AFC AFC Sur Análisis NFL

Indianapolis Colts. Esperando tener mas “Luck” el año que viene

Los Indianapolis Colts han completado uno de sus peores años acabando con un balance de 4-12, después de haber mostrado tener muchas carencias y ser un equipo que debe reforzarse en muchas posiciones.

La temporada de los Colts ha estado marcada por una ausencia clave para el equipo, el quarterback Andrew Luck. A comienzos de año se estuvo especulando sobre la duración de su lesión y su posible reaparición a partir de la mitad de temporada, aunque según iban pasando las semanas, las esperanzas de verle jugar se vieron reducidas hasta confirmarse que no comparecería este año en la liga.

El equipo reaccionó ante la situación de Luck adquiriendo a Jacoby Brissett procedente de New England Patriots, donde figuraba como tercer quarterback. Los números de Brissett no han sido del todo malos, teniendo en cuenta las armas de las que ha dispuesto. Las carencias de la línea ofensiva han provocado que sea el QB que ha recibido más sacks de toda la liga. En el receptor T.Y. Hilton (966 yardas y 4TD) ha encontrado a su mejor aliado y a su vez, el veterano corredor Frank Gore (961 yardas) ha colaborado en la medida de sus posibilidades.

 

Andrew Luck y Jacoby Brissett. Foto: www.Indystar.com

Una defensa con falta de talento ha hecho un año bastante malo y no ha sido capaz de soportar al equipo. A esto además se le sumó la lesión del safety rookie Malik Hooker, que fue elegido en el pasado Draft en la posición 15 absoluta y había mostrado maneras de ser un gran jugador.

Con un equipo con agujeros en demasiadas posiciones, el head coach Chuck Pagano no ha sabido reaccionar ni cambiar la inercia del grupo, que ha acabado en los últimos puestos y ha provocado su despido de la franquicia de Indianápolis después de 6 años en el cargo.

A esta mala temporada, también se le ha sumado el auge de sus rivales de división. La AFC Sur ha logrado meter en playoffs a los Jacksonville Jaguars como campeones y a los Tennessee Titans por medio de Wildcard. Esto no se lo va a poner nada fácil a los Colts, ya que tendrán rivales muy duros contra los que enfrentarse, con un equipo que presumiblemente contará con muchas caras nuevas.

La nueva temporada del equipo no ha empezado de la mejor manera posible. Después de acabar la relación con Pagano, todos los rumores y las miradas estuvieron puestas en el coordinador de ataque de New England Josh McDaniels. Esta contratación no se podía hacer efectiva hasta que su equipo acabara la temporada, por lo que hubo que esperar a la Super Bowl.

Josh McDaniels, coordinador de ataque de los Patriots. Foto: www.nbcsports.com

McDaniels se había entrevistado con la directiva del equipo hacía más de un mes y habían llegado a un acuerdo para que fuera el nuevo entrenador jefe. La sorpresa saltó cuando el día en el que iba a producirse la anunciada rueda de prensa para presentarle, el todavía coordinador de New England se echó atrás, quedándose en su anterior franquicia. La noticia escandalizó a toda la NFL y dejó a los Colts en una situación bastante incómoda, ya que habían fichado al staff propuesto por McDaniels.

Unos cuantos días después, el equipo de Indianápolis anunciaba como nuevo head coach a Frank Reich, anterior coordinador ofensivo de los actuales campeones Philadelphia Eagles, cerrando así un capítulo amargo dentro de la nueva planificación y poder mirar al futuro.

Tanto el general manager Chris Ballard como Reich contarán con una posición bastante buena en el Draft (Pick 3) y con un gran espacio salarial para poder reforzarse en la agencia libre y poder construir un equipo con vistas al futuro.

Una de las cuestiones más importantes que tendrán que tener en cuenta de cara a la nueva temporada, será el estado de su quarterback estrella Andrew Luck. No faltan rumores ni especulaciones en toda la NFL acerca de su salud. Incluso se ha llegado a decir que la decisión de McDaniels pudo estar motivada por conocer y no confiar en el estado de la lesión de este. Todo esto, a pesar de que la dirección ha dicho varias veces, que todo va bien y en los plazos previstos. De cómo esté su hombro, dependerá en gran medida el rumbo que tengan que tomar los Colts. En caso de estar sano, tienen uno de los mejores jugadores de la liga en su puesto. En caso contrario, tendrán que tomar decisiones drásticas en torno al gran contrato del quarterback y su impacto salarial.

La franquicia de la herradura debe hacer muy bien los deberes en los próximos años para poder estar al nivel al que nos ha tenido acostumbrados y poder competir dentro de su división. Probablemente necesitarán reconstruir el equipo en muchas posiciones y fijar los cimientos con los que volver a desbancar a los nuevos líderes de la AFC Sur. Con o sin “Luck”, los Colts son una gran franquicia y tarde o temprano volverán a estar en la pelea tanto por la división como por algo más.

Síganme en @Imrryk77 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *