El corazón del deporte

La lesión de la jornada: Danny Welbeck

De nuevo una semana más en nuestra sección de “La lesión de la jornada“, donde trataremos de analizar de manera sencilla y didáctica aquella incidencia deportiva más destacable.

En esta ocasión vamos a cruzar fronteras y nos vamos a desplazar hasta Londres, donde tuvo lugar la desafortunada lesión del jugador inglés del Arsenal Danny Welbeck, en partido de Europa League disputado este mismo jueves ante el Sporting de Lisboa.

Mecanismo de lesión

Corría el minuto 23 cuando el atacante inglés trató de realizar un remate de cabeza dentro del área rival. Tras la disputa aérea el apoyo inmediato que se produjo fue escalofriante, ya que la torsión del tobillo derecho fue antinatural y en ese mismo momento se temió lo peor.

Momento en que se produce la lesión.

Tal es así que las asistencias tuvieron que suministrarle oxígeno, ya que el jugador se encontraba en un estado de nervios y dolor agudo importantes.

A esta torsión la podemos denominar entorsis, que hace referencia a la lesión cerrada de una articulación debido a un giro brusco, que origina una subluxación breve con reposición inmediata y desgarro o distensión de los ligamentos con la hemorragia subsiguiente.

Esta lesión puede catalogarse en 3 grados diferentes:

Grado 1: De carácter leve.  Distensión, microrrotura, edema mínimo.
Grado 2: Moderado. Desgarro parcial ligamentoso, rotura macroscópica, dolor moderado y edema.
Grado 3: Es grave. Desgarro completo ligamentoso, dolor y edema importante, inestabilidad, probablemente quirúrgico.

En el caso de Danny Welbeck se sospecha de este tercer estadío.

De todos modos siempre habrá que determinar el grado de la lesión mediante una o varias pruebas diagnósticas (radiografía y resonancia magnética fundamentalmente).

Sus compañeros rodean preocupados al jugador.

Tratamiento

Como venimos advirtiendo en semanas anteriores el modo de actuación ante un traumatismo o ante la sospecha de una fractura es aplicando una inmovilización inmediata del miembro lesionado para evitar un daño mayor.

Seguido de esto aplicaremos hielo local para reducir a nuestro interés la respuesta inflamatoria.

A partir de aquí todas las técnicas analgésicas que ofrece la fisioterapia serán muy útiles, así como una buena coordinación con el equipo médico para determinar el momento y la forma en que se irán realizando las primeras cargas.

Para ello la hidroterapia será un factor importante en la correcta evolución del lesionado sobre todo en la primera fase de la lesión.

Tiempo de recuperación

A falta de confirmación oficial por parte del club la sospecha es que existe una fractura que afecta a la articulación del tobillo por lo que estaremos hablando de un plazo mínimo de 3 a 6 meses.

 

Síganme en @Ivan_Villanua y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Fuente de la imagen: Desconocida.

One Response

  1. Interesante artículo, no había oído hablar de esta lesión, sorprendente que necesitase la administración de oxígeno. Hoy además he aprendido una palabra, entorsis. Gracias y hasta el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *