Opinión Roland Garros Tenis

Rafael Nadal, monarquía absoluta

Rafael Nadal Parera, rey en París por undécima vez, una monarquía absoluta en plepl S. XXI. Sí, once veces, y a estas alturas del cuento la pregunta que todos nos hacemos es dónde está el límite de este hombre.

Nadal empezó a jugar al tenis de la mano de su tío Toni, fue ahí cuando la leyenda comenzó. Ganó su primer Roland Garros en 2005, derrotando en la final al argentino Mariano Puerta, con 19 años recién cumplidos y convirtiéndose así en el cuarto jugador más joven en ganar este torneo. Sucedía lo mismo año tras año, mostrando tanta superioridad y haciéndolo parecer tan fácil, que comenzó a ser algo habitual, hasta que llegó Robin Söderling, primer hombre en hacer lo impensable, sacar al rey de su trono. Esta derrota solo sirvió para que el siguiente año volviera con más fuerza, levantando la copa de los mosqueteros un total de 5 veces consecutivas, hasta el 2015, año en el que caería en cuartos de final ante un tal Novak Djokovic. 2015 y 2016 suponen un calvario para el balear con las lesiones, tanto es así, que una lesión en la muñeca le obligaron a retirarse de Roland Garros en 2016.

Este cúmulo de lesiones y malos resultados hizo pensar a muchos que los buenos tiempos de Nadal ya habían pasado. Había cumplido los 30 años, edad a la que empieza el declive de la mayoría de tenistas. Fueron muchos los que intentaban enterrarle, antes incluso de que hubiera muerto. Pero nos olvidamos de que a un rey nunca se le puede dar por vencido.

Comenzaba la temporada 2017 y el balear venía con muchas dudas, y todos teníamos dudas sobre él. Nada hacía pensar que pudiera ocurrir lo que sucedió ese año mágico, ese maravilloso año 2017 que quedará grabado en la memoria de todos los aficionados al tenis. Después de la batalla por el número 1 entre Djokovic y Andy Murray en 2016, nadie se imaginaba una final en el Open de Australia que no les tuviera a ellos dos como protagonistas. Sin embargo, pasó lo impensable, algo de lo que todos nos habíamos olvidado y pensábamos que no volveríamos a ver, una final entre Rafael Nadal y Roger Federer. Nadal perdió esa final, pero llegó Roland Garros, ese sitio especial, esa segunda casa para el rey de la tierra, y sí, ganó su decimo trofeo en Paris. Nadie estaba muy seguro de lo que acababa de pasar, pero el hijo pródigo había vuelto, y a día de hoy, seguimos sin saber hasta cuándo.

Rafa llegaba este año a Roland Garros con muy buenas sensaciones, tan buenas que parecía imposible que no fuera él quien besara la tierra parisina. Y así ha sido, una vez más, 13 años después, continúa su hegemonía en París.

Allá por 1973, Margaret Court ganaba su undécimo y último Open de Australia, hazaña que para todos parecía irrepetible, porque, quién iba a pensar que otra persona volvería a ganar 11 títulos en el mismo Gran Slam.  Hoy, en 2018, nos preguntamos si volverá a haber otro como Rafael Nadal. Con 32 años, está en uno de sus mejores momentos de su carrera, y nada parece indicar que no vaya a seguir agrandando su leyenda, solo falta ver hasta dónde.

Fuente de la imagen: ATPWorldTour

Síganme en twitter: @juan_bq25 y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo, en twitter: @sextoanillo y también en instagram: sextoanillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *