Fútbol Sala LNFS Previas

Xota quiere brinda con la Copa por Eseverri

El gran capitán, Javi Eseverri, se retira a final de temporada. Si le hubieran dado a escoger un escenario donde disputar su última Copa de España, de seguro habría escogido un pabellón histórico. Y para él, salvando quizá “su” Anaitasuna, no puede haber un mejor escenario que el WiZink Center (antiguo Palacio de los Deportes) de Madrid. Un pabellón fastuoso con capacidad para 15.000 personas acogerá el sueño del capitán y de todo CA Osasuna Magna.

No lo tendrá fácil, ni mucho menos. El debut será este jueves a las 21:15 horas contra el todopoderoso Movistar Inter FS, bicampeón de Copa y tetracampeón de Liga, que además recupera a todos sus efectivos tras el alta de Ricardinho. Los de Imanol Arregui volverán a enfrentarse en cuartos a un transatlántico, como ya sucediese el año pasado en el Quijote Arena de Ciudad Real. Los navarros firmarían el resultado del año pasado, cuando dieron una imagen excelente con escasos siete jugadores de campo y consiguieron eliminar al FC Barcelona Lassa por penaltis.

Inter, un rival “alcanzable” para Xota

Los antecedentes esta temporada son para ilusionarse: 2-2 en Anaitasuna y 6-6 en el Jorge Garbajosa. Dos empates que llevarían a ambos conjuntos a la fatídica tanda. O no tan fatídica: Xota ganó a Barça por este método, como decíamos antes, e Inter se proclamó campeón tras una tanda de ¡18 penaltis! frente a ElPozo Murcia. Los verdes han arañado dos empates ante Inter, lo que no es casualidad, vista la brega del Xota ante los grandes rivales en esta temporada: victorias ligueras en Murcia y Mallorca ante ElPozo y Palma, empate en el Palau.

El club de Irurtzun camina con paso firme en la liga, donde ocupan la cuarta plaza en dura pugna con Jaén Paraíso Interior durante toda la temporada. Con 49 puntos y seis jornadas por disputar, no solo han certificado su pase a playoffs sino que están cerca de conseguir asegurar la quinta plaza (como mínimo) que les garantizaría el enfrentamiento con Jaén en cuartos de final, y evitar así uno de los tres grandes.

Y quien pueda pensar que el ambiente, o el hecho de que Inter juegue como “anfitrión”, ya puede quitárselo de la cabeza. De los 49 puntos cosechados en liga, 20 han sido en Anaitasuna y 29 fuera de su pabellón, incluido un 1-7 como visitante en el derbi navarro, ante Aspil Vidal Ribera Navarra. Si nos fijamos en goles, el balance en casa es +5 y fuera se dispara hasta el +25.

La base de la plantilla es la de los últimos años, a la que se ha unido Bynho. El menudo brasileño se cuela así con 11 goles (los mismos que Eseverri) entre los máximos goleadores del equipo, cerca de los 12 de Eric Martel, los 14 de Araça o los 15 de Rafa Usín, pichichi del equipo. Un apartado goleador que se ve cómo se reparte en el equipo, al igual que los esfuerzos y la intensidad defensiva. Con Imanol, eso no se negocia.

Un año más, los “espartanos” de Arregui vuelven a la lucha, a un escenario grande en el que siempre se crecen y en el que aspiran, una vez más, a dar la campanada. Aunque delante esté Inter. Porque si de motivación ya iban sobrados, la retirada de Eseverri en el fondo convierte este torneo en la última gran ocasión de conseguir un título para el eterno ‘12’. Difícil, pero si alguien puede dar la campanada son ellos. Y las sorpresas, aunque pocas, existen. Y si no que les pregunten precisamente a los jienenses, campeones en 2015.

Imagen destacada vía @cdxota

Sígueme en @gremplu y sigue toda la información del futsal en @SextoAFutsal y sigue todo el deporte en @SextoAnillo, en facebook.com/SextoAnillo y en instagram: SextoAnillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *