Análisis UFC

El futuro de la división de peso mosca de UFC está en el aire

Hace una semana, el excampeón de peso mosca de UFC Demetrious Johnson fue traspasadoONE Championship a cambio de Ben Askren. “Mighty Mouse” abandonó UFC, siguiendo los pasos de Eddie Álvarez, por la puerta de atrás, después de perder su correa. Sin embargo, los últimos informes (vía bjpenn.com) revelan que quizás no sea el último peleador que se despida de la empresa antes de 2019.

El 7 de noviembre, el portal informativo FloCombat dio a conocer la intención de UFC de cerrar por completo la división de peso mosca este mismo año. En un principio, se podría pensar que este plan no es nada más que una teoría descabellada, pero a medida que avanzan las horas, la realidad se empieza a vislumbrar.

Esta misma mañana, los peleadores Jose “Shorty” Torres (8-1), Roberto “Little Fury” Sánchez (8-2), Justin Scoggins (11-5) y Jarred Brooks (14-2) han dado a conocer en las redes sociales que UFC les ha comunicado su despido. ¿La razón? El cierre de la división. Torres ha afirmado lo siguiente:

Soy el primero a quien le han rescindido el contrato. No me dejaron finalizar mi contrato con UFC, al que aún restaban 2 peleas, porque están despidiendo a la mayor parte de la división y no nos dan la oportunidad de subir de categoría y demostrar lo que valemos. Ahora es momento de pasar a más grandes y mejores cosas. ¡Buena suerte, chicos pequeños!“.

Scoggins también ha manifestado el desconocimiento que tenían los peleadores de la noticia:

Me llamaron y acepté una pelea, con menos de una semana de antelación, en peso gallo (contra Mark De La Rosa)… No volví a escuchar una m***** sobre esa propuesta hasta que mi mánager me ha informado que… ¿yo y el resto de la división de peso mosca estamos despedidos?“.

Para aumentar los rumores, el actual campeón de la división Flyweightel hombre que derrotó a Demetrious Johnson, Henry Cejudo, ha estado promocionando una posible superpelea contra TJ Dillashaw. Sin embargo, por ahora, está anunciado que el título que estará en juego será el de peso mosca, por lo que “Killashaw” tendrá la oportunidad de convertirse en campeón de dos divisiones de peso. Aún así, el futuro de “The Messenger” parece ligado a la división de las 135 libras, opción por la cual también apostarían otras caras conocidas.

Según informa el periodista especializado Ariel Helwani, “si ganaste tu último combate y aún te quedan peleas en el contrato con UFC, legalmente, no pueden despedirte. Esta es la razón por la cual veremos a algunos que subirán a la división de 135 libras en lugar de marchar“. De ser cierto, esto significaría que gente como Jussier Formiga, Deiveson Figueiredo Dustin Ortiz seguirán vinculados con la empresa dirigida por Dana White unos meses más. Sin embargo, el futuro de otros tops de la división como Sergio Pettis, Joseph Benavidez, Ray BorgJohn MoragaWilson Reis sigue en el aire, ya que todos ellos sumaron una derrota en su casillero en la más reciente presentación.

Si ganaste tu último combate y aún te quedan peleas en el contrato con UFC, legalmente, no pueden despedirte.

UFC inauguró la división de peso mosca en 2012 con un torneo que coronó al campeón inaugural. Demetrious Johnson salió vencedor, después de imponerse a Joseph Benavidez en la gran final, mientras que Yasuhiro Urishitani e Ian McCall completaron el cuadro. Seis años más tarde, el cinturón solo había conocido un dueño hasta que Henry Cejudo se lo arrebató el 4 de agosto de 2018. Si las previsiones se cumplen, la correa volverá a quedar huérfana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *