Ciclismo Crónicas Tour de Francia

Geraint Thomas gana en Alpe D´Huez y muestra que es el más fuerte de la carrera

El galés Geraint Thomas, del Sky, se consagró en la mítica cima de los Alpes. Sin duda se mostró el más fuerte, tras una sucesión de ataques entre los favoritos en la ascensión final. Froome, Dumoulin y Bardet le pudieron seguir y un gran Landa consiguió entrar con ellos después de no haber entendimiento entre el cuarteto cabecero. Nibali minimizó la pérdida, tras sufrir una caída con una moto y entró a 13 segundos con Roglic. El gran perdedor de la jornada fue Nairo Quintana que se descolgó a falta de 6km y cedió 47 segundos con los favoritos.

LA ETAPA

Foto: esciclismo.com

La duodécima etapa del Tour de Francia 2018 transcurrió entre Bourg-Saint-Maurice y el Alpe d’Huez, en un recorrido de 175,5 km, que incluía las ascensiones al Col de la Madeleine, Lacets de Montvernier y al Col de la Croix de Fer. Sin duda una jornada que se preveía como clave, ya que ha sido la última etapa en los Alpes de esta edición. La etapa venía marcada por la exhibición mostrada ayer por los dos líderes del equipo Sky en La Rosière. Hoy era un buen día para confirmar siel Sky era el equipo que gobernaba la carrera o si por contra sus rivales podían plantarle cara. Otra noticia que cabe destacar, es el abandono del colombiano Rigoberto Urán (segundo del pasado Tour) debido a la caída que sufrió camino de Roubaix y que ayer esas heridas le impidieran estar con los favoritos.

El inicio de esta gran etapa alpina fue realmente rápida. Ataques constantes desde que empezara la carrera. Anthony Pérez fue el que lanzó la primera ofensiva del día. Más tarde antes de comenzar el Hors Categorie del Col de la Madeleine, los Fortuneo con Barguil y Van Garderen buscaban crear la fuga. Movistar justo al empezar el puerto decidió asumir el control del pelotón y ante ese fuerte ritmo los de cabeza fueron absorbidos.

Marc Soler decidió mover la carrera, dejando descolgado ya desde el inicio a Wout Poels que este año parece no estar al nivel que esperaba el equipo. Finalmente la escapada se produjó. 28 corredores se unieron a ella, con la presencia de grandes nombres, entre ellos, Steven Kruijswijk, Alejandro Valverde, Ilnur Zakarin, Mikel Nieve, Pierre Latour, Rafal Majka o Julien Alaphilippe entre otros. Fueron haciendo camino, cogiendo tres minutos, sobre el pelotón que se quedó entonces con solo 65 corredores en el.

A 94 km de meta, llegaba el turno de subir Les Lacets de Montvernier, con sus curvas de herradura entrelazadas continuamente durante el puerto. En este punto, Steven Kruijswijk que se hallaba en la fuga se convertía momentáneamente en líder del Tour. Justo al empezar el puerto, Pierre Rolland decidía dejar atrás a sus compañeros de batalla y se fue solo hacía arriba. Hay que recordar que la última vez que se subió esta bonita ascensión ya disputó la etapa y en 2011 ya ganó en Alpe d´Huez. Pese a estos últimos datos aún quedaba por subirse entre medias el Col de la Croix de Fer, otro Hors Categorie.

En la bajada del puerto, se produjo un corte interesante. Valverde, Kruijswijk y Barguil conectaron con Rolland en cabeza de carrera. Mientras ellos miraban por luchar la etapa, cabe destacar que se bajaron de la bici Dylan Groenewegen, André Greipel y Fernando Gaviria. Estos se suman a los otros velocistas como Mark Cavendish y Marcel Kittel.

La fuga se quedó dividida con solo siete hombres en cabeza. Kruijswijk que se veía con buenas piernas decidió marcharse en cabeza en la Croix de Fer. Valverde encabezaba la persecución detrás. El holandés se vió que era el más fuerte y fue aumentando su ventaja. Al coronar ya era una lucha Kruijswijk contra el pelotón. AG2R y Movistar llevaron el ritmo en el puerto pero en la bajada y llano Kwiatkowski y Castroviejo se pusieron manos a la obra para recortar la distancia del holandés que seguía de líder virtual.

El Alpe d’Huez comenzó con Egan Bernal marcando el ritmo del grupo de favoritos. Ahí lo probaron Mikel Landa, Nibali y Quintana pero sin éxito. Solo Bardet pudo abrir hueco cuando Nairo Quintana empezó a sufrir y se descolgó a 6km. Bernal controlaba la distancia del francés y no le daba más de 15 segundos de ventaja.

A 4.5km Thomas tomó las riendas y decidió tirar para adelante. Froome decidió atacar. Se marchó solo. Nibali que lo intentaba seguir se cayó por culpa de una moto en un estrechamiento. El anglo-keniata se fue a por la victoria y la general. Otro golpazo que quería dar el Sky pero salió Dumoulin al rescate. Bardet, Thomas, Dumoulin y Froome se reagruparon en cabeza. Landa intentaba defenderse junto a Roglic.

A 2km Dumoulin atacó con fuerza y mostró la debilidad de Froome pero no la de Thomas. Finalmente se controlaron demasiado y permitieron a Landa entrar. En este proceso engulleron a Kruijswijk que acabó desfondado.

Mikel Landa se lanzó primero a por la victoria pero Geraint Thomas estaba intratable y esprintó para ganar y decir que a día de hoy es el más fuerte del Tour de Francia 2018. Nibali y Roglic no perdieron casi tiempo, apenas 13 segundos. Nairo Quintana llegó con Fuglsang a 47 segundos. Primeras conclusiones, a falta de la traca final la semana que viene y el sábado en Mende.

Etapa 13: Bourg d’Oisans-Valence (Llana, 169,5 kilómetros)

Foto: eltiodelmazo.com

Sin duda la jornada de mañana será más tranquila y de nuevo servirá para que los sprinters tengan una nueva oportunidad de brillar. Con dos cotas puntuables, la Côte de Brié y la Côte de Sainte-Eulalie, de tercera y cuarta categoría respectivamente y un sprint intermedio en el km 71 serán los puntos a tener en cuenta en esta etapa. Sin duda, una de las últimas oportunidades que tendrán los ya pocos velocistas que quedan en liza como Sagan o Démare antes de llegar a París.

Imagen destacada: independent.uk

Síganme en @CSKA_CS_09 y seguir toda la actualidad deportiva en @Sextoanillo, en www.facebook.com/sextoanillo y en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *