AFC AFC Sur Football Americano NFL Previas

Indianapolis Colts – En reconstrucción

La temporada pasada de los Indianapolis Colts fue sin duda, la peor de los últimos años, acabando con un récord negativo de 4-12. Al equipo se le vieron muchas carencias en el roster y esto, sumado a la lesión de Andrew Luck, acabó desembocando en la destitución del coaching staff con Chuck Pagano a la cabeza.

Un nuevo rumbo

Después de la espantada de Josh McDaniels, el nuevo equipo técnico comandado por Frank Reich, tiene la oportunidad de empezar un proyecto de futuro, al que no se le exigirán resultados a corto plazo y podrá trabajar desde cero, haciendo un equipo a su medida.

Uno de los primeros pasos para construir el nuevo equipo ya lo han dado, realizando un Draft adaptado a las necesidades del roster, que actualmente son muchas.

Draft 2018

Las elecciones de los Colts estuvieron marcadas desde un principio, por el trade previo que realizaron con los New York Jets, en el que intercambiaban su primera ronda (Nº3 absoluto), por la primera de los Jets (Nº6 absoluto) y por dos segundas rondas (Nº37 y Nº49).

Con primera ronda seleccionaron al Guard Quenton Nelson, probablemente para muchos, el mejor jugador del draft. Un prospect que está preparado para jugar desde el primer día y que puede marcar las diferencias en una línea ofensiva.

Quenton Nelson con la universidad de Notre Dame. Fuente: www.nbcsports.com

En segunda ronda, se hicieron con los servicios del Linebacker Darius Leonard, el Guard Braden Smith y los Defensive Ends Kemoko Turav y Tyquan Lewis.

En cuarta ronda seleccionaron al Runningback Nyheim Hines.

En quinta ronda eligieron al Wide Receiver Daurice Fountain y al Runningback Jordan Wilkins.

En sexta se hicieron con los servicios del Wide Receiver Deon Cain.

En séptima ronda seleccionaron a los Linebacker Matthew Adams y Zaire Franklin.

Ataque

Con las nuevas incorporaciones vía draft y algunas piezas que ya tenían, el equipo de la herradura cuenta con un ataque lleno de potencial. La incorporación de Nelson y de Smith al lado de los experimentados Kelly y Castonzo hace pensar en que la línea ofensiva ha pegado un gran salto cualitativo respecto al año anterior. Parece una unidad con una gran protección de pase, capaz de abrir huecos para la carrera y que el nuevo cuerpo de runningbacks pueda demostrar su valía, ayudando a Marlon Mack y haciendo olvidar al incansable Frank Gore, que partió rumbo a Miami. A todo esto, hay que sumarle la suspensión de Robert Turbin de cuatro partidos por violar las políticas de abusos de sustancias.

El tema recurrente siempre que se habla de los colts es el estado de Andrew Luck. Se ha comentado que ha empezado a lanzar, aunque con balones tamaño universitario y los rumores apuntan a que las molestias no acaban de desaparecer. Además de todo esto, el quarterback estrella de Indianapolis, deberá volver a encontrar las mecánicas de juego y el ritmo de competición. Tanto para el equipo, como para la liga en general, sería una magnífica noticia que uno de los últimos mejores quarterbacks llegados a la NFL, volviera a competir al máximo nivel.

 

Andrew Luck lanzando. Fuente: www.nbcsports.com

Todo esto hace pensar que Jacoby Brisset será el starter del equipo al inicio de la temporada, después de haber realizado una más que digna temporada anterior. Brisset además de contar con el Wide Receiver de más nivel del equipo T.Y. Hilton, contará con las nuevas incorporaciones de Fountain y Cain procedentes del Draft, que seguramente hagan el roster y puedan aportar más alternativas, olvidando a su vez a Donte Moncrief, que puso rumbo a los Jaguars.

Con todas estas armas, el coordinador ofensivo ganador de la pasada Super Bowl Frank Reich, deberá demostrar lo que es capaz de hacer en ataque, además de llevar el peso de todo el equipo como head coach.

Defensa

Probablemente sea el punto más débil del equipo. A pesar de las nuevas caras, el equipo de Indianapolis sigue teniendo muchos agujeros que tapar. El front seven verá si es capaz de generar presión, sin grandes nombres y con nuevas incorporaciones, que desde Freeney y Mathis, no ha vuelto a tener un pash rush decente. El cuerpo de linebackers, que ha sido de los más reforzados en el draft, tendrá que adaptarse con rapidez a la NFL y hacer ver que no se han gastado muchas elecciones en vano en esta parte de la defensa. En la secundaria, los jugadores de segundo año Malik Hooker, primera ronda y Quincy Wilson, segunda ronda, deberán dar un paso al frente y demostrar de lo que son capaces, generando amenaza para el ataque profundo de sus rivales.

Equipos especiales

Si alguien destaca por encima de todo en este aspecto, es el veterano Kicker Adam Vinatieri, una leyenda viva de la NFL que cuenta con una consistencia difícil de ver en otros jugadores. Su aportación al ataque junto con la del Punter de segundo año Rigoberto Sanchez, después de una buena temporada, será clave para maximizar las oportunidades de victoria del equipo, que apuntan a que no serán tantas como quisieran.

Adam Vinatieri en acción. Fuente: www.stampedeblue.com

Staff Técnico

Chris Ballard, general manager del equipo, ha puesto toda su confianza en Frank Reich, que a pesar de no tener experiencia como head coach, sus resultados con los Eagles el año pasado, le han aupado a lo más alto.

Reich ha dicho por activa y por pasiva que no cree que el equipo esté en reconstrucción, en contra de la opinión de la mayoría de analistas y expertos en NFL. Tiene bien clara la idea de que con jugadores jóvenes también se puede ganar. Esto hace pensar en que tiene plena confianza en su plan de juego y en poder adaptar a todas las nuevas incorporaciones desde el primer día y empezar a competir. Para todo esto, contará en la parcela ofensiva con Nick Sirianni y en la parte defensiva con Matt Eberflus.

Predicción

Estando en clara fase de reconstrucción, a un equipo de la NFL actual no se le pueden pedir grandes resultados. La franquicia de Indianápolis ha entrado de lleno en este proceso, contando con un renovado cuerpo técnico y con muchos jugadores recién llegados. Todo esto sumado a la cantidad de agujeros que hay en el roster y a la incertidumbre de Luck, indica que los resultados de la temporada apunten a estar entre los puestos 30 y 32. Este mal ranking les beneficiará de cara a la temporada siguiente para poder tener una gran posición en el draft y seguir creciendo. En definitiva, los Colts están ante la oportunidad de construir un equipo desde los cimientos a medio o largo plazo, y evaluar si lo harán en torno a su quarterback franquicia o si, por el contrario, su recuperación no es viable y tienen que fijar la vista en un nuevo líder.

Síganme en @Imrryk77 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *