Análisis Crónicas Gimnasia Artística Más Deporte

España pone el broche con un puñado de medallas en Tarragona

Un oro (Ray Zapata en suelo), una plata (Paula Raya en asimétricas) y dos bronces (Cintia Rodríguez en suelo y Néstor Abad en barra fija) fueron la recompensa a un gran trabajo en las finales por aparatos de los Juegos del Mediterráneo de Tarragona.

La primera final, suelo masculino, no pudo empezar mejor, a pesar de que Néstor Abad, quien contaba con la mejor nota en la clasificación, falló en el arabian doble en carpa —mismo fallo que cometió en la final individual—, error que lo hizo descender a la séptima posición.
El otro representante español, Ray Zapata, destacó con un ejercicio sin fallos, en el que clavó todas las diagonales gracias a la altura que obtiene de su potente tren inferior. Un 14.500 fue su nota final.
El podio lo completaron el turco Ahmet Onder (14.366) y el eslovaco Rok Klavora (14.133).

Sin tiempo para descansar —apenas para cambiarse el pantalón—, Néstor Abad avanzó a la segunda de sus cinco finales de la noche, caballo con arcos, en la que fue sexto. Aunque cuajó una gran actuación, con un ritmo pausado y una gran amplitud en las aperturas, las primeras plazas fueron ocupadas por tres especialistas en la materia: Cyril Tommasone de Francia (15.033), Robert Seligman de Croacia (14.966) y Marios Georgiou de Chipre (14.500).

Llegó el turno de la primera final femenina de nuestras gimnastas, las asimétricas. Ana Pérez era la gran favorita al llegar con la mejor nota, pero una caída en el Jagger en carpa nada más empezar deslució un gran trabajo de la sevillana, que finalizó quinta.
La sorpresa la dio Paula Raya, que con una limpísima rutina con buenas líneas y un doble agrupado con doble pirueta agrupado de salida, aprovechó los fallos de sus rivales y compañera para escalar a la segunda posición, por detrás de la francesa Louise Vanhille y por delante de la eslovaca Lucija Hribar.

En anillas, tanto Néstor Abad como Alberto Tallón presentaron buenas rutinas. Un desvío en un apoyo invertido de Néstor y una imprecisión en la transición de un vuelo a un Cristo de Alberto los colocaron quinto y sexto, respectivamente. El oro fue para el turco Çolak, que atesora ya varias medallas en el aparato. La plata, para el italiano Lodadio y la absoluta ausencia de balanceo en sus elementos de fuerza. El bronce, para el egipcio Zahran.

Tras un pequeño parón, las finales se reanudaron con Nicolau Mir en salto y Ana Pérez en barra.

No partía como favorita esta vez Ana, pero aun así se mostró muy segura. Apenas un desequilibrio en el mortal adelante y en la rueda lateral en una rutina con buen ritmo. Pero esta no pudo superar a la francesa Marine Boyer, con el ejercicio más bonito de la final, la italiana Giada Grisetti y la también gala Louise Vanhille.

Nicolau Mir volvió a fallar en el Driggs, como ya le ocurrió en la final por equipos. También sentó el Roche, que hasta el momento no le había supuesto problema alguno. Las medallas fueron para el francés Loris Frasca y los turcos Ahmed Onder y Ferhat Arican.

El cansancio no se hizo notar en la final de paralelas para nuestros gimnastas. Néstor tuvo problemas nuevamente en un apoyo invertido, aunque clavó el doble agrupado de salida y el resto del ejercicio fue rodado. Nicolau cometió el mismo pequeño error, pero también cuajó una gran actuación. Quinto y sexto respectivamente.

Néstor Abad en paralelas (fuente: @LaLiga4Sports)

Cintia Rodríguez cerró las finales femeninas con la elegancia que la caracteriza: una tremenda amplitud en las zancadas, una música perfectamente elegida que encaja a la perfección con su estilo. Un doble giro sin desequilibrio, doble en carpa clavado, otro giro que sí se fue un poco de eje, una exquisita doble pirueta de salida y una expresión preciosa le otorgaron la medalla de bronce en suelo, por detrás de Lara Mori y Uctas Sanli Resultó muy emotivo el abrazo que recibió de su compañero del club Xelsca, Nicolau Mir.

Como todo esfuerzo merece su recompensa, Néstor se redimió en la gran final de barra, donde finalmente obtuvo su ansiado y merecido metal, tras cinco finales en una sola tarde. En esta ocasión, Abad nos regaló una rutina con un excelente ritmo, sueltas con agarre cruzado, giros, dislocaciones y una doble pirueta casi clavada de salida. El chipriota Marios Georgiou y el turco Samiloglu quedaron por delante.

Con esta gran actuación y un total de siete medallas (dos por equipos, una individual y cuatro por aparatos) vuelven a casa nuestros gimnastas de los Juegos de Tarragona. Queda cada vez menos para los Juegos Olímpicos de Tokio, pero nuestros chicos están demostrando por el camino que van a ser duros contendientes. Que así siga.

Los resultados completos pueden consultarse en la web oficial de los Juegos del Mediteráneo de Tarragona 2018.

Fotos vía: team-esp.weebly.com, @LaLiga4Sports

Foto principal: team-esp.weebly.com

Síganme en @artisticgimnasi y sigan toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo, en www.facebok.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *