. Los problemas llegaron cuando la facción Nexus atacó a Vince dejándole fuera de televisión durante varios meses. Esto lo aprovechó Teddy para despedir a McIntyre ya que su visa había expirado. Como curiosidad, a pesar de ser parte de una storyline, la visa del escocés había expirado realmente.

Tras volver a televisión, formó un breve tag Team con Cody Rhodes, llegando a capturar los campeonatos por parejas. En poco  más de un mes perdieron los títulos ante Nexus y el equipo fue disuelto. Después de esto, Drew se encontró sin ideas creativas y siendo relegado a storylines sin importancia y Dark matches. Cosechó una serie de derrotas que lo fueron enterrando poco a poco. Se intentó reanudar la storyline de hijo predilecto pero esta vez con John Laurinaitis. John salvó a Drew Mcintyre del despido, pero la storyline no terminó de cuajar. Fue insertado en el torneo para determinar el primer campeón de NXT, pero fue derrotado en la primera ronda por Seth Rollins.

El final del entierro para McIntyre llegó cuando formó un stable de jobbers con Jinder Mahal y Heath Slater. Como era obvio el trío no consiguió ninguna relevancia y simplemente era usado para perder o para segmentos cómicos. Finalmente el 12 de junio de 2014, Drew Mcintyre terminó contrato con la empresa. Pero por suerte para él y para el mundo del wrestling, Drew Galloway, el nombre que usó en las Indies, demostró a todo el mundo el gran wrestler que es. Cosechó múltiples títulos de varias compañías, como puede ser el campeonato maximo de TNA, Impact Wrestling en la actualid antes de volver a WWE, de la mano de Triple H. Ahora se encuentra en Monday Night RAW, afianzado como un main event, el lugar que nunca debió de abandonar.

Foto destacada vía: wwe.com.

Síganme en mi Instagram @jordi_arana y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales :facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram :sextoanillo y en twitter :@sextoanillo

https://platform.twitter.com/widgets.js

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *