Análisis Fútbol Sala Futsal Internacional Opinión

Cuatro goles y empate con Francia. Y ahora, ¿qué?

Faltaban varios días para la UEFA futsal EURO 2018 y todos los aficionados al fútbol sala ultimábamos nuestra lectura de previas, hacíamos pronósticos y quinielas. Como muchas otras veces, el deporte decidía sorprendernos. El primer día, todo pronóstico ya había saltado por los aires. Rusia, una de las máximas favoritas, se dejaba dos puntos frente a una sorprendente Polonia, que empataba el partido casi en el último suspiro. Las críticas le llovieron a Skorovich, el seleccionador ruso. Se le achacaba que los nacionalizados no se habían dejado el alma por la camiseta, que había confeccionado una lista dejando a los mejores jugadores en Rusia, etcétera.

Pocos, por no decir ninguno, esperábamos que, tras la segunda jornada, los ríos de tinta se verterían por el combinado nacional español. Tras un partido en el que Portugal confirmó lo que se esperaba de ellos, nos acomodamos en el sofá para ver como una Francia debutante en una Eurocopa “con mucha calidad, pero poco trabajada tácticamente” –eso creíamos, al menos- caía derrotada por la campeona y máxima favorita que tenía que empezar con buen pie el campeonato.

El partido nos sacó pronto de esa ensoñación. La selección española solo pudo rascar un empate en un partido plagado de errores y en el que el miedo a perder pesó más que el beneficio de ganar. El combinado español encajó cuatro goles por primera vez en cuatro años y el partido dejó la sensación de que los debutantes y poco trabajados tácticamente eran los españoles y los actuales campeones, los franceses.

Entonces, ahora ¿qué? Pues, realmente, nada cambia y cambia todo. La exigencia para la selección española es ganar cada partido que juega y eso es lo que tienen que hacer para campeonar en esta UEFA futsal EURO 2018. Cuatro victorias en cuatro partidos consecutivos. España es perfectamente capaz de ello, pero a partir de ahora, juegan sin red. Un tropiezo y se volverán para casa.

Por el contrario, las sensaciones no son ya las mismas que tras el amistoso jugado en Las Rozas hace una semana. El equipo pareció plano y sin ideas, no encontró la manera de hacer daño a una Francia bien plantada atrás. Se cometieron errores grotescos en la salida de balón y en el repliegue que costaron tres goles y el juego de cinco parecía pura improvisación y falto de fundamentos tácticos que se trabajan desde cadetes. Y, sobre todo, España tuvo más miedo a perder que ambición por ganar el partido.

Quizá lo más preocupante de todo es que el seleccionador no fuera a por el partido cuando pudo hacerlo. Tras el gol del empate y con tiempo por delante, retiró al portero jugador de la pista. Esta estrategia, pese a no parecer todo lo trabajada que debiera, había hundido a los franceses en su campo y empezaban a achicar balones más que a buscar peligro. ¿Qué hizo retirar a Venancio a Bebe? La remota posibilidad de que una Francia muy aculada y sufriendo ante el portero jugador español robase el balón en algún error y marcase el quinto gol.

La pregunta es, ¿habría cambiado algo la derrota? A nivel de sensaciones, salir derrotados no habría cambiado nada. El empate ya sabe a derrota a jugadores y aficionados. A nivel de opciones, tampoco habría cambiado nada. España seguiría necesitando ganar a Azerbaiján en cualquier caso y jugando el último partido del grupo, sabría también la diferencia de goles necesaria para pasar a la siguiente fase. La única pega sería que, ante otra victoria de Francia, pasaríamos a cuartos como segundos de grupo en vez de tener opción de ser primeros.

En definitiva, el resultado dolió a todos, pero dolió más esa imagen de conformarse con el empate. Todo gran deportista debe tener mala memoria y afrontar el próximo partido como si fuese el último. En mi opinión, España sigue siendo la máxima favorita al título de Europa y será campeona al acabar el campeonato, pero, aunque lo sea, no se puede obviar que hace falta un cambio al frente del combinado nacional español. Hace falta un cambio de aires en el banquillo. Gracias por los servicios prestados pero, ¡váyase, señor Venancio! ¡Váyase!

Imagen destacada via www.marca.com

Síganme en @MrRobles21 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y la del Fútbol Sala en @SextoAFutsal, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *