AFC AFC Sur Análisis NFL

Houston Texans – Mucho margen de mejora por delante

Los Houston Texans despiden un año en el que parecían optar a algo más que años anteriores, pero que, por la desafortunada lesión de su quarterback titular, vieron como su temporada se fue al traste.

Y es que en Houston se las prometían muy felices a comienzo de temporada, estrenaban flamante QB y además de amoldarse perfectamente, era bueno. DeShaun Watson fue un soplo de aire fresco para la franquicia.

Junto a DeAndre Hopkins y Will Fuller formaban una triada de ensueño que, junto a Lamar Miller en el backfield, formaban un ataque dinámico. Este último no destaca especialmente en estadísticas o big plays pero siempre te hace ganar una cantidad de yardas importantes, parece volar por debajo del radar, pero constituye una parte importante de su equipo.

Todo esto a comienzo de liga, a pesar de la desastrosa línea ofensiva. Una línea de la que solo se salva el center Nick Martin, un escandaloso coladero incapaz de proteger a su QB. Watson salvaba los muebles una vez tras otra gracias a golpe de talento, pero tras su lesión, se vio como no podían dar cobijo a Tom Savage. Aunque no fuera el backup que se esperaba, no se le puede achacar toda la culpa de lo acontecido en la segunda mitad de temporada.

Y es que las lesiones fueron un factor determinante en el devenir de los acontecimientos. Ya no solo la importantísima de Watson, en el poderosísimo front seven faltaban nombres de la talla de Christian Covington, Whitney Mercilus e incluso J.J. Watt. A esto hay que sumarle la pobre secundaria, posiblemente el cuerpo más débil del equipo, y que hacía que la defensa se colocara entre las peores de la liga. Mike Vrabel no demostró saber tratar lo que tenía en mano y su salida no ha sido ninguna sorpresa, tendrán que cruzárselo como Head Coach de los Titans el año que viene.

No nos engañemos, el equipo estaba lejos de ser competitivo. A la llegada de la jornada 10, última victoria del año a costa de los Cardinals, llevaban un récord de 4-6. Tras esto encadenaron una racha de otras 6 derrotas consecutivas que los hundían al final de la tabla de la mano de los Indianapolis Colts, otra de las grandes decepciones este año.

Para colmo, el asunto no tiene vistas de mejorar. Si vale, Watson ha demostrado tener un talento descomunal, pero no olvidemos que en este draft Houston no elige hasta la tercera ronda y hay mucho que buscar. Sin duda lo primordial es la OL si quieres que tu QB dure sano hasta diciembre, para luego comenzar con la secundaria que necesita una mejora urgente.

De momento han cortado a Brian Cushing, quien ya daba más tristezas que alegrías con sus idas y venidas con sustancias prohibidas, algo que lleva arrastrando desde sus inicios en la universidad. Eso libera salary cap para empezar a trabajar en una agencia libre que se augura con mucho movimiento.

(Fotos: Houstontexans.com)

David Armero.

Síganme en @david_armero y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *